BLASPHEMIC CRUELTY «Crucible of the Infernum»

Florida, tierra de Death Metal, pureza y maldad que emanan desde la cantera de Tampa, a su vez creadora de malditos híbridos Death/Thrash/Blackers. Gene Palubicki, un alma perdida en pro de la causa blasfema, nos obsequia con el nuevo asalto de su trío BLASPHEMIC CRUELTY, un EP titulado “Crucible of the Infernum”; este disco está respaldado por el sello Hell Headbangers Records, cómo no. Por ahora es el segundo lanzamiento de 2015 en el que este músico participa a jornada completa, tras el reciente trabajo de su también bestial y despiadado quinteto PERDITION TEMPLE.

Lo que se prepara para julio no es sino un pequeño pero poderoso compendio de cuatro cortes que se acercan más al estilo vintage Thrash/Death, junto a esa carnicería tipo MORBID ANGEL en sus primerísimos tiempos y los salvajes ANGELCORPSE, imposible de eludir. Y También hay sonido muy en la onda del primer Thrash alemán. A pesar de haber lanzado un único trabajo en 2008, BLASPHEMIC CRUELTY mantiene su lineup original, al que hay que sumar a la cofundadora Gina Ambrosio en los parches y a Alex Blume de ARES KINGDOM (bajo y voz). El trabajo ha sido fraguado en los D.O.W. Studios de Tampa, emplazamiento donde han grabado MORBID ANGEL o el propio Gene con su extinto proyecto APOCALYPSE COMMAND. Sonido denso y con buenos graves, muy Old School pero sin emulaciones, muy bien pensado y plasmado, tan natural como la muerte.

Los tres primeros cortes son de cosecha propia, y la fogosa “Imperium of the Lawless One” se encarga de abrir el disco, típico pepinazo a toda mecha que pasa por todo tipo de cambios y ritmos, a cada cual más oscuro. Por supuesto y por defecto, cero innovaciones estilísticas, como manda el Diablo, dando pie a una literal masacre de guitarreo, vocales y Death/Thrash blasting de una autenticidad sanguinolenta. Riffeos al viejo estilo, sonido feroz que huele a antiguo, con una viveza y nervio que atruenan. Los tres músicos se dejan la piel en la tarea, pero el trabajo de batería especialmente, por su contundencia y seguridad, imponiendo una base a la que los músicos parecen seguir, y no al revés. Mucho feeling. Pero ojo, no vayamos a pensar que el dúo de cuerdas se queda atrás: el bajo es inmenso, no molesta ni predomina en exceso por su timbre pero consigue llenar la paleta de graves como un colchón enorme, además de doblar cada sección guitarrera y destacar con solvencia, mientras que la propia voz de Blume parece extraída de los grimorios malditos del Death Metal primigenio, con una frescura total. Sin embargo, los riffs son los que mandan en esta película, desde la simpleza más descarnada hasta el pellizco y enrevesamiento ornamental dentro de los límites del estilo. Dos guitarras que transmiten como elementos a flor de piel y que al mismo tiempo nos proveen de unos solos espontáneos y por momentos caóticos, tan necesarios en esta música para no atraerse hacia lo peligrosamente melódico y suavizador.

Con “Icons of Revolt” asistimos a nuevas debacles: un track icónico y lascivo que en ciertos tramos recuerda a MORBID ANGEL o a los primeros POSSESSED, batallar absoluto entre secciones y un solo de guitarra bastante efectista y resultón sobre bases Thrash Metal a pelo. Las púas no solo echan chispas, sino lava incandescente. “From Crypts of Bloodlust” es otro trallazo intensísimo que también trae aires de primeros KREATOR, además de las consabidas señas. El lanzamiento termina con “The Crippler”, cover de los alemanes SODOM que encaja con gran precisión y además aporta cierto cambio en las “armonías” y en las formas vocales, trayendo recuerdos de parámetros que comenzaron con el tema “Christ Passion” pero que también bañaron parte del disco “Agent Orange” y el brutal “Tapping the Vein”, disco al que pertenece el track original. La canción se ha ejecutado medio tono más baja, en un claro guiño a la línea bordonera en Mi bemol de todo este EP y cerrándolo con buena nota.

Es complicado ponerle pegas a esto, podrá dar la típica sensación de repetición en algunos momentos, pero es ínfimo. Para poner el broche de oro, BLAPHEMIC CRUELTY se ha hecho con los servicios de Juanjo Castellano. Ya sabemos cómo se las gasta este dibujante: a disfrutar del oscuro e infernal paisaje de muerte y anti-redención, otra gran obra del cada vez más solicitado artista gráfico español. Previsto en formato MCD, MLP y Cassette, “Crucible of the Infernum” dura veintiún minutos escasos, tiempo suficiente para molerte los tímpanos y hacer que tu boca sepa a sangre, fuego y cenizas.

Número de visitas: (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music