ALITOR «Eternal Depression»

ALITOR (ser) Album Cover ALITOR (ser)
Eternal Depression
Pedro Ingelmo
Thrash Metal
Witches Brew
2014
CD
www.facebook.com/AlitorOfficial
10


1. Realm of Grief
2. Eternal Depression
3. Horror
4. Contorted Existence
5. Embittered
6. The Artist of Deception
7. Nothing Lasts Forever
8. Drained

Pocas veces me sucede que cuando escucho por primera vez un disco actual me deje clavado en el sitio y lo oiga de principio a final sin pararlo. En este caso recuerdo cuándo fue y cómo fue, y tengo la impresión de que esa imagen se quedará en mi cabeza para siempre. Al igual que con las personas, pocos halagos se le pueden dedicar a un disco mayores que decir que uno recuerda fielmente aquella primera escucha. Pues así fue con este «Eternal Depression», título que, por cierto, no tiene nada que ver con el estilo de la banda y que no sé a santo de qué le han adjudicado. Esto no es ni Doom ni Drone ni Depressive Black, es Thrash del bueno, Thrash Metal del mejor que se puede uno echar a la cara, y ahí entra en juego otro elemento para que mi admiración por él sea tan rotunda, ya que hace tiempo que pienso que todo el «nuevo» Thrash que se produce no tiene nada de nuevo y me estomaga hasta límites indescriptibles, desde el hecho de que los grupos hagan gala de la etiqueta «sonamos a SLAYER y EXODUS» como algo digno de orgullo hasta la propia música, repetitiva, previsible y clónica, como no podía ser menos con tal de confirmar la mencionada etiqueta. Pero sigo escuchando y escuchando a ver si encuentro algo que me contradiga, y fue gracias a tal empeño por lo que me crucé con esta maravilla, así que solo por eso doy por buena la infinidad de horas malgastadas con grupúsculos de retro-Thrash de tres al cuarto.

No entiendo por qué en ciertos sitios describen a ALITOR como Thrash progresivo, porque si se les compara con el Thrash de los primeros 90, el de los «Distortion» de FORBIDDEN, «Life Beyond» de DEATHROW, etc, o con grupos que siempre tuvieron vocación progresiva como MEKONG DELTA, REALM o WATCHTOWER, hay muy poco en común. Lo que ocurre es que ALITOR están por encima de dogmas de estilo y hacen lo que les da la real gana, aparte de que tienen una ejecución impecable y un gusto por los detalles increíble. Si les apetece meter blasts lo hacen, si quieren abordar pasajes de Death melódico, también, si quieren gruñir gruñen, si quieren doblar guitarras solistas las doblan y si quieren exhibir precisión instrumental van sobrados. Pero el estilo es Thrash, Thrash Metal con mayúsculas, Thrash con toda la carga de técnica y de furia inherentes al estilo y a la vez con un grado de libertad absolutamente glorioso. Pero todo este planteamiento no sería por sí mismo efectivo si los temas no acompañaran, y vaya si acompañan… Cuando un grupo está en estado de gracia a nivel compositivo se nota, la inspiración fluye, cada riff es único, cada frase y cada solo son una pequeña obra maestra, y si a tanto talento se le une la habilidad de construir los temas con coherencia, el resultado es perfecto, como aquí sucede. De hecho, la madurez que exhiben al engarzar todos los materiales es sorprendente en un grupo novel que publica su debut, y da pie a soñar con una carrera de primerísimo nivel si las cosas no se les tuercen por el camino.

Aparte de todo esto, el disco suena de maravilla, la producción es clara y a la vez potente, el sonido es brillante y cortante como acero recién pulido, y la ejecución del grupo tiene la intensidad de un vendaval de energía juvenil. Me río yo del último disco de EXODUS y de sus torpes intentos de recuperar pegada, o en otros tiempos de perderse en construcciones megalíticas y riffs complicados: este «Eternal Depression» tiene ambas cosas y multiplicadas por cien, la vitalidad que desprenden ALITOR es arrolladora y a la vez es fresca, y sus composiciones no dan descanso. Velocidad, riffs técnicos, momentos melódicos, detalles de precisión instrumental, partes pegadizas, solos inspirados, entusiasmo y fuerza, estilo personal… no sé qué más pedirle a un disco de Thrash en pleno 2014. Solo uno de los ocho temas baja de los cinco minutos de duración, y solo en uno de ellos –«Nothing Lasts Forever»– he encontrado una frase que no suene propia y personal, sino en este caso importada del «Hallowed Point» de los dioses por antonomasia. Si tuviera que destacar alguno no sabría en cuál fijarme, quizá el propio «Eternal Depression», que reúne todos los rasgos de estilo del grupo, aunque no le anda lejos «Contorted Existence», que combina como pocos las partes agresivas con las melódicas (estas tienen gran peso durante la primera mitad del álbum y luego se van atenuando en la segunda) y tiene uno de esos microscópicos y maravillosos detalles de poco más de un segundo al acabar el estribillo, tal vez la final «Drained», la más larga de las composiciones y que de nuevo agrupa todo lo mejor de ALITOR, quizá «Horror» por su estribillo tan característico, o bien simplemente «Realm of Grief» porque es el primer tema y con él empezó aquel fabuloso encontronazo que me dejó y me sigue teniendo en estado de conmoción y admiración a partes iguales.

