DEHUMANIZATION «Meat Exposition»

La fiesta de hoy no es apta para todos los públicos. Así que se ruega a los asistentes que muestren su correspondiente acreditación y obligatoria mascarilla, pues este convite de tripas, carne y huesos pondrá a prueba el olfato y las esencias gástricas del más pintado. En el submundo de la marranada carnívora no hay compasión, simplemente rejas, dolor, agonía y estertores de muerte.

DEHUMANIZATION es un combo proveniente de Paises Bajos, activo desde 2009 y que cuenta con un único trabajo titulado “Meat Exposition”, lanzado a mediados de 2014 a cargo del sello alemán Morbid Generation Records.

Lo que han plasmado en este CD no es otra cosa que pegajoso y reiterativo Slamming Brutal Death Metal, en un viaje que apunta a CEPHALOTRIPSY, DEVOURMENT, VULVECTOMY, ABOMINABLE PUTRIDITY, TRAUMATOMY… haciendo énfasis en los pasajes lentos y también alternando medios tiempos o leves trazas en plan DISGORGE, cumpliendo notoriamente con su cometido.

Uno de los mejores puntos es la autoproducción, bastante básica pero jugosa a tope, que sin resultar cargada ni cansina es más que aceptable. Los tintes maqueteros predominan, con una batería y un bajo que suenan gordos aunque mostrando dinámica, acompañados de unas guitarras graves y asesinas que junto a voces ultracerdas nos ahogan en ciénagas de pesadilla, a través de riffs sencillos o completamente enfrascados en marañas de notas. Correctas ejecuciones para nueve cortes que mantienen una duración equilibrada, ninguno llega a los cuatro minutos, con lo que la carnicería se sucede ágilmente tras kilos y kilos de grasiento Slam.

Como puede observarse, los títulos de sus canciones no se corresponden con los grandes hits de Payasos de la Tele, Caponata, Don Pimpón o similares. Aquí se oferta un menú mucho más sudoroso y macabro, oloroso y sexualmente explícito, como mandan los cánones que rigen en el mundillo de la gorrinería hipermarranoide y sus habituales herramientas de corte y despiece.

Con una línea general densa y sebosa, a través de nuestros oídos va sucediéndose el colmo de la marranería: desde tormentas fecales como “Rotten Rectum Rape” (picotazos a troche y moche) o “Crowbar Violation” (plena competición de riffeo arrastrado y disonantes grupos de cuerdas), a viandas tipo “Necrophilic Mass Desecration” y “Fucked Like A Dog, Killed Like A Pig”, similares al ambiente de una factoría de empacadoras de cuyo lento y permanente pulso brotan plastas de dudosa procedencia. “Give Birth To My Fist” y “Abandoned” desbordan en platos combinados de puro desprecio bañado en glucosa, ágapes condimentados mediante recetas exquisitas cuyos caducados ingredientes pueden producir fuertes dolores intestinales y otros males no menos gaseosos o ulcerantes.

Mención especial para “My Favourite Sextoy (Is A Chainsaw)”, se puede ser más bestia pero no más guarro, ya que las raciones flatulentas se suceden sin disimulo y a puro placer, inherentes a las onomatopeyas de chirriante carácter porcino. La inicial “Meat Exposition” resulta uno de los mejores tracks, combinando estados de ánimo y velocidades, un buen aperitivo de provechosa ingestión. Y para culminar esta cruel matanza, bajo el gran título de “Slamming Riffs And Footlong Spliffs”, juerga y cachondeo están más que asegurados.

«Meat Exposition» es un buen disco de Slamming Brutal Death, expuesto con aparente anarquía y las ideas muy claras, navegando entre desperdicios inmundos y en ocasiones reconocibles, pero con unas dosis de chulería que proporcionan cierto carácter diferenciador difícil de observar, tal y como está plasmado en sus surcos. No va a abrir la más mínima brecha, pero está muy bien realizado, de forma auténtica y sin paliativos. Festín, exposición de carne para gourmets de estómago duro, de frío y fino bisturí. Invita el feo colega de la portada…

Número de visitas: (290)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music