ASHCLOUD “Children of the Chainsaw”

Pues nada, hoy toca hablar de un álbum de la casa. Pero no es uno cualquiera, “Children of the Chainsaw” es el segundo álbum de una de las mayores y más gratas sorpresas para un servidor del pasado año, ASHCLOUD.
Y lo cierto es que uno podría llegar a pensar que, con poco más de un año entre “Abandon All Light” y “Children of the Chainsaw”, poco pueden haber trabajado en los temas o que en definitiva puede sonar demasiado forzado y hecho a toda prisa. Nada más lejos de la realidad.

ASHCLOUD me han vuelto a sorprender, es alucinante como han madurado su estilo y sonido en tan corto periodo de tiempo. Una de las cosas que más me gustó de “Abandon All Light” era su estilo sueco con un tufo a Hardcore/ Crust de los ochenta de bandas como DISCHARGE, y un sonido sucio, lleno de vida (algo podrida eso sí) y totalmente dinámico aunque con un defecto, su corta duración. A la mierda con ese defecto, “Children of the Chainsaw” consta de doce temas y cuarenta y cuatro minutos de puro Death Metal sueco, macarra, Crust, brutal, dinámico y lo mejor de todo, con un estilo y sello totalmente propios. En tan solo dos trabajos la banda ya ha encontrado su camino, su sello de identidad que los diferencia de tantas y tantas bandas clónicas.

Por un lado seguimos encontrado una base brutal compuesta a base de riffs sencillos pero con una pegada acojonante, estructuras sólidas y que se hacen realmente amenos. Y aunque parezca mentira, el cambio, el sello distintivo reside en la inclusión de una segunda voz de guitarra bien armonizada que confiere un toque algo más melódico a su música pero a la par mucho más oscuro y melancólico. “Tonight Your Skin Is Mine” o “Inside the Shame of Desire” (mi favorita) son buena prueba de ello, pero sería injusto limitarnos solo a esos dos cortes. En los primeros seis temas ya hay cinco de esos que se te quedan grabados en la retina y cuya melodía vas repitiendo una y otra vez de forma inconsciente. Además, no podría dejar de lado los solos que se han currado para este álbum, que si bien no son una constante en cada tema, sí que son realmente brillantes. De hecho soy del parecer de que un solo solo debe ir en los temas que realmente se requiera, y no en todos y cada uno como norma obligatoria.

El sonido ha mejorado considerablemente con respecto a “Abandon All Light”, en el cual era un aspecto criticado por algunos, aunque elogiado por otros. Ahora no es tan sucio, quizás ha perdido un poco de la macarrería infernal de la que gozaba, pero nada preocupante ya que ésta sigue estando, aunque potenciada con un sonido más contundente si cabe en el que a pesar de su brutalidad se distingue cada instrumento a la perfección y se percibe que está todo en su sitio, así que olvidaos de cualquier tipo de caos musical.

En definitiva, ASHCLOUD se han marcado un disco redondo, que si bien no es perfecto (¿y qué es perfecto?), sí está en el sobresaliente alto. Death Metal impuro y duro estilo sueco con toques Crust pero a la vez con un sello totalmente personal, lleno de vitalidad, con pegada, calidad, temas exquisitamente compuestos y un sonido contundente de verdad. Sin duda uno de los mejores discos en lo que llevamos de año.

Número de visitas: (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music