CRYPTIC REALMS “The Rotten is Alive”

Poquísimo tiempo ha pasado tras la salida de “Eve of Fatality”, demo/EP debut de CRYPTIC REALMS, editado en diferentes formatos profesionales, pero la maquinaria no para. “The Rotten is Alive” es su nuevo EP, compuesto de cinco cortes que pronto serán editados en Split CD por el sello mexicano Dark Recollections Productions, compartiendo espacio con la banda ASTIGARRAGA-THROWER.

No obstante, la presente revisión se basa exclusivamente en el demo digital proporcionado por el grupo, que solamente implica su propio material y la carátula facturada por Jan P. Whitney (Death My Only Way Artworks), artista que ha realizado diferentes obras gráficas para bandas como SLAUGHTERDAY, GOD DISEASE o IMPURE CONSECRATION. Sus portadas están dotadas de un perverso toque muy al estilo de la vieja escuela, y aquí se mantiene su fragante línea de carácter putrefacto.

Uriel Aguillon, principal instigador de CRYPTIC REALMS, vuelve acatar la composición principal y las labores de producción. En líneas generales, el lanzamiento implica diferentes matices de arquitectura que bien vale la pena especificar para poder valorar las evoluciones de esta banda virtual.

Primer aspecto relativamente llamativo: el brasileño Tersis Zonato (OFFAL, LUTEMKRAT), guitarrista solista del proyecto, se ha encargado de ejecutar y grabar las baterías de este EP, tarea que en “Eve of Fatality” fue acatada por el propio Aguillon. Las novedades van más allá, pues Zonato también acomete dos piezas de guitarra clásica denominadas “Shattered Dreams” y “Scattered Thoughts”, que sirven de Intro y Outro para este pequeño trabajo de puro Death Metal. No son pocos cambios, precisamente.

Otro detalle apunta a las letras y a su ejecución, ya que el vocalista griego Kostas Analytis (ABYSSUS) mantiene su faceta creadora, salvo por un inciso mediante el que comparte rol con Uriel, que se ha ocupado de componer y cantar la letra de la canción “Shadows Disgrace”, en la que Analytis realiza brevísimas incursiones de apoyo y contraste.

Atendiendo a la mezcla y al mastering, casi todo suena más agresivo y brillante en frecuencias, manteniendo la oscuridad de la propia música pero sin aquel manto espeso y plomizo plasmado en el debut. A pesar de todo, la nueva mixtura resulta igualmente orgánica, sin sensaciones de mecanismo o modernidad, con las guitarras rítmicas como imprescindibles cimientos de esta música y seña de identidad. La batería mantiene su línea básica y de doble bombo, bastante potente, con un sonido muy afilado que por sus ecualizaciones y volúmenes quizás resulte menos lleno (en simple comparativa con su primer material), aunque también mantiene una pegada segura; en este sentido, aportan una visión de refresco y se diferencian lo suficiente del particular y especialmente grueso toque impreso por Uriel. Las líneas de bajo vuelven a estar compuestas y grabadas por el mexicano Victor Varas (TRITTON), atronando con calor y aplomo.

Respecto a la voz, Kostas se muestra en una forma excelente a través de su amalgama de tintes terroríficos y agónicos, pues esta música que le va como anillo al dedo. En “The Rotten is Alive” continúa doblando sus frases, recreándose en la sensación de ansiedad y destacando en la mezcla de forma perfecta. Finalmente, los solos de guitarra cierran el paquete multitarea, en esta ocasión más presentes y definidos, implicando menor efecto de lejanía pero todavía en ese camino entre la consonancia y lo atonal.

Básicamente, esta producción me parece mejor que la primera, siempre pensando a nivel técnico, y no como simple aspecto estético. También hay que entender que “Eve of Fatality” nació como Demo, manteniendo un insustituible, apropiadísimo y críptico espíritu sonoro que en esta ocasión da paso a un matiz más perfilado, pero con una ambientación general igualmente terrorífica y aplastante. En este sentido, CRYPTIC REALMS dan un paso adelante.