Número de visitas: (1110)

7 opiniones en “ALITOR «Eternal Depression»

  1. Dave Rotten

    No sé quién se ha atrevido a decir que es un calco de DEATH. Yo personalmente he hablado de fuertes influencias, y no sólo de un tema, sino de todo el álbum en general. Yo, si, habiendo escuchado a DEATH toda mi vida y en todas sus etapas, gustándome más algún álbum que otro, obviamente, no puedo evitar tener dicha influencia presente al escucharlos. En tu reseña, siendo tan elaborada como siempre, me pareció que pasar por alto una influencia tan evidente, era raro y como para este tipo de cosas, no sólo alabanzas e insultos, están los comentarios añadidos a una crítica, pues me pareció adecuado comentarlo.

    Al margen de esto, Entiendo que, por diferencias personales, algunos os lancéis indirectas, pero de ahí, a pasar a la descalificación mutua, hay un trecho y preferiría que no se siguiera por ese camino.

    por cierto, me vas a perdonar, pero no he tenido huevos a leerme esa parrafada que has escrito, jaja!! Me quedé al principio del tercer párrafo por donde pone » El diseño de los riffs principales de ALITOR es…» y el resto, visto por encima, me parece ya excesivo e innecesario para mi gusto, por lo que ni me he atrevido a leerlo por falta de tiempo e interés, más que nada.

    Responder
    • Pedro Ingelmo Autor del post

      No, en ningún momento tú hablaste de calco, no me refería a ti en absoluto. Y sí, pasar por alto una influencia tan evidente era no solo raro sino también una carencia en mi reseña, como inmediatamente admití. En ese momento pasé por alto darte las gracias, cosa que me gusta hacer con todo el que aporta algo constructivo, así que lo hago ahora abiertamente.

      Tal carencia se debió al hecho de que nunca he interiorizado la música de DEATH, como por ejemplo tú sí has hecho (a eso me refería con lo de que «nunca me han llegado»), pero oírlos los he oído desde siempre y tengo toda su discografía en original, y tenía claro que ALITOR no eran un calco. Lo único que he hecho después es comprobarlo y razonarlo punto por punto, porque no me gustó que me dijeran que no me paro a oír la música. Evidentemente me he alargado y me ha salido una cosa que, como bien dices, es excesiva, pero ya aclaro en el propio comentario que ese es el tipo de análisis que siempre evito hacer -aunque esta vez tenía una buena razón- y que, en todo caso, nadie está obligado a leerlo. No hay nada que perdonar por no leerlo, al contrario, el tiempo es valioso y hay formas mejores de perderlo, jaja!!

      Responder
  2. Jorge Arzolay

    Este me parece un discazo y la puntuación perfecta (10), desde mi entender, es más que apropiada. En referencia al punto en discusión, yo creo que sí hay algo de DEATH en el disco, ejemplo de ello es el inicio de los temas «Horror» y «Embittered», me hacen rememorar el «Sound of perseverance». Gracias a Pedro Ingelmo por reseñar este disco, yo no conocía a esta banda y, la verdad, es excelente. Saludos.

    Responder
    • Pedro Ingelmo Autor del post

      Muchas gracias!! Me alegra saber que la gente descubre cosas buenas gracias a las recomendaciones que modestamente hacemos desde aquí. Sobre la influencia de DEATH en concreto en el tema «Horror» ya he intentado aclarar que es puramente anecdótica, o limitada, como tú bien dices, a su inicio. Cómo no tener influencias de los grandes, jeje, lo bueno es que en el caso de ALITOR están muy bien integradas dentro de un estilo personal y propio, ahí es donde creo que han acertado y que marcan la diferencia. Lo dicho, gracias por comentar y un saludo!!

