COFFINBORN “Beneath the Cemetery”

COFFINBORN (hun) Album Cover COFFINBORN (hun)
Beneath the Cemetery
Again Kill
Death Metal
Xtreem Music
2014
MCD
www.facebook.com/coffinborn
8.5


1. Enter the Nightmares of Horror
2. Beneath the Cemetery
3. Putrid Stench of Death
4. Corpse Collector

 

Excelente MCD que nos traen los deathers húngaros COFFINBORN, a modo de debut, de la mano de Xtreem Music y a punto de editarse oficialmente. Sus componentes provienen de bandas como MÖRBID CARNAGE (principalmente) o GRAVECRUSHER, con quienes comparten prácticamente fecha de nacimiento. “Beneath the Cemetery” es un homenaje a los viejos tiempos, hecho que sin ser especialmente relevante en cuanto a definir la calidad, sí es un indicativo para comprobar hacia dónde van los tiros.

El trabajo consta de buena producción, muy adecuada a las circunstancias. Y Hay algo que me parece importante señalar: simula ciertos aspectos de las mezclas Old School pero no trata de parecer un disco de hace 25 años. Digo esto porque hay bandas casi noveles a las que esto les sale muy bien (RUDE, DEROGATORY), aunque es la tremenda fuerza o la salvaje espontaneidad que conlleva una incipiente juventud lo que ayuda a hacerlo tan creíble o apropiado, dando el pego aunque parezcan tener poca personalidad, por el momento. Sin embargo, no siempre funciona, porque de alguna manera hay que creérselo, incluso no haber tenido tiempo de “evolucionar”. En COFFINBORN, hablamos de músicos más rodados (independientemente de los niveles individuales), y posiblemente haciendo voluntarias concesiones, dado su principal objetivo y la clara línea a seguir. Respecto al resultado sonoro, puede decirse que han sabido conferir un punto ideal entre lo actual y la onda clásica, con mucho poso mortifero, moho y gran pegada.

La voz es pútrida, ahogada y cavernosa. No ejerce un primerísimo plano aunque cuenta con ciertos momentos y pasajes en los que necesariamente destaca por proyectarse de diferente manera. Las guitarras suenan muy bien, atravesando carne y hueso, sobre todo cuando la percusión está menos presente o en la marcas y cortes. El bajo trabaja a caballo entre los riffs y la batería, con un grueso sonido apianado, definido y espeluznante, otorgando un ambiente tétrico y confiriendo indudable peso al conjunto. En general, suena todo de forma inteligente: ni hay excesos ni se dejan nada en el tintero. 20 minutos de tralla condensada, sin preámbulos

Por otro lado está el arte gráfico, firmado por Marc Riddick. La portada hace juego con la música, en el estilo blanco/negro y mostrando esa sobria y graciosa expresividad que el dibujante sabe imprimir a la muerte en forma de vida. Una escena macabramente perfecta y muy bien enmarcada a través de su propio diseño, cual herramienta de acabado estético y mediante la simetría de las calaveras en los vértices del cuadro, confiriendo un guiño al asunto. El Artwork al completo se basa en elementos individuales de la propia escena principal, potenciándolos por separado y además logrando que dibujos y canciones encajen como anillo al dedo, o mejor dicho, como muerto al ataúd.

Enter the Nightmares of Horror” se introduce sin ceremonias. Death Metal corrosivo y directo al cuello, bastante orgánico a pesar de la potente mezcla. Riffs trémolo, cortes ochenteros tipo “War Ensemble” y pasajes rompedores.

Beneath the Cemetery” cambia los planteamientos anteriores, machacando con el bordón en medio tiempo, con afiladísimas guitarras y un bajo que penetra hasta la médula. No tarda en adoptar la vía rápida.

Putrid Stench of Death” es, un pesado track en el que predominan los tiempos lentos y arrastrados, tanto con palm mute como con notas abiertas, incluso largos y densos acordes, todo bien intercalado y añadiendo partes veloces sobre las que se desgrana un brevísimo y esquizofrénico solo de guitarra. Buen contrapunto para un momento clave en el recorrido del disco.

Corpse Collector” entra a romper, y teniendo en cuenta que cierra la obra es una baza fundamental, porque deja buen sabor de boca y el listón muy alto. De nuevo aires rápidos y diferentes formas de trabajar las partes, mezclados con sabores INCANTATION y AUTOPSY. Las guitarras y la voz son protagonistas, abarcando diferentes técnicas y formas de expresión que a su vez flotan sobre unas bases rítmicas demenciales, por momentos. Esta es la descarga más brutal del trabajo, un diamante en bruto que bien vale la pena escuchar con detenimiento.

Lo bueno de estas cuatro canciones es que producen un resultado muy bien compensado respecto a estilos y tempo: más vale poco y bueno que mucho y repetitivo. La banda ha sabido condensar sus ideas en un grado bastante equilibrado, con un track list que mantiene el interés in crescendo y con la variedad musical suficiente. Sobre todo teniendo en cuenta que ejercen el viejo estilo Death Metal corrosivo y de raíz que mezcla la vertiente americana y europea a partes iguales, y que a pesar de sus respectivas características innatas conlleva ciertos elementos y ritmos que son casi imposibles de eludir, más bien todo lo contrario. Buena nota para COFFINBORN y su “Beneath the Cemetery”, un trabajo generosamente escueto pero intenso, y que sin duda merece la pena adquirir en formato circular y tangible.

 

Número de visitas: (764)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music