DECREPID “Osseous Empire”

DECREPID (uk) Album Cover DECREPID (uk)
Osseous Empire
Juanpa Pérez
Death Metal
Xtreem Music
2015
CD
www.decrepiddeath.blogspot.co.uk
8


1. Concussion
2. Death Walks Above
3. Indulgence in Self Destruction
4. Ashumaniac
5. Into the Doom
6. Breeding Anger
7. Fear Within

¡Joder, por fin! Después de un año de retraso, ya está aquí el nuevo trabajo de los británicos DECREPID, Osseous Empire“. Conocí a esta banda a raíz de que hace un par de años se anunciara su fichaje por parte de Xtreem Music, y tras bucear un poco por la red, no tardé en hacerme con con su primer larga duración, “Devoted to Death” (2011), un puto cañonazo en la cara en forma de CD, que ya tengo más que quemado a base de escuchas. Death Metal sencillo y directo, con temas pesados y memorables como “Sins of Sodom“, “Purgatory” o la propia “Devoted to Death“; todos con el denominador común de de una combinación perfecta entre riffs pegadizos como lapas y unas líneas vocales salvajes que no pueden cantarse de otro modo que no sea con un puño (o cerveza) en alto.

Un par de años después sacaron la demo “Mausoleum of de Forgotten” con la que me llevé un verdadero chasco, pues si bien los temas no estaban mal y, seguían en la tónica del primer álbum, el sonido era de lo más ratonero y suponía un retroceso considerable respecto de la pesadez y contundencia a la que me tenían acostrumbrado.

Como decía al principio de la reseña, la actual entrega de la banda se ha demorado un año respecto de la fecha de salida prevista, pues entre medias la banda ha sufrido varios cambios en su formación que han retrasado sus planes de grabación. Finalmente, con nuevo bajista y batería, los de Londres nos presentan “Osseous Empire“, un trabajo de 7 temas que suponen una clara evolución respecto de lo que podíamos encontrarnos en “Devoted to Death“. ¿A qué me refiero con eso de “evolución”? Me explico. En “Osseous Empire” han madurado compositivamente y como instrumentistas, conformando temas más complicados en cuanto a estructuras y variedad de partes y ritmos. El disco no entra tan fácilmente a la primera, y requiere de mayor número de escuchas para ubicarse y captar los matices de las composiciones.

Si bien en “Devoted to Death” los temas respondían invariablemente al formato single en cuanto a estrofas y estribillos y eran de una duración raramente superior a los 3 minutos y medio, en “Osseous Empire” ya nos encontramos con piezas que pasan de largo los 5 minutos, como “Into the Doom” y que en algún caso se van casi a los 8, como en la genial “Fear Within” que cierra el trabajo, donde la banda juega con variedad de registros, que van de los tempos arrastrados cercanos al Doom hasta andanadas a toda velocidad. Evidentemente, sigue habiendo sitio para esos singles a los que nos tenían acostumbrados, y así tenemos pepinos como “Indulgence in Self Destruction” o la aplastante “Death Walks Above“, que recuerda a antiguos clásicos de riffs rompecuellos,como  “Sins of Sodom“.

Lo mejor del disco, como en anteriores entregas de la banda, la voz del amigo Cris Bassan, con un gutural hiperprofundo y demoledor como pocos, que combina con graznidos en tonos medios/agudos con un rollo muy blacker. Sin duda este último aspecto es en el que más ha avanzado el vocalista, porque si bien ya era algo que venía haciendo en anteriores grabaciones, ha logrado un registro mucho más desgarrado y salvaje.

El sonido, afortunadamente, ha sorteado el bajón que supuso la demo, y nos encontramos con buen empaque de guitarras y bajo, con distorsión bastante comedida, en contra de lo que viene estilándose de un tiempo a esta parte con el revival del Death Sueco, donde parece que hay algún tipo de competición a ver quién le mete más drive a las guitarras. Aquí se ha apostado por recortar agudos y jugar más con sonidos más nítidos, con una distorsión a base de crunch, El bajo suena genial, con mogollón de armónicos que le dan presencia y, por fin, la batería suena totalmente real, sin ese efecto de caja hueca de sus primeras grabaciones.

Como decía anteriormente, estamos ante un trabajo que requiere de varias escuchas y gana progresivamente con cada una de ellas. No es enrevesado ni difícil de asimilar, pero no es tan asequible para todos los oídos como lo que venia haciendo la banda y, una vez superada la barrera inicial del “estos tíos han cambiado el rollo”, nos encontramos con un más que recomendable lanzamiento que, sin duda, hará retumbar durante muchas horas nuestros equipos.

Número de visitas: (350)

Portal de música extrema del sello Xtreem Music