BOWEL STEW «Debridement»

BOWEL STEW (ita) Album Cover BOWEL STEW (ita)
Debridement
Again Kill
Brutal Death Metal
Pathologically Explicit Recordings
2015
CD
http://goo.gl/qI311v
8.5


1. Cruentatio Cadaveris
2. Hung, Gutted and Degloved
3. Liquefactive Necrosis
4. Exanguinate the Vermiform
5. Gaunching Torture
6. Thanatophiliac Parthenophagy
7. Injected with Syphilis
8. Excarnating the Debrided
9. Hollow (Brodequin cover)

Casi veinte años han pasado desde el surgimiento de los italianos BOWEL STEW (tras su inicial etapa como MONOLITH), cuyo total compromiso se mantiene intacto. Al igual que hay estilos para todos y adeptos para cualquier estilo, existen bandas que no se desdibujan, fieles a sus credenciales; y con las miras puestas en el simple “ahora”, se cascan discos tan brutales como sangrientos, no atendiendo demasiado a las virguerías pero sí a la contundencia, sin necesidad de ofrecer producciones sobrellevadas, con una cruda espontaneidad que a su vez prueba una honesta forma de hacer las cosas. El trío mantiene su línea destructiva, sin resquicios. Editado por Pathologically Explicit Recordings, “Debridement” constituye una salvaje entrega depravada e inmisericorde que, sin constituir nada nuevo u original, ofrece lo que cualquier banda debería aunque no todas sean capaces: sinceridad descarnada.

El disco, como buen producto realizado en Italia (y más últimamente), emplea ciertos pasajes en audio de varias películas de culto, que incluyen actos muy en la boga temática del grupo (“The Bloody Judge”, “Mark of the Devil”, “The Witchfinder General”), como introducciones e interludios, nutriéndose de capas DISGORGE (México) o BRODEQUIN, que se van alternando con algunos toques de Death Metal de siempre, logrando, a mi juicio, un personal estilo que les caracteriza en buena medida. Jugadas básicas de toma y daca, no por muy empleadas de menos valor, si son puestas en práctica con un mínimo de cabeza. Nada de baterías milimetradas o cuantizadas, ni supervelocidades o cabriolas constantes; las bases de parches son impetuosas y orgánicas, mientras que unos riffs oscuros y obcecados marcan la pauta, en cualquiera de sus formas o tempos. Mención aparte para la voz, que suena realmente monstruosa, no precisamente por innovadora, sino por su talante depredador.

Estamos ante una producción desnuda en la que principalmente destacan elementos como la caja/zapatazo, casi exenta de bordón, o unos bombos líquidos y bien presentes. La grabación en Alien Recording Studio fue realizada en muy pocas horas, siendo Angelo Raffaele de Innocentiis (RISING MOON) quien se ha ocupado de las tareas sonoras y el proceso final.

Las des-composiciones huelen a vísceras y están empapadas en la más cruenta asquerosidad, Conditio sine qua non de nuestros bestiales amigos y un más que perfecto combustible para esta plena masacre de órganos, despellejamiento en caliente y descuartizamiento inmisericorde. Da igual qué título escojamos, salvo los audios de films y los tramos más accesibles o de respiro, esta música es puro picadillo, orgánica y dinámica. Como colofón, nos obsequian con “Hollow”, cover de BRODEQUIN. Demasiada maldad en poco espacio, pero ha valido la pena, el disco resulta un acto tremendo.

Es verdad que hay mucha moda en el Brutal Death, y que a veces todo vale, en ocasiones ofreciendo una sensación de competición ridícula más que de arte musical… esto es otra cosa, un trabajo que insiste en las costumbres de siempre pero con la mala sangre de hoy, toda una reivindicación con sabor clásico, muy fresco y sincero. Por último, queda señalar que la carátula (Mottla Brutal Art) y el concepto musical de “Debridement” se abrazan sin fisuras, mediante una alianza clarísima: Raping-Ripping Brutal Death carnicero y sangrante a más no poder, que con su tremenda naturalidad puede disipar grandes dudas o elecciones auditivas, de un simple hachazo o arrancándonos la piel sin contemplaciones

Número de visitas: (635)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music