      Responder
  3. Dave Rotten

    Pues mira tú que, siendo claramente una banda de Thrash Metal, les veo fuertes influencias de DEATH… Ya cuando hace un año Marko de INFEST (aquí es bajista/vocalista) me pasó su demo, así lo vi, pero es que sólo hay que escucharse el tema «Horror» (por poner un ejemplo. Básicamente en todos hay ramalazos) para darse cuenta de lo evidente, cosa que ni se menciona en la crítica. Pero vaya, imagino que dependerá de la perspectiva que cada uno tiene de la música. Hay gente que ve influencias muy claras, mientras que otros ni las huelen. A mí me ocurre, jaja!!

    Responder
    • Pedro Ingelmo Autor del post

      Pues probablemente tengas razón, pero es que reconozco que DEATH nunca me han llegado mucho, más allá del «Scream bloody gore», lo cual sin duda es una limitación por mi parte a la hora de hacer reseñas, y de ahí que no vea influencias suyas en muchos sitios donde puede que las haya, como en este caso. Lo de ver influencias es muy variable, está claro, y al final yo creo que depende de lo metido que tengas en el tuétano al grupo de turno, yo por ejemplo las veo de SLAYER o de DYING FETUS por todas partes, jeje.

      Responder
    • Pedro Ingelmo Autor del post

      Dave, lo que no está bien es que trates por igual todos los comentarios que se han hecho aquí, porque las intervenciones no han sido iguales, ni por el momento, ni por el contenido, ni por las formas, ni por la intención. Tú me hiciste notar una carencia en mi reseña y yo te contesté reconociendo tal error. Eso fue algo constructivo y creo que se notó que lo recibí bien, pero es que tú también lo habías dicho de esa forma. Ahora bien, que alguien unilateralmente y sin venir a cuento me provoque en un ámbito público no tengo por qué consentirlo, y habría sido muy idiota si lo hubiera hecho. Tú mismo no lo haces cuando te encuentras aquí con comentarios semejantes, no sé por qué yo tendría que bajar la cabeza y dejarme pisar. Y puedo pasar por alto una tontería, pero que me digan que no me paro a escuchar la música de la que hablo, no, por ahí no paso. Y es que además estoy convencido de que no debo pasar.

      Insisto, yo no ataqué a nadie, me atacaron a mí y yo respondí. Es muy distinto. Aparte, yo no estoy lleno de odio y de resentimiento, porque todo venía de un rencor personal por algo que, como expliqué, consistió en que intenté ayudar a mejorar el buen trabajo de alguien, pero sin que esa mejora le dejara en entredicho a él ni le pusiera en evidencia ni nada por el estilo, como bien sabes. Lo normal sería al menos un «gracias», pero que en lugar de eso me lo guarden durante meses para atacarme después en público ya es el colmo. Así que no, no todo es igual ni ha sido igual.

