ADRAMELECH “Psychostasia”

Download PDF
ADRAMELECH (fin) Album Cover ADRAMELECH (fin)
Psychostasia
Juanpa Pérez
Death Metal
Xtreem Music
2014
CD/LP
www.myspace.com/adramelechfinland
9


1. Heroes in Godly Blaze
2. Psychostasia
3. Seance of Shamans
4. The Book of the Worm
5. Thoth (Lord of Holy Words)
6. Mythic Descendant
7. As the Gods Succumbed
8. Across the Gray Waters
9. Intro - Heroes in Godly Blaze (Live)
10. The Sleep of Ishtar (Live)
11. Seven (Live)

Creo que no estoy descubriendo nada a nadie si digo que el disco que nos ocupa no es, ni mucho menos, una novedad. Es más, esta es la segunda vez que el álbum se reedita  tras su estreno, vía Repulse Records, allá por el año 1996 y la posterior puesta en circulación en el 2003, por parte de Blackend Records.

Así las cosas, mucho ha llovido desde que “Psychostasia” dejó de estar disponible para el pequeño gran público del Metal Extremo en cauces ordinarios y asequibles, al margen de los caprichos de Ebay y similares plataformas inflacionistas, por lo que los amantes del Death Metal de la vieja escuela, ya podemos dar palmas con las orejas.

Brevemente, apuntar que “Psychostasia” supone el primer lanzamiento en formato de larga duración del cuarteto de Loimaa ADRAMELECH, tras la publicación de dos demos y dos EPs imprescindibles, como son “Spring Of Recovery” (1992) y “The Fall” (1995). Incido en el dato de que la banda es oriunda de Loimaa; pequeña ciudad al sur de Finlandia, y hogar de las deidades deathmetaleras DEMIGOD; banda a la que ADRAMELECH siempre ha estado irremediablemente ligada, siendo su principal credencial, además de vara de medir, por haber crecido a su sombra (pese a datar sus orígenes de prácticamente las mismas fechas). No obstante, tres de sus componentes (los multiinstrumentistas Jarkko Rantanen y Ali Leiniö, y el guitarrista Jussi Kiiski) han sido parte de ambas formaciones, bien en sus respectivos “nucleos duros” o bien como músicos de sesión para directo.

Dicho lo anterior, inevitablemente, sobra decir que ADRAMELECH, siempre han sido considerados como los “hermanos menores de DEMIGOD”, así como por sus particularidades sonoras, unos alumnos aventajados de sus compatriotas y coetáneos DEMILICH. A título particular, decir que personalmente la discografía de ADRAMELECH es la que me parece más sólida de las tres bandas, aún con el handicap de haber cambiado sustancialmente de formación; pues si bien en sus más emblemáticas grabaciones permanecía el mismo “núcleo duro”, sus componentes iban variando en las funciones de guitarra, bajo, batería o voz.

En este “Psychostasia“, así como en los EPs precedentes, ADRAMELECH juegan una baza fundamental que configuró la personalidad de su propuesta sonora, diferenciándola del resto de la escena, que no es otra que el peculiar registro vocal de Jarkko Rantanen, a la postre batería de la banda,  que vocaliza combinando registros guturales y susurrados, confiriendo a los temas un aspecto que fluctúa entre lo brutal y lo espiritual, con un personalísimo aire fantasmagórico.

Al margen del tema vocal, ¿qué es lo que nos vamos a encontrar en este álbum? Sin duda, y por encima de todo, las oscuras melodías que definieron la escena deathmetalera finlandesa de los 90, marcando la diferencia con sus coetáneos suecos y, sobre todo con la vorágine procedente de los States. ADRAMELECH potencian el juego a dos guitarras, donde cada uno de sus hachas desempeña indistintamente el papel rítmico o solista, según lo requiera cada composición, formando un dúo (valga la coña) dinámico e impredecible, perfectamente arropado por una sección rítmica de bajo y batería que, no limitándose a los patrones estándar del género, coquetean con patrones rítmicos retorcidos y caprichosos, que tanto recuerdan en ocasiones a los ya citados DEMILICH. Mucho contratiempo, mucha escala de reminiscencia egipcia, mucha síncopa y sobre todo, mucha clase y experimentación.

