DESERTED FEAR “Kingdom of Worms”

DESERTED FEAR (ger) Album Cover DESERTED FEAR (ger)
Kingdom of Worms
Again Kill
Death Metal
F.D.A. Rekotz
2014
CD/LP
www.desertedfear.de/
8


1. Intro
2. Forging Delusions
3. Kingdom of Worms
4. Call me Your God
5. Wrath on Your Wound
6. Torn by Hatred
7. The Agony
8. With Might and Main
9. Shattering the Soil
10. Mortal Reign
11. Last of a Fading Kind

Y más mejunje desde Alemania, de nuevo de la mano del sello F.D.A.Rekotz: DESERTED FEAR, una formación que conjuga muy bien las bases antiguas con los elementos modernos, tanto a nivel musical como de producción. Curioso contraste si lo situamos al lado de otras bandas pertenecientes a dicha etiqueta, valga el ejemplo de RUDE, HARM, DECAPITATED CHRIST o DEHUMAN REIGN. Como mucho podría citarse alguna tímida analogía respecto a lo que hacen sus colegas y compatriotas REVEL IN FLESH, pero ni así. Y esto lo digo positivamente, la variedad en el catálogo es algo que siempre se agradece mientras se mantengan aspectos como la calidad y la coherencia.

Kingdom of Worms” cuenta con buena música: ejecuciones poderosas, riffs variopintos pero familiares, melodías discretas y pegadizas y una forma de cantar que se asemeja a cierto cruce entre el rugido de Peter (VADER) y los dejes de Paul Speckman (MASTER). Todo suena muy ordenado, en su sitio, notándose el soberbio y especial tratamiento de las baterías. Y es que hablamos de un trabajo de sonido limpio y nítido, realizado por el maestro Dan Swanö, que repite con la banda tras su anterior lanzamiento de 2012. Aquí se huye de todo vestigio cavernoso o pútrido (en alusión al primer párrafo), recalando en un Death Metal de trazas modernas (bastante simplista aunque compacto y potente) que por momentos recuerda a bandas de corte melódico como antiguos IN FLAMES o HYPOCRISY, con sonidos más duros tipo VADER o mecánicas y rítmicas alusiones a bandas tan diversas como DECAPITATED, JUNGLE ROT o FLESHCRAWL. De esta forma consiguen aunar sonoridades de siempre con auras actuales, logrando un producto resultón, digno y muy llevadero. Por otro lado, el asunto varía bastante en cada canción, evocando a la sagrada Suecia de los años ‘90, a su Alemania natal y muy puntualmente a sonidos USA. Este importante reparto de esencias dinamiza la escucha en gran medida.

El arte de portada está realizado por Thomas “Necromaniac” Westphal, y puede recordar ligeramente a la carátula del reciente “Revealed from Ashes” de MORBIDITY. No es el tipo de obra gráfica que proporcione una idea concreta sobre qué vamos a encontrar tras los surcos de “Kingdom of Worms”, y lo raro es que para vender este tipo de producto no se haya contado con diferentes conceptos artísticos, menos “artesanos” y con más marketing. En definitiva, y como simple observación: música y carátula no pegan demasiado, dando la sensación de que se intenta llegar al fan de siempre mediante el envoltorio y al fan de nuevas generaciones con el contenido, en una estrategia tan válida como otra cualquiera. Ojo, la cosa no desmerece en absoluto, pero puede extrañar.

Tras un corte escueto como “Intro”, el verdadero desafío comienza con “Forging Desilusions”. Va a ser difícil resistirse a este sonido si lo tuyo es la onda polaco/germana. Buenos cambios rítmicos para mover el esqueleto, blasting y estéreo de timbales, que en este caso amparan muros de palm mutting, crusting y reverberantes solos y melodías.

Kingdom of Worms” mantiene una onda muy similar, con bordonazos en Si grave al más puro estilo sueco y riffs melódicos en dos cuerdas, contrastando y alternando conceptos, así como rellenando con arreglos melódicos de fondo, tan típicos de las bandas de la tierra de AT THE GATES o BLOODBATH. De nuevo hay que recalcar que la batería suena espectacular, haciendo que la escucha gane muchos enteros

Call me Your God” empieza rauda y veloz, con trazas de DISSECTION y los HYPOCRISY noventeros, confiriendo un enfoque diferente.

