FRACTURA DE PENE – “Cagalien vs Preñator”

Bueno pues sí, esto es innegociable y es algo que va conmigo. De nuevo y apenas sin pretenderlo, me encuentro enclaustrado en un laberinto psicótico del que, no lo voy a negar, no quiero escapar.

Sé que no es fácil comprender para la gente, digamos de la vieja escuela este tipo de adicciones a lo escatológico (musicalmente hablando) pero yo os aseguro es imposible no querer seguir dentro cuándo llegas a estos niveles de depravación. Es como que te atrae y te atrapa y sientes que esa blasfemia que los más viejos del lugar consideran que tú escuchas, es todavía más relevante, por eso mismo por no considerarse música como tal por los vetustos seres que asolan la escena.

Y en estas nos hallamos en una locura del todo transgresora que simplemente busca (y yo creo) que encuentra una manera de expresar todas las inquietudes, el caos y el mirar hacia nuevos horizontes donde no hay tabús, dónde sencillamente poder transmitir lo que uno quiere (sí, joder, aunque sea bazofia no toda tiene porqué ser mala o simplemente puede gustar y punto) sin miedo ninguno y cortar primeramente la censura mental de la mayoría de la turba.

Todo esto sí, sirve como un presentación de la banda que con gusto y, porque no decirlo, amor os traigo hoy FRACTURA DE PENE. Está verborrea de los primeros párrafos es para intentar que se vea un poco más allá nos plantamos ante una banda que tiene difícil definición y la más coherente no es otra que estamos delante de una aberración que solo la droga puede explicar jajajajjaja.

En fin, la verdad y tampoco lo voy a negar ni me da miedo reconocerlo, este segundo álbum del dúo de tarados murcianos era para quién escribe uno de los más esperados de este año. Si, aunque os suene a risa es así. Es un proyecto este que desde el principio me dejó noqueado. Las posibilidades son ciertamente infinitas. Cuándo perdemos el reparo y nos enchufamos los auriculares, al primer segundo del fango dónde nos adentramos sabes qué has apostado por algo ganador. Es estrepitoso, demente, de chufla, descollante, caricaturesco, vomitivo, mal sonante, es un millón de mierdas y un millón de bondades, FRACTURA DE PENE es único en su especie. El nivel de psicopatía te deja poco menos que lobotomizado, pero para qué engañarnos, uno se inmola con muchísimo gusto.

Todo lo que he ido contando no es más que una pequeña parte de lo que contiene este nuevo álbum, “Cagalien vs Preñator” es un álbum, dónde fli, como ya hiciera hace poco tiempo con vaginal kebab se adentra en un terreno más machacón, tal vez no tengamos tanto sentido Goregrind y sí, algo más ruidoso e incluso pegajoso. Programación por doquier toxicidad, a mil, algo de techno, dance bailecito en general, vamos. Se busca ante todo que el oyente se distraiga. Con las ya consabidas e importantes locuciones, las cuales como siempre aportan divertimento al completo. Electrónica saturaciones varias, distorsión, riquísimos ritmos frenéticos y como no, voces de retardado mental para adornar toda esta trombosis musical. Temas como el que abre el CD, “cojones cómo Aduanas”, “voy que lo peto”, “Tu pellejo en mi retina”, “Necropedofilia & Metanfetamina” son solo una muestra de lo fértil de la banda. Por último, lo destacable, los dos covers, tanto el de AC/DC, como el de LIBIDO AIRBAG. Como contrapunto diría que los temas se me hacen muy cortos y además el bonus track a mí personalmente no me gusta y creo que a FRACTURA DE PENE no le va, no es su rollo.

Número de visitas: (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music