      Pero aun así haré lo que dices, dejaré al margen las cuestiones personales, que en el fondo ni siquiera me importan, y me centraré en la música. Y en cuanto a esto quiero hacer una serie de observaciones concretas, aunque me haya salido un tochazo (total, nadie está obligado a leerlo): a excepción, como ya comenté, de «Symbolic», he estado parándome a reescuchar los discos de la última etapa de DEATH y me sigue pareciendo atrevido sugerir que «Eternal depression» es un calco del estilo de DEATH en esos álbumes, o que en particular lo son sus riffs. El diseño de los riffs principales de ALITOR es el propio del Thrash en su vertiente rápida, es decir, una célula construida sobre una nota base y una variación -a veces poco más que un floreo- alrededor, siempre en el registro ascendente, y repitiendo luego varias veces seguidas dicha célula; rítmicamente están acompañados por un ritmo continuo con acentos regulares y están en compás simple, a diferencia de los ritmos intrincados, compases compuestos y acentos irregulares de los DEATH de esa etapa. Se puede comprobar si uno se para a escuchar los riffs principales de los temas «Realm of grief» (principio mismo del álbum), «Eternal depression» desde que empieza, «Horror» desde que deja atrás las intros tras el primer medio minuto, «Contorted existence» lo mismo pero desde el primer minuto, «Embittered» nuevamente desde el primer medio minuto, «Nothing lasts forever» desde el segundo 00:45, y «Drained» nuevamente al poco de pasar la marca del primer minuto, es decir, todos los temas salvo uno. El problema es que ALITOR siempre colocan una o varias intros -musicales, no ambientales- antes de abordar el riff principal, de modo que para no confundir lo que es cada cosa hace falta identificar bien ese riff principal. Aparte, las estructuras de los temas de ALITOR no tienen nada que ver con las de DEATH, los serbios, una vez terminada la o las partes a modo de intro, diseñan los temas con bastante apego al patrón estrofa-estribillo, de hecho en casi todos los temas hay un estribillo recurrente, mientras que DEATH se especializaron en hacer estructuras acumulativas en las que añaden una parte nueva tras otra sin retomar más que ocasionalmente las anteriores, fórmula que acabó imponiéndose en buena parte del Death actual. Más… los cambios bruscos de ritmo y de tempo tan característicos en DEATH rara vez aparecen en ALITOR… las partes de guitarras solistas armonizadas en ALITOR están a veces cerca del HM y hasta de la NWOBHM, mientras que las de DEATH lindan siempre entre el Thrash y el Death, a veces incluso Death melódico… lo mismo ocurre con las partes acústicas y los arpegios, siendo la segunda sección de «Contorted existence» el más claro ejemplo y un momento que difícilmente podríamos encontrar en los discos finales de DEATH, ya que los últimos vestigios aparecen en «I.T.P.», a no ser que uno busque similitudes con un tema como «Voice of the soul», totalmente excepcional en la discografía de los americanos… los solos de ALITOR echan mano del estilo Hanneman/King cuando quieren ser incendiarios o bien recurren a la escala diatónica en sus momentos más ‘cantabile’, mientras que los de DEATH se recrean sobre todo en escalas modales, también bastante en cromatismos, y pocas veces exploran la pentatónica con quinta disminuida, tan propia del estilo heredado por ALITOR… del papel del bajo y su respectivo grado de protagonismo o del registro de la voz creo que no habrá que decir nada, porque la diferencia es palmaria, al margen de que ALITOR han logrado una variedad de registros vocales muy grande. Así que no sé… yo no veo calco de DEATH por parte de ALITOR, más allá de tener influencias. Más allá de eso, de influencias, ecos, reminicencias, la diferencia entre ambas bandas es demasiado grande, y el salto entre ALITOR y el estilo Progresivo es aún mayor, ya sea Thrash Progresivo, Metal Progresivo o Rock Progresivo, por no hablar de Rock Sinfónico, que no creo que haya que recordar que es el antecedente de lo Progresivo, y tanto en ritmos, estructuras, desarrollos como armonías, DEATH pueden tener en algún momento un pie puesto en la tradición de YES o KING CRIMSON, grupos a los que me he parado a escuchar desde pequeño, pero ALITOR no. ALITOR pertenecen a la escuela de IMMACULATE, PANIKK, TRALLERY o sus compatriotas SPACE EATER, en los que, por cierto, tocó el propio bajista de ALITOR. Paradójicamente, algunos de los rasgos más progresivos de DEATH se fueron suavizando hacia el final de su carrera, de modo que en «The sound of perseverance» hay varios temas en los que las distintas secciones reaparecen y hay también un uso mayor de armonías diatónicas (en lo que nunca se llegaron a moderar es en la complejidad rítmica), de modo que curiosamente hay más coincidencias entre ambos grupos si nos fijamos en el último trabajo de DEATH en relación con el debut de ALITOR, pero esas coincidencias se dan precisamente en la parte menos progresiva de la música. Así que de verdad que no sé… Quizá el supuesto parecido se localiza concretamente en el comienzo de los temas «Trapped in a corner» de DEATH y el «Horror» de ALITOR, pero es que es tan puramente anecdótico que no va a ningún lado: las tres primeras notas son las mismas, sí, pero el de DEATH está en 7/8 y el de ALITOR en 4/4, el de DEATH tiene cuatro secciones distintas y el de ALITOR solo una repetida cuatro veces, lo cual es muy distinto, en el de DEATH además se repite luego la secuencia entera formada por las cuatro secciones, el de ALITOR es una mera intro y el de DEATH, aunque luego no reaparece, tiene más peso específico y juega casi un papel estructural, ya que el carácter irregular de su ritmo se continúa en el siguiente riff, que está en 13/16… el parecido, como digo, es tan superficial que concederle mayor importancia y extrapolar esa coincidencia al total del álbum solo puede deberse a una escucha igualmente superficial y apresurada de «Eternal depression».

      Este es el tipo de análisis que siempre evito en una reseña, y no porque me vayan a llamar pedante o aburrido, que me la sopla, sino porque entiendo que el lector busca algo más rápido, más práctico, algo que le oriente de forma inmediata y que le dé una imagen global de la música, no una disección al detalle, y eso es lo que intenté al describir el debut de ALITOR. Otras veces me he dejado llevar y he cedido a la tentación -con IMMOLATION o con PROSTITUTE DISFIGUREMENT-, y sé que también hay gente que lo agradece, pero como en general ese no es el perfil de un lector de reseñas, suelo evitar semejante tipo de enfoque. Pero si surge, por ejemplo, como en este caso, la incógnita sobre si una mera influencia llega o no al nivel de calco descarado, entonces, y excepcionalmente, me parece bien acudir a los datos para salir de dudas.

      Un saludo.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music