DREDD + WIS(H)KEY – Barcelona (spa), Sala Rocksound, 29.08.2014

Calentita noche en Barcelona. Realmente no sabía si escribir esta crónica; bueno, me corrijo, sabía que debía escribirla, pero tenía miedo de no ser creído, de que quien la lea pueda pensar que me flipo y que es inverosímil lo que voy a contar.

En Barcelona el día era asqueroso: pegajoso, con un bochorno húmedo que te hacía sudar y parecer una piltrafa del pantano en lugar de una persona. Veinte minutos después de la hora estipulada por la organización, aún no había entrado ni una sola persona en la sala Rock Sound. Cundió el pánico, pero se produjo el milagro: de golpe entraron cincuenta personas (cifra contrastada a través del infalible talonario de entradas), y como el Rock Sound es un bonito y cálido bareto de rock sureño decorado con carteles de Johny Winter, la impresión fue de lleno considerable. Y lo que íbamos a presenciar merecía ese éxito.foto1

Aparecen los WIS(H)KEY  y empiezan a descargar su pesado Groove sureño de muchos quilates, y a más de uno empezó a sorprendernos la extraordinaria madurez de estos chicos que parecen recién salidos de un suburbio de Dallas. La influencia más clara es, naturalmente, PANTERA, pero le saben dar un aire histérico, a lo RAGE AGAINST THE MACHINE, sobre todo Ori, su cantante, que se paseó durante los 45 minutos del show por entre el público, animando y haciendo coñas, gritando como un poseso, dándolo todo, mientras los demás miembros no paraban también de moverse. El guitarrista de la derecha hasta se golpeaba la cabeza constantemente con los puños, en arrebatos de locura y de entrega que el público apreció inmediatamente. En estudio, algunas de sus canciones tienen un aire más a lo ALICE IN CHAINS. Algo que no está en su repertorio, construido a base de materiales más punk.

foto3

Yo no sé si fue la hermosa bandeja de nachos con queso y guacamole que me acababa de ventilar, pero me pareció que todo lo que tocaban estos tíos se convertía automáticamente en puro petróleo incendiado de las estepas tejanas.

Lo que nos trajeron la noche del 29 era lo más salvaje de su repertorio, y me pareció que los temas que anunciaban de su nuevo EP, cuya salida es inminente, eran más cañeros. ¿Temas a destacar? “Voodoo River”, que abre su álbum “Manifesto of New Standards”, inició la cosa y entró como un vendaval. Luego nos dejaron aplanados bajo toneladas de arenas del desierto “Wolves”, aún inédita, al igual que la brutal “Anthems of Pestilence”. Algo después, se marcaron una versión de SEPULTURA, un mix de “Arise” y “Dead Embryonic Cells”, y en ese momento ya nos habíamos vuelto todos locos. Fue una salvajada que los nostálgicos de los 90 (nunca olvidaré el día en que mi hermano trajo a casa el “Far Beyond Driven”, y mi vida cambió para siempre).

foto5

Porque, seamos sinceros, no es muy normal que un telonero tenga a todo el mundo moviendo la cabeza a los cinco minutos de haber empezado. Si la función del telonero es caldear el ambiente, no cabe la menor duda de que WIS(H)KEY cumplieron sobradamente con su función. Yo entré sin saber nada de ellos y salí dispuesto a repetirlo cuantas veces haga falta: atención con estos chicos de Barcelona, que oiremos mucho hablar de ellos. Seguro. No es normal este nivel en una banda tan joven y les auguro un buen futuro, por su entrega y por la calidad de sus descargas.

Pero lo que se nos vino encima a continuación, no tiene nombre. Yo había tenido ocasión de escuchar con calma su último trabajo, “Visceris”, que me había parecido un excelente trabajo de Thrash/Punk a toda leche, en plan SOZIEDAD ALKOHOLIKA y muy correcta ejecución, pero creo que nadie esperaba las ráfagas de mala hostia extrema que se produjeron en el Rock Sound. Para orientarnos, yo diría que sólo había visto algo así con DRI o NUCLEAR ASSAULT, y entre las bandas peninsulares, los TEMPESTA. Pero es que además añadieron a la velocidad un nivel de ejecución pasmoso. Y también lo dieron todo. “Siervos”, “Inédito”, “Cautivos”, “La Impaciente”… canciones de “Visceris” (2012) todas que fueron cayendo como mazazos, y no sabría destacar un tema sobre otro: DREDD se mantuvieron en una visceral regularidad. Un gustazo.

foto8

Remataron la masacre con “Calvario”, “La purga” y “Pandemia”, y se iban y les fueron reclamados bises. David, un frontman frenético y psicopático como la copa de un pino, ya nos avisó de que se enfadaría si con los dos temas no había “hostias” entre el público. Y vaya si las hubo. Ya las había habido a discreción durante el show. El primer bis fue nada menos que “Mouth for War”, de PANTERA, pero yo no vi más que pies y brazos y cabezas… para luego empalmarla con “Raining Blood”, de SLAYER. Pf, qué decir: no es muy original, pero no falla. Se desató la locura extrema otra vez.

DREDD habían llegado directamente desde Ponferrada. Creo que les valieron la pena las diez horas de coche desde allí. En Barcelona se apuntaron un tanto. Yo ya me cuento ya entre sus fans más acérrimos. Se lo merecen. Por su bestialidad y su bonhomía. Nos dejaron planchados porque lo dieron todo.

foto6

Se me podrá creer o no, pero estos tipos de Ponferrada son únicos. Se encuentran en mitad de su gira. El 12 de setiembre estarán en Santander. El 13, en Bilbao. El 19, en Lugo, y un día después en Santiago. Si pasan por tu ciudad, no te pierdas esa bacanal. DREDD no te decepcionarán.

Nada más. Una noche Memorable, para recuperar la fe en nuestras bandas y comprender que no hay nada afuera que no tengamos dentro. Más bien al revés. ¡Viva El Bierzo!

Número de visitas: (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music