DESTROYING DIVINITY “Hollow Dominion”

DESTROYING DIVINITY (cze) Album Cover DESTROYING DIVINITY (cze)
Hollow Dominion
Again Kill
Death Metal
Lavadome Productions
2014
CD
facebook.com/DestroyingDivinity
9


1. The Eternity Guardians
2. Burning Divine Domination
3. Scent of Death
4. Empire of Emptiness
5. Suffering Redemption
6. Defleshed Skeleton
7. Sinful Omens
8. Inner Slaver

Definir con una sola palabra la sensación obtenida tras las escuchas del cuarto y reciente disco de los deathers checoslovacos DESTROYING DIVINITY es una tarea inútil, estéril, dada la cantidad de adjetivos que podrían pelearse para ocupar el primer puesto, lo que al mismo tiempo viene a decir que aquí hay más miga de la que puede masticarse a simple vista. “Hollow Dominion” ha sido editado a través del sello Lavadome Productions, y en cuanto a trabajos de Death Metal clásico lanzados este año, incluso de bandas grandes que han editado discos tremendos, este se erige en duro hueso, difícil de roer.

La banda ha crecido exponencialmente pero sin desfasar su propuesta, más bien puliéndola y reafirmándose, manejando unos niveles ambientales y técnicos genialmente conjugados. La principal influencia de su música continúa siendo IMMOLATION/GORGUTS, sonido del que en parte no se han despegado. Con estas bases y la suma de la casi inevitable esencia de MORBID ANGEL se han logrado unos resultados muy convincentes, a través de unas composiciones tan solventes y dinámicas como completamente obsesivas y por momentos disonantes, entre el Death Metal de siempre y la modernidad comedida pero de tinte actual.

Hollow Dominion” también se beneficia de auras blackers que le confieren dramatismo al estilo INCANTATION. Las ocho canciones que componen sus surcos despiden furia desatada, y bajo su evidente sed de sangre y muerte transmiten a bocajarro las principales señas de identidad de DESTROYING DIVINITY, por medio de una desafiante actitud espontánea que se ve correspondida técnicamente y es plasmada a placer.

Satisfechos con los resultados de su anterior “Dark Future”, la producción al completo se ha vuelto a realizar en las instalaciones Šopa Studio. Espectacular labor sonora que convertirá en masilla cualquier cerebro adicto a los sonidos destructivos pero al mismo tiempo portadores de distinguida categoría. Y por supuesto, decir que la presentación del trabajo se encuentra muy acorde con la música, habiendo de decir bien alto que esta carátula es una obra de arte indiscutible, forjada y labrada a través incontables líneas y despidiendo un amplio nivel de detalles. Orfebrería de grandísima calidad, portadora de inminente carácter cataclísmico y autoría exclusiva de Chris Kiesling (Misantrophic Art).

El disco comienza de forma totalmente abrasiva, sin piedad, y mantiene una intensidad que no decae en el resto de la escucha, a pesar de los puntuales pasajes más livianos y majestuosos que no hacen sino aportar nivel a la composición, caso de “Suffering Redemption”, cuyo breve inicio con guitarra acústica precede a un intenso retorcimiento instrumental y bio-mecánico. Cortes como “The Eternity Guardians” o “Empire of Emptiness” harán las delicias de los más exigentes devoradores de material bélico semejante, aunque los verdaderos balazos podrían ser cortes de tipo ennegrecido como “Burning Divine Domination”, autentica oda a la brutalidad que amplía y desglosa sus miras por medio de reverberantes aullidos de cuerda o trémolos cual latigazos y cuya aparente lejana presencia no deja de convertirlos en arreglos clave.

La bestial “Defleshed Skeleton” es una declaración de principios que cuenta con puntuales voces de corte dual, escupiendo lava con cada Growl, blast o riff, aunando perfectamente el toque IMMOLATION/INCANTATION. Y para colmo, nos regalan el track “Scent of Death”, o lo que es lo mismo, una maquinaria de tren pasando por encima de una exposición de muñecos, segando más “vidas” de plástico que desgarradas almas en pena se pudren en el Infierno.

Si lo tuyo es la melodía, este no es el disco adecuado. Si solo te pones con el Death Metal puro y duro y a palo seco, posiblemente tampoco. Sin embargo, si no haces ascos a una ración bélico-brutal cargada de disonante magnetismo y buenísimo nivel, “Hollow Dominion” te hará gozar y sudar tinta. Discazo morrocotudo.

Número de visitas: (385)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music