BURZUM “The Ways of Yore”

Definitivamente el cassette que tengo por casa de la Ronda de Villancicos de Aldeanueva de Guadalajara es mucho más blacker que esto… a decir verdad, es mucho más Metal en general que este “The Ways of Yore”. Sí, sé que hace apenas dos meses el niño malo de Noruega anunciaba su retirada del mundo de la música Metal y no debería pillarme por sorpresa (sobre todo habiendo escuchado el anterior disco). Pero entonces desvincúlate totalmente de dicho mundo, lo que debería comenzarse por no utilizar el nombre de BURZUM, que tan claramente está arraigado en las más crudas raíces del Black Metal. Lo más lógico sería poner en la portada de este aborto simplemente “Varg Vikernes” (o incluso algo así como “Varg Vikerne’s Carols”, por ejemplo), ya que esto es de todo menos BURZUM. Pero entonces no ganaríamos tanto dinero, ¿verdad señor Vikernes?

Se trata ya del sexto trabajo completo desde la salida de la carcel de Varg, y la verdad es que el primer disco de esta época, “Belus”, me sorprendió gratamente, ya que volvió a sus raíces Black, después de los discos que había grabado durante su estancia en prisión. Sus siguientes trabajos, aunque fue añadiendo progresivamente cada vez más elementos Pagan/Folk, seguian siendo escuchables, ninguna maravilla, pero decentes a fin de cuentas. Pero lo que tenemos aquí no es nada de aquello, ni siquiera es una evolución siguiendo una cierta tendencia de sus anteriores lanzamientos (sin contar el anterior “Sôl Austan, Mâni Vestan”, que consistía en piezas de la banda sonora de la película “ForeBears”).

Podríamos etiquetar este trabajo como música ambiental, pero no nos esquivoquemos, esto no es ni por asomo Black/Ambient, ya que no posee nada del sentimiento oscuro, decadente y depresivo que los lanzamientos de este subestilo suelen ofrecer. Y la verdad es que incluso como disco ambiental creo que deja bastante que desear, ya que dicha música debe despertar un feeling especial, sumergir al oyente en una atmósfera de sensaciones a base de melodías simples, monótonas y repetitivas que evoquen aquello que se quiera expresar. Pero este álbum no expresa nada de nada, ya que el minimalismo del que hacen gala estas composiciones supera de lejos el límite de lo cutre. En mi opinión, hacer música ambiental es diferente a hacer el tonto con el casiotone un rato, grabarlo y sacar un disco, que es la sensación que me deja la escucha de “The Ways of Yore”.

Hay dos tipos de canciones, algunas con un toque más acústico con una base de guitarra y voz, como puede ser el tercer corte “Heill Odinn”, una especie de villancico pagano nórdico que me ha hecho bastante gracia la verdad; y luego las totalmente ambientales a base de sintetizador, como “The Lady in the Lake”, por poner un ejemplo, de esfuerzo compositivo prácticamente nulo, o esa es la sensación que deja. Las dos canciones que se encargan de cerrar el disco, “Emptiness” y “To Hel and Back Again”, de trece y once minutos respectivamente, llamaron en principio mi atención, ya que pensé que tal vez con esa extensa duración poseerían una composición algo más elaborada, aumentando su intensidad en su desarrollo hasta llegar a algún tipo de climax ambiental…pero nada, monotonía larga y tediosa. Sólo en la décima cancion “Hall of the Fallen”, mi atención se despertó por un momento con unas partes un poco más intensas que podrían evocar muy pero que muy de lejos lo que el Black/Ambient es. Únicamente por esta ligerísima reminiscencia he dado a este disco la puntuación que tiene (ya que de lo demás no hay absolutamente nada que salvar).

Y mención aparte merece el arte de la portada, y no por el precioso dibujo del artista francés Gustave Doré, sino por el divertidísimo marco de esvásticas con el que este señor ha decidido adornarlo. Y que no nos venga con el cuento de la cruz gamada como símbolo pagano de la vida y la muerte o con cualquiera de las diversas interpretaciones que este símbolo tiene, porque no me lo creo, y menos viniendo de un tipo que es de sobra conocido por cojear de la pierna (extrema) derecha con diversas declaraciones que nos ha ido brindado anteriormente.

En fin, setenta minutos de tedio infumable y sin sentido. El claro ejemplo de como vivir chupando del legado de un nombre que tanta repercusión tuvo en el maravilloso y oscuro mundo del Black Metal. Pero claro, mientras haya gente que se lo siga tragando…

Número de visitas: (0)

2 opiniones en “BURZUM “The Ways of Yore”

  1. Mou

    Totalmente conforme con la crítica de este truño (Me es imposible llamar a esto disco).Como dice el autor me parece muy bien que grabes estas mierdas pero hazlo bajo otro nombre campeon que te estas cagando en tus raices.
    0’5 me parece demasiado jaja.En fin…

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music