DARK TRANQUILLITY «Atoma»

Pues nada, que ya tenemos aquí el nuevo disco de uno de los padres del sonido Göteborg, ahí es nada.
Cabe decir que el escepticismo con el que cogí este disco era máximo ya que esta banda me tiene acostumbrado a darme un par de cal y otra de arena desde hace un tiempo. Si bien es cierto que “Fiction” y “Character” son muy buenos discos, incluso “We Are the Void” supo mantener el tipo de forma más que digna, cabe destacar el batacazo que supuso su anterior trabajo “Construct”, donde el tedio, el aburrimiento general y la falta de inspiración y chispa eran una constante.
Ese escepticismo no cambió demasiado al escuchar los dos primeros adelantos de este “Atoma”, aunque por fortuna, me veo obligado a tragarme como un campeón ese escepticismo y las pesimistas palabras lanzadas en su día, quizás un poco a la ligera.

Para empezar dejaré claro que “Atoma” no es un “Damage Done”, y dejaré aun más claro para los más puristas que la senda del “Skydancer”, “The Gallery” o “The Mind’s I” la abandonaron hace mucho y no van a volver a retomarla, al menos no en este disco desde luego.
Aun y así, hay que reconocer que “Atoma” retoma (no es un juego de palabras intencionado) parte de esa fuerza y energía del “Character” o “Fiction” aunque sin dejar de lado su vertiente más melódica con un Mikael Stanne haciendo gala de una voz realmente melancólica, oscura y emotiva con la que ya empezó a hacer sus pinitos en el, en su día polémico, “Projector”.

Estas partes esta vez no te sumergen en el tedio más absoluto como en su anterior “Cosntruct”, por el contrario, nuevamente volvemos a volar en su espacio oscuro, denso y triste cargado de fuerza y energía. La vuelta de las guitarras de riffs veloces con ritmos de aire medio heavy, medio thrasher es algo de lo que alegrarse, las cuales combinadas una vez más por una batería dinámica y un teclado majestuoso hace que recuperemos las mejores sensaciones a las que el quinteto sueco nos tiene acostumbrados, al menos en la mayoría de ocasiones.
Desde luego no es su disco más rápido ni el más potente, pero lo suple a la perfección con unos temas muy trabajados e inspirados además de gozar de una exquisitez compositiva fuera de toda duda, consiguiendo éstos crear una atmósfera cargada de melancolía y tristeza a la altura de pocas bandas de hoy en día.
Sin duda es algo de elogiar en una banda con 25 años a sus espaldas y 11 discos que a estas alturas aun sepa renovarse sin perder su esencia original y a la vez sin repetirse en su fórmula musical, con algún altibajo claro está, pero pocas son las bandas que no han sacado algún que otro disco a olvidar.

Si sois seguidores de DARK TRANQUILLITY, no temáis, este disco está a la altura del nombre de la banda. “Atoma” suena fresco, dinámico y a la vez transmite en todo momento la esencia original de la banda. Quizás no sea su mejor disco, pero os aseguro que cumple más que de sobras. Recomendado al 100%.

Número de visitas: (502)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music