AUSTERYMN «Sepulcrum Viventium»

Pues he aquí el debut de estos metaleros procedentes del Reino Unido. AUSTERYMN se estrenan con su primer larga duración titulado “Sepulcrum Viventium”, precedido anteriormente de una demo y un EP y publicado por el bueno de Raúl y su sello Memento Mori.

Lo que aquí nos encontramos es Death Metal clásico influenciado por bandas como GOD MACABRE, DESULTORY…aunque sin tener el sonido que todas las bandas intentan emular hoy en día. Lo cual puede jugar bastante a su favor. Aquí no esperéis florituras de ningún tipo, van directo al grano dando cera a base de bien. Los temas en general son bastante machacones dando gran importancia al doble bombo y una potente caja marcando las tónicas (no, no es eso que se le pone a la ginebra). Los riffs son de corte clásico a más no poder; aceleradas contrapúas dando forma a riffs al más puro estilo de los auténticos ENTOMBED y partes lentas y pesadas cediendo el protagonismo al solo de guitarra. Hablando de los solos, han contado con la colaboración de Carlo Regadas quien ahora milita en MONSTRANCE, pero que a la mayoría se os hará más reconocible por su paso en CARCASS y BLACKSTAR y cuya presencia notaréis en temas como “Written In Scars”.

Entre tanta cabalgada y contrapúa AUSTERYMN encuentra siempre un hueco para la melodía al más puro estilo AT THE GATES, con melodías algo más heavylongas como en la propia “Written In Scars” o “Darkness Burns Forever” la cual es 100% AT THE GATES (¿será un homenaje a “The Burning Darkness”?) y donde la voz parece la del mismísimo Tomas Lindberg. Como ya se puede ver, sus influencias son principalmente suecas, aunque al menos éstos no suenan a otro clon o refrito más de DISMEMBER o GRAVE, lo cual es de agradecer. No me malinterpretéis, no estoy diciendo que sea un discazo. Está bien, tiene calidad, aunque sigue sin ofrecer nada de especial. Lo que me pasa al escuchar este disco es que noto una sensación de que quiere despegar y romper con todo en cualquier momento, pero por lo que sea, le falta algún ingrediente a la fórmula para acabar de explosionar. Si a eso le sumamos que la batería está excesivamente alta y la caja se come cuanto encuentra a su paso, pues el resultado queda un poco más empañado aún y lo que podría ser un disco de notable alto, queda en algo bueno, con calidad, pero que no acaba de calar del todo.

Aun y así es un disco bastante bueno, con ciertos momentos de lucidez subiendo la nota general del álbum. Si no buscas nada demasiado ornamentado sin florituras de más, este disco puede gustarte, siempre y cuando obvies el volumen de la batería. ¿Recomendado? Pues sí, por qué no. Este disco dos o tres escuchas a conciencia las merece….u ocho o nueve como es mi caso.

Número de visitas: (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music