ATROCIOUS ABNORMALITY “Formed in Disgust”

ATROCIOUS ABNORMALITY (usa) Album Cover ATROCIOUS ABNORMALITY (usa)
Formed in Disgust
Again Kill
Brutal Death Metal
Comatose Music
2016
CD
facebook.com/AtrociousAbnormality
9


1. Failed Apocalypse
2. Exterminate the Apostles
3. Storm of Ash
4. Erotic Tales of Disembowelment
5. Formed in Disgust
6. Bound for Damnation
7. The Inevitable Undoing
8. Echoes of the Rotting
9. Incestry

Más Brutal Death. Hoy vuelvo a caer de bruces, la sangre brota por mis orificios nasales como si apretase un bote de kétchup de forma espasmódica. No es para menos, a causa de la implacable barbarie denominada “Formed in Disgust” y parida por los americanos ATROCIOUS ABNORMALITY, a punto de editarse a través de Comatose Music.

Steve Green, fundador del brutal sello, dio forma a este combo ante las cenizas de su otra banda LUST OF DECAY (de nuevo en activo desde 2014), manejándose de forma retorcida con la guitarra y las voces, a su vez formando núcleo irreductible con el baterista Brent Williams y el bajista James O´Neal; un trío estable e incendiario, que se prodiga poco bajo las presentes siglas, pero que cuando asoma las mandíbulas… además de gruñir, muerde.

Formed in Disgust” aglutina capas Brutal Death con acento de primeros SUFFOCATION, PYREXIA, DYING FETUS y el espíritu de LUST OF DECAY… pero sobre todo recuerda mucho a DEEDS OF FLESH en su vena retorcida y primigenia. Sumemos aquel momento cumbre de GORGASM, PYAEMIA, SEVERED SAVIOR, DISAVOWED, SPAWN OF POSSESSION o DISGORGE y agreguemos los sonidos de bandas como SEPTYCAL GORGE o DEFEATED SANITY para obtener más o menos la textura que conforma este amasijo destructivo.

Estamos ante una producción vibrante, no solo por su apropiada mezcla, agresiva pero muy bien compensada (y sin entrar demasiado en desproporcionadas guerras de volumen), sino por su ofuscación mediante ejecuciones al límite, una bestial propuesta pluriorgánica que en ocasiones parece latir. En este aspecto superan a su anterior trabajo “Echoes of the Rotting” (2007), joyita de oro en paño, crudo, salvaje y técnico, aunque de apariencia global por su producción más lineal e incluso claustrofóbica. Ha pasado mucho tiempo, pero la espera ha valido la pena, al mostrar a unos músicos centrados en sonar como un núcleo condensado y emulgente, implicando un ultraje descomunal y entregando solamente cafre Brutal Death Metal de altas dosis adrenalínicas y gran pureza.

El proceso de grabación se ha mantenido relativamente en la sombra, así como las colaboraciones de vocalistas y otros músicos invitados (aunque algunas fueron anunciadas en su momento), obviamente buscando el máximo grado de sorpresa para cuando salga la edición física en CD, finalizándose el mastering en noviembre de 2015. La carátula de Marco Hasmann cumple con las expectativas, por entregar otra increíble obra de aires putrefactos que emite fiel malestar y cuaja íntegramente con los términos Anormalidad y Atroz, mediante una forma delirante que emana dolor dimensional.

Si “Formed in Disgust” simplemente continuase con la estela de su predecesor, no podría hablarse de algo verdaderamente especial, aunque se muerda la cola por momentos, como cualquier pescadilla que se precie y en lo relativo a que el bloque parduzco compuesto por estas canciones es absolutamente intenso y casi homogéneo. Pero solo hay que prestar un poco de atención para comprobar cómo se han preocupado de las dinámicas vocales e instrumentales, con este tipo de fraseos e intensos asaltos tan logrados (sobre todo) por DEEDS OF FLESH a modo de mini historias que suben gradualmente, por momentos, hasta desembocar en máximo punch y volver a bajar. El disco maneja bien este tipo de vaivenes, con lo cual se hace mucho más fácil la escucha, por estar muy lejos de las planicies sobresaturadas y antidinámicas que algunas bandas se empeñan en ofrecer, recargando tanto las ondas que casi es imposible mantener el interés tras escuchar más de cuatro cortes. En este aspecto, a ATROCIOUS ABNORMALITY les ha salido bien la jugada, mostrando a su vez un nivel de compenetración total, aunque sea en el estudio de grabación. Solo la segunda línea de guitarras aportada por Green, muralla de refuerzo correspondientemente paneada y totalmente palpable en cada segundo transcurrido, parece  indicar que estamos ante un explosivo y supuesto cuarteto que incluso parece estar tocando a la caída.

La distribución de cortes sienta muy bien al disco, ya que el tracklist parece mejorar mientras se desarrolla, alcanzado en “Echoes of The Rotting” nuevos niveles de proyección. Y no me refiero a los inicios de las canciones, sino precisamente a cómo mantienen el tipo durante las mismas, a cómo se llega hasta casi el final del disco y cómo continúa manteniéndose. Todas esas imperfecciones producto de las tomas crudas y humanas, casi “imperceptibles” pero jugando a favor de la música y en contra de la apatía, logran mantener un nivel de autoimplicación auditiva que supera con creces la sensación de repetición al que este tipo de bandas tan impulsivas se somete, por desgracia y por estilo, logrando con su último track “Incestry” volver a grados de calor que nos hacen emitir tinta por cada poro.

Y sin embargo, el inicio del disco engaña bastante, a través de una introducción instrumental bastante ambiental y muy comedida para lo que el trabajo ofrecerá de inmediato, lo que también me parece un acierto, dado el contraste. Así que la verdadera masacre comienza con “Exterminate the Apostles”, con la cual ya es imposible parar de flipar o mover la cabeza en todo tipo de formas y combinaciones, posiblemente predominando una imparable capacidad de asentir, como si tuviésemos un muelle por cuello. Látigos que pican, laceración y llagas, velocidad, estrangulamiento riffero, bajos muy presentes en medios-agudos y una batería de sonido real, implacablemente humana, a lo que hay que sumar las modulantes y duales voces engéndricas de esta rama brutaldeather, caso muy marcado a través de la colaboración vocal de “Storm of Ash”.

Erotic Tales of Disembowelment” suena especialmente añejo, ofreciendo un nuevo hueco auditivo por el que colarnos y moviéndose por otros derroteros más suffo-pyrexicos, mientras que con la intensísima “Bound for Damnation”, y tras su introducción hablada, nos bañamos en una piscina llena petróleo y sangre en la que bucean pequeñas alimañas de durísimos y afilados colmillos, blasfemos cruces de Piraña y Lagarto Cornudo que cuando aprietan con sus cepos arrancan brazos y piernas con impecable facilidad. Esto logra que un tema de apariencia más simple o genérica como “Bound for Damnation” no resulte menos impactante, sino más bien un simple “descanso” que nos dirige a la negrura tosca de una música cabezona e intrincadamente reiterativa.

Parece que 2016 comienza poniendo muy alto el listón. Tras unas cuantas vueltas y probando el menú día sí, día también, “Formed in Disgust” sabe a cremita fina, con tabasco y crujientes picatostes, extracto sudoríparo inclusive y un toque requemado producto de la abrasión de púas, palos, parches e hirviente acidez salivar; para regocijo de cualquier fanático del estilo.

Número de visitas: (245)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music