AUTUMNAL «The End of the Third Day»

El Doom nacional está de enhorabuena. Ha valido la pena esperar. Hacía años que me preguntaba por AUTUMNAL, que no habían editado nada desde que, en el año 2006, nos regalaran aquel iniciático «Grey Universe«, en esta nada y cada vez menos santa casa. No mentiré diciendo que llevaba ocho años esperando un nuevo trabajo suyo: yo los conocí tarde, compré el CD en 2010, sólo porque era de Xtreem y, naturalmente, por la naturaleza de las cubiertas, sólo podía tratarse de Doom o Gótico. Puse «aquello» y se me cayeron los huevos al suelo. Así de simple. Y aún no han vuelto a su sitio. Y en el suelo continuarán tras oír muy detenidamente este segundo álbum de AUTUMNAL que continúa la senda pero con propuestas algo distintas. No en balde han pasado ocho años.

Digámoslo alto y fuerte: en este país hay tres bandazas de Doom como la copa de un pino: EVADNE, HELEVORN y AUTUMNAL, que están casi solas pero que suplen con su enorme talento la falta de muchedumbres. No hace ni tres horas que mi compañero Fekal saludaba en este mismo portal con un rotundo 9,5 el nuevo trabajo de HELEVORN, y a juzgar por el teaser, desencaminado no iba precisamente. Buenas noticias, pues. Otro de los pilares del Doom español alcanza la excelencia, y ficha por Cyclone Empire, uno de los sellos de Death Metal más inquietos de los últimos años.

El año pasado tuve ocasión de verlos con OFFICIUM TRISTE y su show fue, definitivamente, de los que hacen historia. Y referiré una anécdota, solo para que el paciente lector se dé cuenta de ante qué tipo de personas estamos. Nostros habíamos ido allí con ONIROPHAGUS para tocar con estos cracks, EVADNE y OFFICIUM TRISTE. Nuestro intro era una música de MAHLER, y como habíamos perdido el original, no teníamos ni idea de qué pieza era. El violonchelista de AUTUMNAL se había sentado en un rincón, para practicar a su bola, con sus auriculares. El chico va, levanta la cabeza de inmediato, y suelta: «Anda, el cuarto movimiento de la Primera Sinfonía de MAHLER». Naturalmente, nos dejó planchados. Y el bolo fue pasando así, con toda placidez. Abrieron con «A Tear From a Beast«, que se me quedó grabada hasta el punto de que hoy, un año después, aún la recordaba, y cerraron con la irrepetible «As Soon As You Die, Kill Me«, primer corte de «Grey Universe». Y esto para ilustrar que no estamos precisamente hablando de una colección de punkarras, sino de gente con preparación, consciente de su música, conscientes de lo que hacen. Pero, bueno, de esto ya se dará cuenta cualquiera que escuche el primer tema de este nuevo «The End of the Third Day«, otra obra maestra quye estos madrileños sueltan hacia el gran mundo. Grandes personas. ¡Grandes músicos, me cago en la leche!

Esperemos que con motivo de este lanzamiento se les empiece a hacer más justicia.

El álbum se abre con la maravillosa «A Tear From A Beast«, la mejor cación del disco: así de claro. Visionaria, un derroche de sensibilidad. Imposible no quedar hipnotizado. La primera certeza es que hay un pelín menos de Metal en esta nueva ocasión, aunque los elementos definitorios de la banda continúen incólumes. Así, por ejemplo, el excelente trabajo de Javier de Pablo, quue sigue combinando los guturales con el depechemodeo, pero con magistral ejecución. Siguen las rotundas «One Step…And The Rest Of Our Lives» y «The Head Of The Worm«, que mantienen el nivel en la estratosfera, llenas de riffs apabullantes. En mi modesta opinión, la cuarta y la quinta canciones («Man´s Life Is The Wolf´s Death» y «Resigned To Be Lived«) no saben desarrollar la capacidad de variedad demostrada en «Grey Universe«, resultan más monolíticas y menos tortuosas, con recursos más repetidos.

Pero no hay que perder la calma. La cosa remonta hasta la exosfera con los siguientes cortes. Mucha nostalgia al eschuchar «Don´t Leave Me Now«, de SUPERTRAMP, una canción que mi padre ponía a casa casi cada día, lógicamente retocada para que encaje en un magnífico trabajo de Doom Metal atmosférico, sobre todo la voz… «The End of the Third Day» concluye con una larga y preciosista «Father´s Will«, digna de MY DYING BRIDE. ¿Conclusiones? Ya va siendo hora. Si eres doomer y no conoces AUTUMNAL, te estás perdiendo un haz de sensaciones únicas. Sobre todo ahora que KATATONIA andan desencaminados, y ANATHEMA en paradero desconocido, desde hace ya muchos años, porque realmente por ahí fuera no hay tantas bandas que continúen combinando la sensibilidad con el crujir de las guitarras, ofreciendo densas y perfeccionistas canciones que, en ocasiones, rondan e incluso superan los diez minutos de duración. Un orgullo que esta bandaza sea de aquí y que logre este nivel. Buenas noticias para los amantes del género. Hora de la buena música. Hora de emocionarse.

Número de visitas: (915)

Una opinión en “AUTUMNAL «The End of the Third Day»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music