La producción de “Psyschostasia” es una gozada para los amantes de los viejos sonidos orgánicos y naturales. No hay saturación de pistas, rimbombancias ni artificios que no puedan ser reproducidos en directo, salvo algún puntual solo doblado; pero en cualquier caso, el disco suena fresco y directo tanto en ejecución como en sonido, en una grabación que, si la escuchas con cascos y no te fijas en qué oído te has puesto cada auricular, no tardas en saber qué guitarrista suena por cada lado, pues cada uno interpreta los riffs con su propio rollo y naturalidad; cosa hoy por hoy impensable con la sobreproducción del 90% de las grabaciones de estudio.

Destacar algún tema del disco es francamente complicado, pero para no extendernos y hacer una “guía de escucha”, únicamente mencionar algunos de los momentos más memorables del disco, que merecen ser disfrutados, como las míticas paradas y break que arrancan el riff principal de “Heroes In Godly Blaze“; primer tema del disco, donde como ya anticipaba, los dos guitarristas lo dan todo en un frenético toma y daca donde se intercambian el papel rítmico y solista, machacan un mismo riff y posteriormente se desligan doblando las líneas melódicas… vamos, un no parar que se desarrollará paulatinamente durante los escasos 34 minutos de metraje del disco.

Perfecto ejemplo de lo anterior lo encontramos también en “Seance Of Shamans“, donde hay un perfecto balance entre partes “pisadas” y “desligadas”, en las que las las guitarras confluyen para crear caprichosos acordes compuestos; o la que da título al disco, Psychostasia”,  con una desbordante alternancia rítmica entre clásicos ritmos bombo-caja (llamémosles tupatupa para entendernos, jajaja), con medios tiempos y abruptas bajadas de intensidad; todo ello envuelto en un halo malévolo y evocador de antiguas deidades y civilizaciones, como perfectamente trasluce el artwork de Turkka Rantanen.

Mención aparte merece “The Book Of Worm“; tema que por derecho propio juega en la liga de grandes del género,  con su mítico inicio acústico y arranque a medio tiempo con épicas guitarras atresilladas que bien podían haber rubricado bandas coetáneas de la escena sueca en clásicos como “The Gallery” o “The Jester Race“; si bien, aquí entra el punto diferenciador de ADRAMELECH, que dando una de cal y otra de arena, enlazan estas partes más asequibles con riffs de dibujos carpichosos y retorcidos en los que fuerzan la métrica al límite al más puro estilo DEMILICH, tal como queda de manifiesto en piezas como en la trepidante “As The God Succumbed“.

Termino las menciones al repertorio, refiriéndome brevemente a dos cortes: “Mythic Descendant”, al que tengo especial cariño pues fue el tema con el que conocía a la banda, hace casi dos décadas en un recopilatorio “Repulsive Assault” de Xtreem Music: un tema oscuro, pesado y brutal donde los haya, donde la susurrante voz de Jarkko nos sumerge en un submundo de pesadilla y ocultismo. Y no quiero dejar de referirme a “Across The Grey Waters“, canción que cierra el disco y cuyo riff principal es una clara llamada al del tema inicial del disco, cerrando un círculo perfecto que, a un servidor, se le antoja demasiado breve (al igual que el resto de la discografía de estos finlandeses que parece estar dosificada en pequeñas raciones, que siempre dejan con ganas de más).

Esta reedición, remasterizada y que conserva el artwork original, verá la luz oficialmente para cuando se publiquen estas líneas, y viene con el añadido de incorporar tres bonus tracks en directo en los que la banda da una buena muestra de lo que venía anticipando acerca de la naturalidad de la grabación del disco, cuya ejecución puede ser perfectamente trasladada a un concierto sin que se pierda detalle alguno.

Un consejo: no dejéis pasar la oportunidad de haceros con un ejemplar de este disco; una de las piedras angulares del Death Metal finlandés de los 90. Sin duda, y no me cansaré de decirlo, la escena más injustamente infravalorada del panorama metalero de los últimos 30 años y que, hoy en día, dos décadas después, no deja de asombrar a propios y extraños con la gran cantidad de joyas que se pulieron en la tierra los mil lagos y que merecieron gozar de una infinita mejor respuesta por parte del público. En fin… dicen que más vale tarde que nunca…

 

Número de visitas: (360)

4 opiniones en “ADRAMELECH “Psychostasia”

  1. Germán López

    Con el ansia viva de que me llegue la edición en CD, todo un discazo y nota mas que merecida. Buena reseña compañero!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Portal