ETERNAL SOLSTICE “Remnants of Immortality”

A más de uno le debería sonar el nombre de esta banda holandesa de Death Metal que aunque por lo visto se formaron en el ’89, lo cierto es que tuvieron un corto, aunque fructífero, periplo de 6 años de duración en el que debutaron con un ya legendario álbum compartido con sus compatriotas MOURNING, seguido de una breve demo de un par de temas y ya después, tres albums en el ’94, ’95 y ’97 para, con más pena que gloria, disolverse hasta que en el ’10 su vocalista/guitarrista decidió resucitar la banda, editando un par de EP’s compartidos y finalmente ya en 2015, este cuarto álbum que nos ocupa “Remnants of Immortality”.

La verdad es que ETERNAL SOLSTICE nunca gozaron de la popularidad que, por ejemplo sus compatriotas GOREFEST, PESTILENCE y SINISTER tuvieron a principios de los ’90. Estuvieron siempre a la zaga y de la misma forma pasaron ciertamente inadvertidos sus tres albums. Ahora vuelven, y el panorama no parece que sea mejor. Las nuevas generaciones van de otro rollo, no respetan los galones y se la suda si una banda es veterana, legendaria o incluso pionera. Si no está de moda, se la suda y punto. Sólo a los que realmente les gusta esta música saben apreciar a los dinosaurios que en su día poblaron los reinos del Metal extremo, fueran famosos o no.

Aunque yo, obviamente pertenezco a esta segunda especie, esto no quiere decir que me vaya a tragar todo lo viejuno así por las buenas. Vale que aplaudo que las bandas vuelvan y traten de continuar su legado, al fin y al cabo, esto es una enfermedad y sólo si te casas, te quedas gordo, calvo y con hijos y te desligas completamente de este mundillo, estarás exento de que te vuelva a picar el gusanillo y cuando tu vida te dé un respiro, puedas retomar tus viejas pasiones. Esto es lo que ha debido pasar a ETERNAL SOLSTICE, aunque muy a mi pesar, creo que no lo hacen con la chispa necesaria.

Lo que hacen es correcto, puro Death Metal, con ese intenso rasgueo a contrapúa de los grupos auténticos de los ’90, les veo cierto aire a GOREFEST, MASSACRE, DEICIDE e incluso ASPHYX, pero para mi gusto, denoto cierta falta de gancho en los temas. Para empezar, la voz es lo que menos me convence; está constantemente cantada a dos voces, lo cual es un tanto confuso y con poca fuerza. Los temas discurren a medio tiempo, mucho tupa-tupa, si, alguna parte más lenta y pesada, pero no mucho más. No sólo no hay estribillos memorables o melodías brillantes que hagan que te den ganas de seguir indagando en el álbum sino que e parece que más bien está compuesto por alguien que ha perdido la práctica compositiva durante 20 años y se ha vuelto a poner a escribir temas porque si y listo. No digo que sean malos, no lo son, ni el álbum es malo, simplemente creo que es algo mediocre y siendo crítico (para algo estoy escribiendo estas líneas, no?), hay que ser honestos y algo exigentes a la hora de evaluar una banda con esta trayectoria. Yo les doy poco más que un aprobado y luego ya cada uno verá si el grupo se adapta a sus gustos y/o se la sudan los aspectos que aquí valoro. La música es así…

Número de visitas: (289)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music