A nivel estilístico nada o muy poco ha cambiado, así que principalmente estamos ante tres canciones de denso Death Metal con la filosofía del grupo, en las que los ritmos se suceden e intercambian con la suficiente picaresca y fluidez como para no resultar monótonos a pesar de lo evidente básico pero efectivo de sus planteamientos. Tanto “Begging to be Dead” como “The Rotten is Alive” son canciones cargadas de peso y humanidad, con riffs monolíticos basados en la simpleza pero que chocan en la cara como pedradas, tanto cuando se disparan como cuando discurren en rasposos tiempos medios, destacando que en la segunda de ellas se mantienen ciertos elementos muy llamativos y pegadizos, en riffs, voces y solos de guitarra.

Pero en la mastodóntica “Shadows Disgrace” podemos escuchar a la banda en otra dimensión, y con Uriel en la voz, como dije antes. Se alternan pesadas secciones, más lentas pero muy marcadas en pulso (al estilo Tom Warrior/INCANTATION…) con las típicas embestidas THROWER/OBITUARY/ASPHYX ya acatadas parcialmente en el resto de su música; y en esta ocasión muy en la onda de NECRORITE y su demo “In Death´s Certitude”. Francamente, esta canción me ha parecido lo mejor del trabajo, combinando facetas muy distintas a través de sus dos facciones. Todo el desarrollo que conlleva, sin prisa ni pausa, es excelente. Una apisonadora que va moliendo huesos sin dejar rastro, incluso dando pie a las citadas y brevísimas incursiones que Kostas realiza en varios tramos del track, pero también a pequeños juegos en los que el bajo predomina, matizando y resolviendo. En este caso, la voz de Aguillon es fundamental, por su aura de muerte total, por romper la norma y por aportar otra visión en el concepto CRYPTIC REALMS, aunque la tome y traiga “prestada” de su propia cosecha. De nuevo, reconozco que el combo crece con esta apropiada aportación.

Sinceramente, lo que no termino de ver claro es lo de las dos piezas instrumentales ejecutadas con guitarra clásica. Por mucho que abran y cierren un conjunto de canciones, que sirvan para ambientar con intriga el grueso del trabajo, a pesar de que estén correctamente ejecutadas e incluso compuestas, desarrolladas… me parece que duran demasiado (1:50 y 1:25), restando dinamismo y pudiendo actuar como lastre, al menos en cierta medida. Entiendo lo que han hecho, y está bien musicalmente, pero en un lanzamiento Death Metal de estas características, con secciones de breves segundos hubiera bastado, a mi juicio. Es una simple opinión, si el contexto no fuese un Split, si su repartición formase parte de un compendio mayor, etc, tal vez podría verlo de otra manera. A pesar de todo, no estoy tan sordo como para no saber valorar el esfuerzo del músico brasileño y la buena intención puesta en cada nota.

CRYPTIC REALMS es un grupo centrado en cierta concreción, creo que lo que hacen está lo suficientemente bien como para ser tenido en cuenta; tras dos EPs, el próximo disco debería ser una prueba de fuego en la que con imaginación y talento consiguiesen un Full-length impecable, obligatoriamente más variado (para no repetirse en exceso) y sin “rellenos”, aprovechando cada segundo bajo el poder de su dureza característica. Al menos ese fue el espíritu inicial del grupo, el impacto original. Ahora bien, la combinación de elementos compositivos por parte de cada miembro de la banda podría ser la gran clave, sencillamente, repartir mayormente los papeles para poder sumar de forma óptima. “The Rotten is Alive” es un trabajo muy disfrutable, aunque con una canción más de puro Death Metal (y tal vez un corte acústico menos) podría ganar enteros, sin duda.

Habrá que estar al tanto de la otra parte del Split, cuya salida está prevista hacia finales de marzo, para poder valorar el DRP-026 en su justa medida.

Número de visitas: (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music