EMETH “Aethyr”

EMETH (bel) Album Cover EMETH (bel)
Aethyr
Again Kill
Technical Brutal Death Metal
Xtreem Music
2014
CD
facebook.com/EmethOfficial
9


1. I Became Flesh and Dwelleth Amongst Thee
2. Exterminate the Vacillating
3. Aethyr
4. Der Einsam Wandler
5. Suffering Comes With Thy Name
6. Eidolons of Ash
7. The Hour of the Great Contempt
8. Wrath Upon the Cursed
9. Lama Sabachtani
10. Serpents Walk as if Human

2014 se encuentra casi en su última recta. El nivel que muestran ciertas agrupaciones sube como la espuma y las sorpresas no dejan de sucederse, una tras otra. “Aethyr” es el último trabajo de los belgas EMETH (aunque a caballo entre su país y la tierra de los tulipanes), y si queda un gramo de justicia en el mundo, no debería pasar desapercibido. Si alguien nos dijese que el disco forma parte del catalogo de Unique Leader Records nos quedaríamos más anchos que largos, dado lo apropiado del asunto en cuanto a la relación música/label… pero no, el sello encargado de su lanzamiento es Xtreem Music, que con esto se apunta un tanto gigantesco. Y es que no son pocas, precisamente, la ediciones impresionantes que el citado sello español se está marcando de continuo, para muestra solo hay que tirar de catálogo. Ya solo queda decir que hoy y aquí hablamos de Brutal Death técnico forjado por una agrupación de altísimo nivel, así como gran personalidad y madurez, con una trayectoria que les avala desde 1997.

Aethyr” se registró en diferentes localizaciones, siendo finalmente mezclado y masterizado por Tommie Bonajo en los Tomsterproject Studios (Netherlands), y cuenta con la colaboración puntual de los vocalistas Julien Truchan (BENIGHTED) y Fabio Marin (INTERNAL SUFFERING), cada uno en su correspondiente track. Respecto al acabado del trabajo, que la mezcla general esté apretada no impide que suene muy limpia, sin saturaciones. Y si hay que adelantar conclusiones, simplemente decir que EMETH han logrado un disco altamente profesional que puede competir con los “grandes” sin complejos, por lo menos en cuanto a música se refiere. Para el arte de portada han echado mano de una obra original del gran Tony Koehl (INTERNAL SUFFERING, DEAMON, ARKAIK, SEPSISM y una larga lista), que en esta ocasión ha visto ligeramente modificado su diseño, posiblemente respecto a los acabados globales de la escena principal y su místico personaje. Estas tareas complementarias y todo el Layout corren a cargo de MJCDesing.

Tras escuchar los adelantos en vídeo o mp3 podría parecer que estamos ante un disco al uso, similar a los trabajos de ORIGIN, ARKAIK o DECREPIT BIRTH, incluso con parte de la angustiosa esencia de NILE o MORBID ANGEL, aunque también puntos Deathcore ineludibles. Pero que nadie se lleve a engaño: aquí también hay mucha tela que cortar, sobre todo porque el nivel que mantiene EMETH poco o nada tiene que envidiar a los citados engendros metálicos… además de poseer ciertos rasgos que se suceden a lo largo del trabajo y permiten aunar todo el compendio bajo el mismo sello, de forma inequívoca (algo que solo su escucha al completo puede garantizar). Gran parte de la culpa la tienen las guitarras, literalmente aplastantes e impecables, que en su papel rítmico, melódico y solista realizan una labor para quitarse el sombrero. No intentan emular el sonido seco y absolutamente presente en ciertas producciones de bandas similares, manteniendo en este caso un punto de reverberación que las sitúa en un plano perfecto y las convierte en máximas protagonistas, sin duda. Las brutales voces trabajan varios registros de forma alterna, en cierta onda CATTLE DECAPITATION o JOB FOR A COWBOY pero desarrollándose de forma bien distinta. La batería tiene una fuerza increíble y un gran sonido (muy bien adecuado a esta producción). El bajo destaca poderosamente, sin abrasar en graves pero serpenteante y con gran presencia, tanto en el área técnica como sonora. Todo esto augura un viaje alucinante.

El disco se inicia con los tracks “I Became Flesh and Dwelleth Amongst Thee” y “Exterminate the Vacillating”, ambos son muy veloces y definitorios respecto a lo que vamos a encontrar en “Aethyr”, al margen de la cantidad de matices y jugadas que éste contiene. El primer corte es enorme, y una carta de presentación inmejorable, pero el segundo se sale de sus casillas respecto a buena continuidad e intensidad, mezclando muy bien las melodías con los ritmos del Brutal Death de corte mediterráneo.

La propia “Aethyr” es un desenfreno que conjuga arreglos de guitarras dobladas, perfectos y pegadizos, en los que el bajo destaca por su ejecución y timbre, puntuales breakdowns al estilo DECAPITATED o SOREPTION, veloces blastings y riffs que se alternan sin parar, consiguiendo una muy buena estructuración durante 4:41 minutos.

Der Einsam Wandler” roza límites muy agresivos y contiene muy buenos solos de guitarra, partes marcadas y lentas cual sangrantes machetazos Slam y voces despiadadamente arrastradas. Sorprende la calidad de los arreglos y la buena combinación de ideas, consiguiendo de alguna forma sonar de otra manera en medio de toda la vorágine.

Suffering Comes with thy Name” es un corte muy bestia en el que se manejan muy bien los intercambios de velocidad y los patrones de batería. Precede a “Eidolons of Ash”, que es más tradicional en cuanto a algunos ritmos clásicos o armonías y tal vez más melódico respecto a las partes de los estribillos. Los solos de guitarra y los arreglos de corte marciano fluyen en cascada, precisos y directos.

La sección final ofrece canciones de tempo más lento, con voces casi histéricas y cargadas de impresionantes detalles instrumentales: “The Hour of the Great Contempt “contiene ritmos que destrozan membranas mientras alternan blast beat y golpes salvajemente marcados.Y su vez, “Wrath Upon the Cursed” puede recordar a los NILE de “Annihilation of the Wicked”, a través de sus chirriantes armónicos y bendings sobre secciones oprimidas bajo un peso gigantesco.

Lama Sabatchtani” es una pequeña introducción de guitarras electroacústicas, de efecto lejano y premonitorio. Sirve para desembocar en “Serpents Walk as if Human”, tema que echa el cierre y mezcla todo tipo de tempos, pudiendo destacar las poderosas partes retardadas y agarradas que contienen rugidos completamente guturales.

Creo que estamos (de nuevo, e irremediablemente) ante uno de los mejores discos del año, a nivel mundial. Desde luego, y en mi personalísima opinión, “Aethyr” deja muy atrás a trabajos como el último de ORIGIN, por poner un ejemplo de cómo unos se buscan la vida para perfeccionarse y otros bajan el pistón para reinventarse… claro, habrá quien diga que esto es una osadía. No hay color, esto es un discazo y esperemos que el público sepa valorarlo en su justa medida. Todas las bandas (y los sellos que se mojan editándolas) merecen el apoyo, en mayor o menor medida y en función de nuestros gustos, pero cuando son trabajos como éste, de semejante nivel de compromiso y pasión hacia la propia música… tenerlos en la estantería, ojear sus libretos y darles caña en su máxima calidad sonora es algo inexcusable, por no decir necesario.

Número de visitas: (740)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music