Wrath on Your Wound” juega una partida mucho más Death-thrasher y en medios tiempos, destrozando oídos a su paso y procurando que nuestra cabeza no deje de moverse, inconscientemente, como si de la de un muñeco cuello/muelle se tratase. Pronto adquiere tintes VADER, aportando densidad a raudales. Gran tema, con muy buenas melodías que nos dirigen hacia un final inesperadamente maideniano, “ritardando” inclusive.

Crujidos y arrastrar de aguja sobre vinilo, arpegios y melodías electroacústicas, componen “Torn by Hatred”, en apariencia una simplísima y corta pieza instrumental… pero que contienen ciertas combinaciones de notas que aportan algo diferente a lo habitual (sobre todo en la parte final), además de una buena modulación tonal. Sirve para dar la vuelta a la tortilla, a partir de aquí la masacre continúa, y no precisamente dejando a nadie con vida para contarlo: “The Agony” es un brutal corte de tintes sueco/polacos, sin concesiones y que alterna un estribillo pegadizo y ganador con otras partes de máxima dureza, así como con un solo de guitarra realizado con buen gusto y muy bien apoyado por arreglos finales.

With Might and Main” es un tema cómplice: si has escuchado el último disco de MASTER y el riff de la estrofa de “Waiting to Die” ya sabes a qué me refiero. Medio tiempo machacón, cargado de buenas estructuras, simples pero que funcionan sin fisuras. De nuevo, la labor de los instrumentistas es de sobresaliente, manteniendo el pulso con nervio y mostrando muy buena precisión. La parte central consigue un gran efecto mediante la conjugación de las guitarras y el bajo sobre un simple acorde de Si menor, posiblemente consiguiendo uno de los mejores momentos del disco y mostrando cómo con la simpleza más absoluta y el buen gusto es posible tejer pasajes memorables, pero sobre todo memorizables, aunque puedan recordar a otras canciones.

Shattering the Soil” comienza más lenta y ambiental, aunque pronto adquiere muy diversas formas y colores. Buen ejemplo en el que podemos apreciar la profundidad del sonido de caja, que a pesar de estar bañado en reverb no pierde ninguna fuerza. De todas formas, el blasting al que pronto nos vemos sometidos nos despierta del leve sueño, recordando que estamos ante una agrupación que no hace ascos a la que la velocidad, ni por asomo. Aquí hay muy buenas combinaciones de arrastrados riffs y secciones sencillas, que sirven de colchón a las estiradas melodías y contrastan con las taladrantes partes de bajo y guitarra rítmica.

En “Mortal Reign” se juntan varios factores: desde lineales partes Groove al estilo de JUNGLE ROT (con los pulidos y brillantes timbales en primer plano) hasta bases Thrash machaconas y simples, en medios tiempos. Posiblemente se erige en el tema perdedor, resultando algo monótono.

Last of a Fading Kind” continúa con la tendencia de frenado. Es un tema perfecto para cerrar, emitiendo frases y armonías tristonas y manteniéndose bastante bien hasta el final. Death Metal melódico sin disimulos y con predominio del gancho melódico en voz y guitarras. El truco de subir un tono en el último estribillo es un buen as en la manga.

En “Kingdom of Worms” no se inventa nada. Solo apostillar que aunque este no es mi estilo favorito, estoy convencido de que el material de DESERTED FEAR (que será editado oficialmente el 24 de octubre, en CD y LP) sonará a trompetas celestiales ante cualquier decepción reciente… sí, de esas que en ocasiones nos brindan los “grandes”. Pero si esta onda te agrada estás de enhorabuena, porque la banda no se anda por las ramas y suena genial. Gran producción de Dan Swanö, junto a unos músicos que lo dan todo, sabiendo sintetizar muy bien su propuesta en pro del salvajismo controlado pero certero, sin una gota de exceso y con bastante buen gusto y calidad.

Número de visitas: (473)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music