EVADNE “The Shortest Way”

Hay que ver la promoción gratuita que empiezan a llevarse nuestras bandas nacionales. No hace ni dos telediarios que el mismísimo Fenriz de DARKTHRONE nos hablaba maravillas de los catalanes KORGULL THE EXTERMINATOR, por otro lado, los doomsters FALL OF EMPYREAN, citaban el “Forthcoming Displeasures” de nuestros queridos HELEVORN como el mejor álbum del presente año, sin duda, un par de afirmaciones dignas de mención, acertadas y muy necesarias en un país en donde se sigue babeando con todo lo que llega de fuera.Otros que pasito a pasito y por meritos propios darán que hablar entre el bullicio, son los valencianos EVADNE a razón de su esperadísimo “The Shortest Way”.

Un segundo álbum que los eleva hacia un nuevo nivel compositivo y que acaba dejando atrás sus pasitos iniciales a favor del salto a la profesionalidad. Tras una expresiva portada cortesía de Robert Hoyem, priman unos músicos que ofrecen unas mejorías cuyo paralelismo fácil los sitúa en el mismo peldaño que los mencionados HELEVORN. Los valencianos han asegurado el tiro, y no solo con la exquisita producción del multiusos Dan Swano, sino también porque han sabido arropar cada una de sus composiciones con una soltura que acaba dominando hasta su último rincón.Desde la inicial “No Place For Hope” el minutaje corre a su favor, gracias a una receta musical, que ha sabido mostrar una evolución hacia un Doom de corte mucho más pulido y directo con respecto a su anterior “The 13th Condition”.

Musicalmente transmiten una gran batalla de emociones la mar de dispares, sin llegar a saturarse en ningún momento y haciendolo todo mucho más fácil para que el oyente aprecie en un par de minutos la espina dorsal que sujeta cada una de sus composiciones. Los seguidores del género van hacerse polvo con temazos como “Dreams In Monochrome”, “The Wanderer” o cualquiera de las presentes, entre otras cosas, porque esta vez, la expresión de estos músicos anda completamente desnuda, dejando que cada una de sus emociones se apodere del oyente con una elegancia y un saber hacer, que poco entiende de apretones ni medias tintas europeas.

Su foco compositivo alumbra cada uno de los requisitos que llevan sellados las grandes bandas del género, ahí entrarían nombres como MOURNING BELOVETH, OPHIS, nuestros AUTUMNAL, DRACONIAN a la vez que lo bañan con un buen centrifugado que en todo momento pilla su propio carácter por los cuatro costados. Un carácter personal y complejo, que a la par profundiza en cada una de sus influencias, pero que al fin y al cabo, sabe ofrecer al oyente un juego elogiable a la hora de balancearse por sus diferentes ramas del género.Lejos de desgranar cada una de sus composiciones, el mejor elogio es acercarse a “The Shortest Way” y dejarse llevar por la vorágine de sensaciones que nos aguardan en su interior.

Un interior que supera y con creces cada una de las expectativas creadas (que no eran pocas) hace ya más de cuatro años.Habrá que ver que sello se encargara de mover este álbum, (la copia promocional viene autoeditada) aunque sea cual sea su decisión (sin descartar la autoedición) “The Shortest Way” dará mucho que hablar dentro (y ahora que parece que existimos) muy lejos de nuestras fronteras.

Número de visitas: (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music