FESTERDAY «…The Four Stages of Decomposition…»

Con buena picha, bien se jode. Así podríamos resumir lo que viene siendo el trabajo del sello de Turku, Finlandia, Svart Records; una de los discográficas que, de un tiempo a esta parte, más están cuidando dos de los aspectos que considero fundamentales para crear una escena fuerte y competitiva: Por un lado, trabajar con un roster de bandas, compuesto en un altísimo porcentaje por bandas nacionales, sin importar su género (Punk, Folk, Rock Psicodélico… y, por supuesto, Metal. Metal Extremo). Por otro, volcarse en sus ediciones para sacar productos con un cojonudo acabado en todos los sentidos, desde lo puramente musical hasta las presentaciones. Sumando ambos factores, nos encontramos con ejemplos como los recopilatorios de de DEMILICH y ABHORRENCE o las ediciones de RIPPIKOULU, a las que en este 2015 se suma este «…The Four Stages of Decomposition…«, recopilatorio con todo el material grabado por la banda de Pietarsaari FESTERDAY.

FESTERDAY fue una banda de Death Metal de las muchas que surgieron a finales de los 89 / principios de los 90 en Finlandia, que conformaron una escena de lo más interesante, a la par que infravalorada en comparación con la que paralelamente se conformaba en su vecina Suecia. Cierto es que algunas bandas consiguieron reconocimiento «en vida», como DEMIGOD, CONVULSE o ADRAMELECH, pero un gran número han tenido que esperar años y hasta décadas desde su disolución para ser descubiertas como valiosos tesoros ocultos, como NECROPSY, PHLEGETHON o estos FESTERDAY (y las que quedan por salir… ANATHEMA, PESTIGORE, LUBRICANT…).

En fin, lo que nos vamos a encontrar en este recopilatorio es una buena muestra de lo que fue aquella escena finlandesa de los 90, caracterizada por un Death Metal pesado, oscuro y cargado de atmósferas inquietantes y tétricas melodías. En el caso de FESTERDAY, esto se conjuga con la libertad para picotear de otros estilos como el Grind, el Funk o el Rock, lo que distingue su rollo del resto de bandas más puristas y puede servir para meterlos en el saco de «los raros» junto con locos geniales como XYSMA o DISGRACE. Decir que el grueso de la banda ha participado en varios proyectos a lo largo de los años, siendo el más conocido la banda de Black Sinfónico …AND OCEANS, y actualmente están funcionando de nuevo como FESTERDAY, aprovechando el actual brote de interés por las escenas sueca y finlandesa y el empujón que supone el lanzamiento de este 2CD.

El trabajo en sí consta de 2 discos. El primero de los cuales es un puñado de temas regrabados en el 2014. Digo regrabados, pero no es ese el término exacto, porque partiendo de riffs de temas antiguos, estos han sido recompuestos en gran parte, ya sea mezclando partes de varios temas, ya sea componiendo desde cero otras canciones nuevas, y así mismo se ha hecho con las letras, y finalmente se les han puesto nuevos títulos que juegan con los originales. El resultado está bastante bien, porque conserva la esencia de los viejos temas, pero con un sonido renovado y de mejor calidad, pero sin perder naturalidad.

El segundo disco, es el material original de la banda: sus tres demos de los 90 («I«, «II» y «III«, tócate los cojones con la originalidad…), además de un ensayo de 5 temas y un directo de 7. Aquí nos encontramos con un espectro de sonido jodidamente amplio, que va desde el francamente aceptable de las demos, hasta el caótico del resto de temas, que no lo arregla ni la Virgen de Lourdes. Estos últimos no tienen, al menos en mi opinión, más sentido que el ser testimonio de lo que fue una época y una manera de hacer las cosas. Llamadlo sentimentalismo o como queráis.

Como decía al comentar la crítica, la presentación es un lujazo, con un digipack de 8 paneles, con artwork en mate y el logo de la banda transparente y brillante, de tal modo que sólo es visible en según que posiciones, dependiendo de la iluminación (de hecho, en la foto que acompaña la crítica, no lo veréis, jajaja). El interior está abarrotado de fotos de la banda, portadas de las demos, carteles de conciertos, todo con un montaje muy currado. Lo que echo en falta es que no hay libreto alguno, cosa que siempre me ha parecido indispensable en cualquier disco, y más en este tipo de lanzamientos especiales (pese a que en los paneles vengan reflejados los datos técnicos de cada grabación), porque una buen libreto puede meterte de lleno en la grabación y hacerte sentir parte de lo que fue aquello. Aviso a navegantes: haceos con las reediciones de ABSORBED y FERETRUM y sabréis perfectamente a lo que me refiero.

No me gustaría terminar sin decir que este tipo de ediciones están pensadas por y para coleccionistas; coleccionistas no en el sentido de acumuladores de gigas en un disco duro (si es vuestro caso, descargaos cualquier otra cosa, porque esto no os aportará nada diferente a lo que podáis escuchar buscando temas de FESTERDAY en Youtube o donde coño sea que lo hagáis). Me refiero a amantes de la música en formato físico y original, porque hay ediciones que merece la pena tener en la estantería por el currazo que llevan detrás, aunque no espero que todo el mundo pueda o quiera entenderlo… cada loco con su tema.

Número de visitas: (441)

Portal de música extrema del sello Xtreem Music