BRADI CEREBRI ECTOMIA “Threads of Desperation”

BRADI CEREBRI ECTOMIA (bie) Album Cover BRADI CEREBRI ECTOMIA (bie)
Threads of Desperation
Again Kill
Goregrind/Death
Pathologically Explicit Recordings
2016
CD
https://goo.gl/9enl31
7.5


1. Bitsa Sewer
2. Cerebrospinal Fluid Cocktail
3. Doing a Dahmer
4. Bradycardia
5. Thought Broadcasting
6. Little Disease
7. The Servant of Grindcore
8. Beltway Sniper
9. Victim of Electroconvulsive Therapy
10. Pathological Affect
11. Oral Reflex
12. Remains of Punishment
13. Fetal Alcohol Syndrome
14. Craving for Violence
15. Bethlem Royal Hospital

Relativo a lo esperpénticamente bizarro, existen citas cíclicas e inevitables. Y de nuevo, directamente desde los terroríficos hornos de la sangrienta factoría sureña de corte y despiece, recibimos otra andanada de fécula pastosa, de plasta tóxica para la salud, pero mucho más para los oídos. No se espera menos de un producto fraguado en los altos hornos de Pathologically Explicit Recordings, expertos artesanos diseñadores de variadas y cuidadosamente selectivas ofertas culinarias dirigidas a melómanos de la masacre, en necróticos menús para exigentes vocaciones catadoras de asaduras varias: carcasas adobadas en salsa intestinal, “corpse” bodeguero semi-integral al estilo machete texano o digestivos sorbetes de hiel y tripas. No obstante, hoy entra un nuevo plato en la carta: cerebro, rey de los manjares y que solo alcanza su máxima gloria y explosión de sabor si previamente se extirpa en vivo, muy lentamente, para no dañar sus estructuras y puntos de máxima jugosidad.

Un cachondeo, sí, pero el propio Riddley Scott lo reflejó como nadie en su film Hannibal (2001), impecablemente ilustrado mediante un cruel y psicológico acto voluntario de canibalismo autoimpuesto por “recomendación” del chef y clara obligación. Evidentemente, el comensal desconocía el producto, así como su procedencia genética. La diferencia radica en que algunos de vosotros sí queréis comer de esta miel… o al menos, conocer sus apetitosos sabores. Pues bien, aquí servimos en bandeja el segundo trabajo de los goregrinders bielorrusos BRADI CEREBRI ECTOMIA.

Threads of Desperation” alterna los habituales y cachondos patrones del Goregrind tipo COCK AND BALL TORTURE, GUTALAX, AHUMADO GRANUJO, ROMPEPROP… con los tenebrosos y básicos ritmos Thrash a medio tiempo y de fuerte sabor Hardcore emitidos por viejas bandas como S.O.D., HALLOWS EVE o SLAYER (¿Os suenan “Goblet of Gore”, “Lethal Tendencies”, “Rot Gut”, “Bitter Peace”, “United Forces”, etc?) y que caminan entre el punto Groove y la linealidad, otorgando un poso arcaico bastante añejo. También integra otra parte más bruta, con puntuales toques en plan INTERNAL BLEEDING, CEPHALIC CARNAGE, NAPALM DEATH, GOREFEST o BRUTAL TRUTH, tanto en estallidos vacilones de pesada expansión como en mayores velocidades Death/Grind, aunque principalmente predominen los tiempos moderados de poso Death/Groove.

No estamos ante un trabajo preocupado por emitir mensajes específicos, dado lo bestialmente omatopéyico de la voz y más allá de lo que cada cual quiera libremente interpretar, sobre todo por la ausencia de letras (y si las hay, son absolutamente ininteligibles). Visto de esta forma, estamos ante una conjugación de ritmos sobre los que la voz marranea y flipa a tocateja, realizando una labor más que loable; o tal vez la opción viceversa, logrando que ideas vocales tales como emulsiones de silbatos contaminantes, papá gorila cagándose y rugiendo por toda la impenetrable jungla, succiones de archiaspiradora, lanzaderas de humo, notorios estrangulamientos o estupendos viajes vacacionales por los túneles del retrete se conviertan en el centro de todas las miradas, confiriéndole tiempos muertos mientras los instrumentistas juegan sus diferentes feels y se chapotean en ellos.

Pero lo reseñable es que BRADI CEREBRI ECTOMIA no parecen recrearse en el cachondeo sin más, o mejor dicho, no solo atacan por ahí cuando procede… habiendo logrado conferir al trabajo una negra estela de “seriedad” que los aproxima o aleja, como cada cual quiera verlo, de uno u otro extremo. Ni mejor ni peor, a elegir. Los músicos suenan como una piña, compactos y bien nutridos: la batería y el bajo, es decir, este torpedo asesino de cuerdas gordas y sonidazo destructivo, dan soporte a unas guitarras machacantes y crujientes que despachan al son que más calienta, tanto en lo básico como apuntando a pasajes más complejos o inquietos y que se agradecen bastante por lo bien que suenan. Sin ser un trabajo especialmente creativo, sí se lo han currado a nivel de concepto y redondez, tanto en el ex profeso y buscado halo rítmico tan reiterativo como en la frescura o tics de algunas ideas. La producción es bastante buena, sólida, limpia y potente, y la portada es una excelente obra de arte del increíble Remy C. (HEADSPLIT Design).

Dada la aparente y citada ausencia de creación lírica, títulos como “Cerebrospinal Fluid Cocktail” (donde algún clon de Chewbacca parece imprimir órdenes a un ejercito de híbridos humanoides), “Oral Reflex” (machaques alternos, disonancia y tinieblas) o “Fetal Alcohol Syndrome” (como cristales rotos abrasándote los oídos) ofrecen una ligera idea de por dónde van los tiros. Destaco especialmente tracks como “Thought Broadcasting”, “The Servant Of Grindcore”, la brutal “Pathological Affect” y la grind-deather “Betlehem Royal Hospital”, por contener la esencia Goregrind que pulula en toda la obra y al tiempo implicar otras vías, aunque bloques de cemento como “Craving for Violence” o “Bradycardia” ofrezcan otra cara no menos intensa, por su básica y peligrosamente adictiva obtusidad.

Este combo es difícil de valorar o calar del todo tras el tanteo de un simple tema o dos, siendo aconsejable la escucha al completo para poder valorarlo en buena medida, porque lo que buscan, vista su filosofía, está encerrado en un claro desarrollo de inicio a fin de obra, y no en tracks sueltos. Dadas sus características, “Threads of Desperation” es un disco que podrá gustar por igual a los fans del Goregrind, del Brutal death o del Grindcore, incluso a los que pasan de etiquetas. Otros lo odiarán sin remedio, claro. No esperes nada más allá de pasar un buen rato, aunque de eso se trata, al fin y al cabo. Si eres capaz de oírlo de un tirón, te dejará el cerebro hecho puré; así que si tienes hambre, ya sabes…

Número de visitas: (248)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music