EMBALMED «Brutal Delivery of Vengeance»

¡Joder, qué gustazo de disco el que se han marcado los texanos EMBALMED! Y es que están de vuelta, nada menos que 20 años después de su brutal demo «Boiling Humans«, que puso a la banda en el punto de mira de más de una discográfica, pero que lamentablemente no llegó a fructificar en forma de disco a causa de la separación del cuarteto en 1995. Durante de este tiempo, no sé si Ed Taylor, único miembro original de queda de la banda, habrá estado hibernando en lo más profundo de alguna caverna, ¡pero escuchando este «Brutal Delivery of Vengance» es lo que parece, jaja!

Al igual que ya ocurriera en 2011 con la reedición en formato CD de la citada demo, la edición de este su primer disco, ve la luz gracias al sello español Dark Blasphemies Records, que sigue apostando firmemente por el Death Metal en su vertiente más brutal y putrefacta.

Estilísticamente, el álbum arranca justo donde EMBALMED lo dejaron en «Boiling Humans«, manteniéndose fieles a su Death Metal primitivo y brutal; y el sonido, pese a haber ganado enteros en cuanto a calidad de grabación y mezcla, es el de un disco de Brutal Death americano de los 90: pesado, denso, orgánico y sobre todo, natural y analógico a lo PYREXIA, INCANTATION o SUFFOCATION. Aquí no hay lugar para artificios ni sobreproducciones, salvo la introducción de algunas intros, al igual que ya hicieran en la demo.

Ed Taylor sigue teniendo un registro brutal, aunque ligeramente más susurrado que el de antaño, al estilo vocal de bandas como INCANTATION o ADRAMELECH. El resto de sus nuevos compañeros de viaje, cumplen su cometido de manera más que satisfactoria, destacando el buen hacer a los parches y segundas voces de Brandon Partain.

Ya con el CD en marcha, y tras unos bucólicos segundos iniciales acompañados del trino de los pájaros y el correr de las aguas, se desata la carnicería con «Regiment of Death«, un tema a degüello, en el que ya se pueden vislumbrar los elementos que marcarán la tónica del disco, como son la alternancia de pasajes lentos y pesados con secciones más veloces, marcadas tanto por la velocidad de la batería como por el uso de riffs graves machacones y fraseos más agudos.

Como decía anteriormente, EMBALMED usan varias intros a lo largo del disco, como las locuciones de radio que abren «Insurgent Killer«, un hostiazo en la boca del estómago con furibundos riffs y aplastantes blastbeats,  «Crescendo of Violence» que comienza con los gritos del público de un concierto, o la salvaje y machacona «Penetralia«, que por momentos tiene cierto punto a lo AVULSED.

Para mi gusto, todo el repertorio es muy parejo en cuanto al nivel de composición y ejecución y no hay temas especialmente mejores ni peores. Quizá puedan destacar cortes como el tema que da título al álbum, «Brutal Delivery of Vengeance«, que es una auténtica apisonadora con un doble bombo taladrante y un gran riff principal con cierto regustillo arabesco. También el corte final «Pieces Remain«, que comienza con la batería sola y se van sumando el resto de los intrumentos, sea de lo más original del disco, además de ser un tema especialmente demoledor.

Mi valoración final del disco, como no podía ser de otro modo, es de sobresaliente y desde aquí mi más sincera recomendación para que le deis una oportunidad a estos reformados EMBALMED y su tardía opera prima (al menos en formato de larga duración). ¡Os aseguro que estará una buena temporada en vuestro equipo jodiendo a los vecinos, jaja!

Número de visitas: (489)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music