DEAMON “Condemned to Darkness”

DEAMON (can) Album Cover DEAMON (can)
Condemned to Darkness
Again Kill
Brutal Death Metal
CDN Records
2013
CD
facebook.com/deamonofficial
8.5


1. Flesh Divine
2. Means of Extinction
3. Lips Sewn Shut
4. Shallow Graves
5. Cremation
6. When Blood Stops Flowing
7. I Am War
8. Condemned to Darkness
9. The Infestation
10. Crown of Ignorance

Hablar de los canadienses DEAMON sería imposible sin hacer una revisión obligatoria y citar su material de 2006, el espantosamente bestial “Descend Dethrone”. Este trabajo, de trazas GORELUST / CRYPTOPSY, espontáneo, crudo y primitivo, puso el listón bastante alto. Por eso, a la hora de enfocar esta revisión, habría que aclarar que las cosas han cambiado en el seno de la banda. Ni para mejor, ni para peor, aunque los resultados musicales obtenidos por la agrupación son óptimos y difícilmente cuestionables. “Condemned to Darkness” (CDN Records), su reciente disco de 2013, muestra uno de esos casos en los que el norte no se pierde de vista, aunque se cambie de dirección.

A primera escucha, podría pensarse que estamos ante otra banda tipo NILE, BEHEMOTH o los HOUR OF PENANCE de la etapa “The Vile Conception”, pero pasada por la base rítmico-trituradora de grupos como SEVERED SAVIOR, ORIGIN o DEEDS OF FLESH. Bajo estos parámetros, es posible percibir un reajuste en la dirección escogida, pasando de la crudeza total de su anterior disco a una compactación moderada, aunque sin experimentos ajenos al estilo. No es un trabajo especialmente Tech, sino más bien conciso y brutal, realizado con alto nivel y bastante gusto, incluso muestra ciertos pasajes llamativos que sofistican el resultado de algunos temas. Por eso es complicado etiquetarlo en el cajón del Technical Brutal Death, pero sí puede catalogarse como Brutal Death Metal directo y muy bien ejecutado técnicamente. Además, por la forma de plasmarlo o por lo bien que entra su escucha, resulta un trabajo “inteligente”, moderno e implacablemente arrasador. Aquí hay oficio, sin duda.

Como de costumbre en determinadas situaciones en las que el espacio entre dos lanzamientos es notable, se marca una brecha, y el lineup tiende a variar: Ron McLean se mantiene en las guitarras, Shawn Carrier continúa tras los parches y en las voces de apoyo. El guitarrista Cory Malone, que además se ocupaba de la voz principal, ya no está en el combo. Este podría ser uno de los aspectos significativos, aunque visto el resultado, su falta no es especialmente relevante, dicho con todos los respetos. La nueva formación implica a Arend Nijhuis en las tareas vocales y Mike Chambers en bajo y voces. Equipazo. La música está realizada por DEAMON al completo, con excepción de las letras, compuestas por Mark Howitt (FLESHCRAFT, AMARANTH…).

Condemned to Darkness” se grabó en los Northwood Studios (Ottawa, Ontario), siendo producido por Matt Connell y la propia banda. El sonido es buenísimo, nítido y compacto. Con una batería que parece una ametralladora y un bajo rellenando linealmente, sin dejar huecos, te abrasan la cabeza a golpe de blast y puazos. Las guitarras rítmicas suenan como batidoras de trituración, meticulosamente concisas y detallistas, mientras que las melodías y solos flotan mediante una oportuna dosis de reverb, impregnando los correspondientes pasajes y contrarrestando una potente base de graves y medios. El trabajo vocal mantiene la esencia de las bandas Brutal Death, recordando en cierta medida a Sauron, de los primeros DECAPITATED. Sin embargo, la labor realizada por las voces de apoyo nos ofrece diferentes perspectivas.

El Artwork está principalmente basado en la portada, contraportada e Inlay, ya que las hojas interiores mantienen un diseño genérico y oscuro, mediante una textura que no entraña especial atractivo, aunque resulte completamente adecuada. Excelentes los dibujos del artista Riaj Gragoth, de Luciferium War Graphics: muerte, infiernos y hecatombe, con la sonrisa demoníaca en primer plano.

Un disco que entra del tirón, de esos cuyas canciones parecen estar hiladas una tras otra, sin descanso y complementándose entre sí gracias a su diferente proyección de ideas, haciéndose muy llevadero. A mí me llega especialmente “Condemned to Darkness” (con partes en onda BEHEMOTH), por su seguridad, las variaciones entre riffs y un buenísimo tramo con melodías trémolo en plan música clásica, bien solapadas rítmicamente. “Flesh Divine”, tema que abre el disco, destroza con su alta velocidad. La canción combina todo tipo de partes, implicando grandes variaciones y pudiendo resaltar un sorpresivo y ambiental solo, así como las melodías que abrazan el final, muy NILE. “Shallow Graves” es un tema algo diferente al resto, combina secciones SEVERED SAVIOR, CANNIBAL CORPSE y MORBID ANGEL con poderosas voces dobladas y puntuales breakdowns. Contiene riffs demenciales y sin respiro. Otro punto alto es “Means of Extinction”, con más voces superpuestas, variedad de patrones y nuevas melodías, siempre fugaces. También es destacable “The Infestation”, un tema bestialmente denso, con armonía tenebrosa y bien contrastado a través de secciones palm mute, sencillas y potentes, incluso contiene un escueto solo de guitarra cargado de intención. “Cremation” es puro nervio que se transforma en Brutal Death de corte americano, e intercala ametralladoras y nerviosos picotazos a partes iguales, con riffs graves de tipo exótico. “Lips Sewn Shut” podría ser uno de los mejores cortes, y al estar colocado en el tercer puesto ofrece cierto grado de refresco, con sus secciones a medio tiempo que recuerdan a SEVERE TORTURE o los primeros DECAPITATED, aunque las cotas de velocidad que alcanza por momentos son vertiginosas. Y podríamos seguir, pero más bien os invito a dar caña a este trabajo (está en Youtube, al completo), porque al final, lo que verdaderamente importa son las percepciones de cada cual… y aquí, simplemente nos limitamos a valorar en su justa medida la labor de una banda que sangra con cada nota que toca, independientemente de a quién llegue su propuesta.

Teniendo ambos trabajos en formato original (su anterior disco y el que empapa esta revisión), me veo obligado a decir (y casi repetir) que parecen dos bandas distintas. Sin embargo, hay un hilo conductor muy poderoso que continúa mirando al pasado, porque esto es un material exquisitamente atroz que no otorga ni la más mínima concesión sonora. Y ni mucho menos va a impedir poder disfrutar de “Condemned to Darkness”, respecto al prisma de la casi inevitable comparativa, siendo una buena prueba de que cuando las cosas quieren hacerse bien, aplicar la fórmula “menos es más” funciona. Esencia y pocas florituras… pero sobre todo, nada de irse por las ramas. Destructivo, con clase y nivel, ajustándose a una tendencia pero sin copiar demasiado. Absolutamente recomendable.

Número de visitas: (616)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music