EARTHRIDE “Something Wicked”

Que mejor forma que describir la música de este cuarteto estadounidense que remitirme a las últimas líneas de su hoja promocional: This is Doom Rock, This is EARTHRIDE, así de claros y directos se definen estos viejunos del género, y digo lo de viejunos por Dave Sherman, el voceras de EARTHRIDE, pues no hay que olvidar que este fue uno de los tantos que recluto Scott Wino tras separarse con THE OBSESSED para dar forma a SHINE, un nombre que duro dos telediarios, pues tras una demo y un siete pulgadas, lo acabaron enterrando para dar vida a SPIRIT CARAVAN, así que como entenderéis sería una osadía por mi parte referirme a EARTHRIDE como unos auténticos jovenzuelos.

“Something Wicked” es su tercer álbum de estudio y aunque reconozco que no les he seguido mucho la pista, (a excepción de un tema incluido en aquel fantástico recopilatorio llamado “Maryland: Doom Capital DC Heavy Rock Underground”) no voy a negar que su contenido abarca cada uno de los requisitos que a priori y a juzgar por su portada, podría esperarme. No creo que estos perros viejos tengan nada que demostrar, aunque si me huelo que pasan como el culo de lo que este o no este en auge en el circo musical del Doom.

EARTHRIDE y su batidora compositiva no esconde nada más que pureza rockera con un colchón compositivo que respalda una fenomenal base que se nos presenta ultra gruesa, sucia y llena de densidad dentro de los terrenos de la distorsión rítmica. En ese aspecto, las referencias al “Masters Of Reality” de los jefazos BLACK SABBATH podrían estar ahí, sin dejar de lado cada uno de los aromas más macarras de por ejemplo MOTORHEAD, en gran cantidad de los registros rasgados del señor Sherman. La totalidad de “Something Wicked” deja muy clara su esencia de raíz, ya que son unos perfectos exponentes del vicio musical de aquellos días y es que en cada una de sus notas podemos oler el vicio musical de Maryland y de cada uno de los suburbios de Virginia que un día les viera crecer.Destacar un tema sobre otro no es tarea fácil, pues todas llevan ese buen hacer de antaño, esa mala hostia anclada en las raíces del género haciendo olvidar al oyente que cualquier nueva tendencia carece de sentido dentro de la postura musical de estos tipos. “

Something Wicked” es un disco sin más pretensiones que las que escuchas, buenos solos, escasez de adornos superfluos y macarrismo callejero por los cuatro costados, que perfectamente reflejan un minúsculo ejemplo de lo que se cuece dentro del Doom/Rock y derivados en la capital del Doom por excelencia.En fin, un álbum como los que se facturaban antes, con una producción muy a la vieja usanza, repleto de un feeling especial en cada uno de sus directrices y un verdadero exponente de lo que a dia de hoy deberíamos entender como Doom/Rock. Para un servidor, con “Something Wicked” y con bandas como la que nos ocupa, la salud del género esta asegurada de por vida.

Y no solo por la calidad que desprende cada uno de los nueve temas del álbum, sinó por conseguir facturar una música sucia y jodidamente sincera que sin lugar a dudas sabe anclar el término Doom/Rock (con cada uno de sus adjetivos) al lugar que le corresponde. This is Doom-Rock, This is EARTHRIDE, pues eso.

Número de visitas: (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music