ENTHRALLMENT “Eugenic Wombs”

ENTHRALLMENT es una banda que sabe perfilarse, siempre dentro de los límites que acotan su cruda propuesta. Teniendo en cuenta que se formaron en 1998, sus sutiles alteraciones de lineup han surgido de forma progresiva pero aparentemente nada aleatoria, incluso pasando de cuarteto a quinteto, en forma de cambios estratégicos que siempre han sumado en pro de la unidad de grupo; esto se refuerza tras dos discos manteniendo a los mismos componentes, y su reciente “Eugenic Wombs” se erige en la mejor de las pruebas. El sello germano Rebirth The Metal Productions vuelve a ocuparse de lanzar material de la banda, en apuesta firme. La carátula de tintes genéticos, creada por el artista gráfico Mirko Stanchev, resulta condensada y logra atrapar a primera vista, perfectamente diseñada y expresada a nivel conceptual, así como en sus formas y colores. Por supuesto, nada que ver con las antiguas portadas de la banda.

Estos tigres búlgaros han crecido musicalmente, estableciendo evoluciones con cada lanzamiento y expandiendo sus conceptos musicales mediante ramas que tocan diferentes focos; un caso de madurez y asentamiento que desde hace años tira hacia la onda del Death Metal más tradicional, pasando del Brutal Death cafre de aquel delicioso “Smashing Brain Collection” a una visión más amplia y con mayor empleo de los recursos, algo que en su día supieron hacer muy bien los holandeses SEVERE TORTURE. De esta manera, las melodías pueden conjugarse sabiamente, épicamente, y cuajar bien en este tipo de onda no exenta de bestialidad.

Si en su anterior “The Voice of Human Perversity” (2014) parecían haber llegado alto con una propuesta de sonido compacto y grueso, muy VADER/IMMOLATION pero al tiempo rozando el Tech Death, esta vez apuestan más por la onda de los neoyorkinos. Ya en el disco anterior se les veía el plumero, pero lo de ahora es pura adoración, hasta el punto de que algunas canciones pueden parecer composiciones de los de Yonkers… aunque de alguna manera, esto es preferible a copiar riffs. Así, los ambientes de guitarra a lo Vigna/Taylor (también en vertiente electroacústica) y las vocalizaciones a lo Ross Dolan pululan por gran parte del material, intercaladas con otras esencias también apuntadas en el pasado lejano y no tanto, tipo DEEDS OF FLESH (incluso con voces duales), VADER, SUFFOCATION, SEVERE TORTURE, en una amalgama que sienta a ENTHRALLMENT francamente bien (todo sea dicho), por cómo trabajan y se desenvuelven en estos roles y por los buenos resultados obtenidos. Si el disco anterior ya era un claro asomo de este tipo de mezclas, como una prueba de tanteo, ahora puede afirmarse que resultan menos polacos y más americanos, y con mejor sonido general.

Eugenic Wombs” nos ofrece Death Metal hipercondensado y proyectado a través de una producción que simula choques de huesos, amasijo de clavículas, frontales, tibias, peronés, maxilares… bestial. El bajo eléctrico estalla monumental, envolviendo todo y además definiéndose con cada nota; desde las bases simples a las filigranas trémolo, escalas y juegos de vacile y slapping potente, todo atruena; además cuaja perfectamente con las baterías, bizarras y orgánicas, toda una epopeya de parches al estilo de New York, que sin tener una presencia especialmente destacada sí que se definen correctamente y suenan de película. Gran parte de las bondades de este disco pueden deberse a esta mezcla de base, aplastante y colchón perfecto para una guitarras muy bien integradas y presentes, sin la necesidad de abrasar en primer plano, cargadas de buenas dosis de reverberación (sobre todo en los arreglos épicos y ambientales). La voz ruge en torno al timbre del citado Dolan, claramente enfocada hacia esas lides.

Respecto a los cortes, “Deserved Fears” apunta a abrasivo Death Metal, feroz carta con la que abrir la partida y al mismo tiempo generar la primera idea de su nuevo sonido. “Few Are Those Who Find It” define ese tipo de ideas descritas al inicio del texto, muy en la onda Poland/New York, y “Last Judgment Waltz” parece un pegajoso cóctel de moluscos. El bajo, principalmente, nos golpea en la cara a través de un viaje a medio tiempo; con  puntuales cambios veloces, se nos va desglosando un corte épico y de pasajes reiterados, con el consabido carácter biomecánico y solos de guitarra bien dibujados.

Hay dos canciones que destacaría sobre el resto, “Defame the Incarnation” e “Inspired Lunatic”, precisamente por estar en el centro del trabajo y conseguir mantenerse con la suficiente picardía como para no repetirse en exceso, al margen de albergar potentísimas exposiciones, de grupo e individuales. Gran dosis de calor y columna vertebral del disco.

Nature Does Not Allow Doubling” es la nota acústica, muy buena interpretación a las seis cuerdas que durante minuto y medio logra exponer diferentes ideas y se constituye en aviso para la recta final: “Enslaved By Your Own Seed”, con un pesadísimo groove, recargado hasta los topes y llegando a sonar celestial, sobre todo en su labor de guitarras de sabor eléctrico-neoclásico que apunta rudimentos Tech Death pero no resulta empalagoso, sino que en este trabajo hasta se agradece.

Path to Silence” se capta como un tema más básico, que puede saber como una caliente caldereta de líquido emulsionante y regusto IMMOLATION/ GORGASM/DEEDS OF FLESH/ CANNIBAL CORPSE/ INCANTATION, en una onda que este combo sabe manejar con pericia. El corte es vicioso y se disfruta a la caída, pues muestra una conjunción demoledora y un crujir absoluto. No es el más elaborado, pero sí muestra parte de la cara más salvaje de los actuales ENTHRALLMENT.

Totally Disdmembered” mezcla las mieles de azahar y romero: SUFFOCATION e IMMOLATION, atresillando con pegada y resultando (en parte) un corte algo más genérico, a pesar de contar con un solo de guitarra excelente y buenos pasajes de gran densidad, entre otros el inesperado riffeo que comienza en 3:15 y logra ir añadiendo nuevos elementos y adornos, hasta culminar el track.

A este paso, los de Yonkers lo tienen complicado… ya que medio disco ya se lo han compuesto y robado estos búlgaros despiadados. Sin bromas: más que posiblemente, su mejor lanzamiento hasta la fecha, a costa de entrar, como digo, en terrenos “impersonales”, a veces demasiado. Pero hasta esto hay que saber hacerlo. Al menos ejercen con solidez y sin que les tiemble el pulso, por lo que las canciones no se resienten, aunque en ocasiones puedan inducir a que tengamos algún Déjà vu sonoro. “Eugenic Wombs” es un gran trabajo; no obstante, esperemos que ENTHRALLMENT busquen una senda más personal y que esto sea un simple inciso “creativo” en su carrera.

Número de visitas: (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music