BARROWLANDS “Thane”

BARROWLANDS (usa) Album Cover BARROWLANDS (usa)
Thane
Juanpa Pérez
Progressive Black Metal
Sick Man Getting Sick Recods
2014
CD
www.facebook.com/barrowlands
7.5


1. Alabaster
2. Peering Inward
3. Mother of Storms
4. 1107
5. On Bent Boughs

Bueno bueno, si bien hace poco me tocaba meterle caña al último de GORGOROTH por cargarse una brillante trayectoria dedicada al Black Metal, hoy me toca dar la bienvenida al mundillo a los, para mí, desconocidos BARROWSLAND de Porland, Oregon, Yankeelandia.

La verdad es que esto de escoger promos al tuntún para reseñar, te da la oportunidad de descubrir auténticas joyitas que en otro caso, difícilmente tendrías la opotunidad de que se cruzaran en tu vida. En el caso de BARROWSLAND, decir que son un cuarteto de peculiares hechuras, pues se compone de voz/guitarra, bajo, batería y cello, y facturan lo que ellos mismos definen como Progressive Black Metal; etiqueta que respetaré para la crítica, si bien a mi parece lo que hacen es un Black melódico a medio tiempo que bebe del Folk (salvo raras excepciones como AS LIGHT DIES, cuando tienes un instrumento  de cuerda y arco  en la formación, raro es no caer en este cliché o en el del neoclasicismo).

El caso es que nos encontramos ante el debut “oficial” de BARROWSLAND, que data de finales del pasado 2014, tras una primera demo del 2012, de la cual, de los cuatro temas que contenía, han regrabado tres para este primer álbum (que se compone de cinco temas… vamos, que los chavales componen a ritmo de “Chinese Democracy”)…

Lo primero que me ha venido a la cabeza al escuchar “Thane” son los primeros trabajos de la banda de Spaghetti Folk Metal ELVENKING, un pelín más oscuros y bastante menos fiesteros, aunque con un parecido gusto por complicar los temas en cuanto a estructuras con múltiples pasajes instrumentales, cambios rítmicos, alternacia de partes acústicas y distorsionadas, etc. Salvando las distancias, podrían catalogarse como unos OPETH del Black Metal, en el sentido de parir temas de largo desarrollo, con líneas instrumentales trabajadas: muy buena labor de guitarras y bajo (que no deja de ser una tercera fuerza solista en dura pugna con las líneas de guitarra).

La batería, por tema de producción, queda muy deslucida y en segundo plano (o tercero o cuarto, vaya), lo que hace que los temas suenen algo planos y faltos de panorámica, pues los instrumentos melódicos atizan a base de bien y la percusión hay que buscarla afinando un oído y cerrando un ojo, como un borrachín tratando de abrir la cerradura del portal. A esta sensación de falta cera contribuye también el hecho de que las partes acústicas tengan más presencia que las puramente metaleras. A ver, es cierto que es jodido sonorizar tal cantidad de líneas como suenan en este disco, pero hay que tener algo más de perspectiva y pensar que por muy bonita que quede una parte acústica, la lógica de la producción se va a tomar por el culo si, al meter a continuación un riffs con distorsión y doble bombo, el volumen baja en lugar de subir (no se puede poner más alto un susurro que un alarido. ¡Eso es cosa de pelis Buñuel, no de Metal Extremo que es a lo que se juega en esta liga!)

Obviando detalles de producción, que no me cansaré de decir que se reducen simple y llanamente a pasta (hablo de dinero, olvidaos ya de los putos spaghettis del párrafo anterior), el disco es todo un regalo para los oídos. Temas largos, con una historia que contar y sorpresas detrás de cada esquina, como “On Bent Boughts“, una de las composiciones específicamente paridas para este disco, que a lo largo de 11 minutazos y medio nos tiene en vilo con estrofas cargadas de dramatismo y cojonudos desarrollos plagados de voces desgarradas llenas de desesperación. Sí, la voz es otro punto a favor de la banda. Aquí no hay ningún tipo de variedad, tal como podría esperarse de un estilo tan ecléctico. No hay ni una puta voz melódica, operística, gutural grave ni na de na… sólo screams agudos con huevos, no la típica patochada en semifalsete en plan Pato Donald. Joder, el tío le aprieta y le queda bien.

Espero que este “Thane” sirva para que BARROWSLAND puedan meter cabeza en este complicado mundillo saturado de bandas con uno o dos lanzamientos a sus espaldas, tratando de abrirse un hueco en la escena. Por mi parte, creo que van bien encauzados. BARROWSLAND se merecen un notable tanto por lo que se ve como por lo que se intuye, y como tal queda retratado en la nota.

Número de visitas: (224)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music