DEATHRUNE «Those Who Choose the Fallen»

Those Who Choose the Fallen” es el primer disco oficial de los Deathmetaleros de Yonkers DEATHRUNE. El disco ha visto por primera vez la luz este pasado año 2013, de la mano del sello español Dark Blasphemies Records, si bien su grabación data del año 1.996. El paquete, en formato de 2CD lo completan las cuatro primeras demos de la banda, a saber: “Demo 1991” (´91), “Beneath the Cypress Groves” (’92), “Memories of the Exhumed” (’94) y “Remain Forever Entangled” (’95)… entre los dos discos, suman así como 2 horas y 10 minutos de cera sin concesiones.

Los chavales de DEATHRUNE desarrollan, o desarrollaban, un Death Metal oscuro y pesado al estilo Old School americano, que recuerda cosa fina a bandas como MORPHEUS DESCENDS, BAPHOMET y, sobre todo, a los maestros del género: INCANTATION. No es extraño esto último, pues en DEATHRUNE milita Mike Saez; quien fuera guitarra y voz en el disco “The Infernal Storm” de los citados INCANTATION. En ocasiones, DEATHRUNE trascienden en sus composiciones la  poco definida frontera del género al acercarse al Brutal Death de bandas salvajes de los 90, como los primeros PYREXIA o IMMORTAL SUFFERING.

El disco consta de 11 temas (más intro e interludio), donde el peso recae en la sepulcral voz de Mike, que se mueve la mayor parte del tiempo en registros graves y profundos con líneas sencillas y efectivas, frecuentemente apoyadas por segundas voces agudas y desgarradas, que dan mayor dinámica al conjunto. Instrumentalmente, si bien hay muchas ganas y muy buenas ideas, me quedo con la sensación de que entre la segunda y tercera demo del grupo, coincidiendo con la incorporación de Saez a la banda, DEATHRUNE llegan a la paradójica situación de que su nivel o pretenciosidad compositiva, está un par de pasos por delante de su capacidad como ejecutantes, pues hay ciertos momentos en que se ven carencias técnicas, como bombos que entran un tanto «a puñados» o guitarras solistas algo entrecortadas.

No hay que perder el horizonte respecto a que, lo que aquí tenemos es el trabajo de un grupo de chavales, en su primera (y en el caso de varios de ellos, única) banda, en la que deciden echarle dos cojones bien gordos para salir de su «zona de confort» para experimentar con nuevas sonoridades mucho más indómitas y bestiales, que estaban en plena efervescencia en aquel momento.

Así, nos encontramos con una contundente y oscilante base rítmica de, con baterías que suben y bajan radicalmente la cadencia de pegada, desde el blastbeat más desenfrenado hasta el groove más arrastrado; riffs de guitarra y bajo retorcidos y oscuros, con querencia por las armonías menores, las disonancias y los juegos instrumentales a varias voces. Todo lo anterior, con una producción totalmente orgánica y natural, sin trampa ni cartón, con percusiones que te golpean en la cara, en contraposición con las guitarras agudas y chirriantes.

Destacaría temas como la brutal «Plague March«, una gran debacle sonora con múltiples cambios de tempo y ritmo, o «Ghostwinds«, donde los de Yonkers demuestran sus buenas maneras a la hora de crear ritmos pesados y cargados de groove. Especial buen sonido nos encontramos en la acústica instrumental «Llanreithan«, que nos sumerge en el tramo final, que para mi gusto condensa los mejores momentos del disco, como las contundentes «Deserted Churchyards» o la más larga «Dark Tides of Yoggoth«.

A título anecdótico, cabe destacar la evolución del estilo de la banda, desde el Thrash Death con voz agudas de sus primeras demos, al indicado rollo oscuro, profundo y malévolo a lo INCANTATION. En esas primeras demos, el que canta es Kelly Izquierdo, actualmente, voceras de MORTAL DECAY.

En resumen, y recordando la perspectiva desde la que creo que hay que orientar y encajar lo anteriormente reseñado, podemos afirmar que estamos ante un buen disco. Un buen disco que no pudimos disfrutar en su momento y que ahora nos llega en una más que interesante edición, bien presentada y documentada gracias al esfuerzo de un sello peleón y brutalmente honesto, que nos retrotrae a los años de gloria del Death Metal made in USA. Yo que vosotros, apostaría por él.

 

Número de visitas: (508)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music