GARTH ARUM “The Dawn of a New Creation”

Seguro que a todos os ha pasado alguna vez que, con solo mirar la portada de un disco, ya habéis intuido (e incluso sabido con seguridad) que este no os iba a hacer mucha gracia, ¿verdad? Pues eso es lo que me ha pasado a mí con “The Dawn of a New Creation”, primer disco completo (tras una demo previa editada en 2009) de GARTH ARUM, proyecto en solitario de Nightmarer (aka Óscar Martín), guitarrista y vocalista de los madrileños AS LIGHT DIES (y si luego le echas un vistazo al libreto del disco y ves que su autor describe la música de su proyecto como “Eclectic Mineral Music”, pues entonces todavía lo tienes más claro). La mayoría de veces, cosas que en ocasiones pueden parecer tan insignificantes como una portada o un logo, ya nos orientan en una dirección u otra a la hora de pensar si un disco nos va a gustar o no, y la verdad es que yo ya intuí al instante que “The Dawn of a New Creation” no iba a contener la dosis de extremismo que suelo demandar cuando me dispongo a escuchar un disco de lo que se supone que es Metal Extremo.

Antes de ponerme a describir este primer opus de GARTH ARUM, quiero hacerlo pidiéndole disculpas a su creador, Nightmarer, y a cualquier otra persona que me pueda tachar de paleto o de no tener ni puta idea, pero es que, sinceramente, esto no es lo mío. Soy consciente de que el amigo Nightmarer toca de la hostia, eso es innegable, y está claro que también tiene una capacidad compositiva fuera de toda duda si nos ponemos a analizar desde el espectro puramente compositivo un disco como “The Dawn of a New Creation”, pero también es verdad que, con muchísimas posibilidades, una propuesta como la de GARTH ARUM seguro que encontrará mucho más respaldo de parte de otros medios diferentes de Xtreem Music, o al menos de parte de otros redactores distintos del que firma estas líneas.

“¿Y eso, por qué?”, os estaréis preguntando. Pues porque, sinceramente, creo que este tipo de música va a gustar mucho más, en general, a los amantes del Metal más gótico e incluso a trasnochados powermetaleros que se pasan el día escuchando incesantemente a bandas como RHAPSODY, BLIND GUARDIAN o EDGUY (grupos que, por otra parte, he de decir que me gustan, aunque les perdí la pista hace ya tiempo) y que, a la mínima que escuchan algo diferente y más, por así decirlo, “exuberante”, se flipan de lo lindo, que al seguidor estándar de géneros como el Death o el Black Metal.

Y es que, a pesar de que he visto la música de GARTH ARUM catalogada en diferentes sitios como “Symphonic Death Metal”, “Avantgarde Black/Death Metal” o “Avantgarde Death Metal”, yo lo dejaría en, simplemente “Avantgarde Metal”, ya que, a pesar de que el primer disco de este proyecto bebe en muchos momentos del Death y del Black, yo no veo viable poner el nombre de dichos géneros junto al de esta banda, y ahora intentaré ir explicándoos por qué.

Efectivamente, “The Dawn of a New Creation” tiene momentos en los que la presencia de partes Death o Black Metal es más que evidente, como evidente es que en la gran mayoría de ellos estos géneros tienen una presencia más bien escasa. La música de GARTH ARUM está absolutamente rebosante de teclados y programaciones (hasta el punto de que en muchas ocasiones dichos teclados parecen ser el instrumento principal, cosa que a mí me es difícil de asimilar en una música presumiblemente catalogada como Metal, y más aún si es de Metal Extremo de lo que estamos hablando), voces limpias tanto masculinas como femeninas… Bufff, esto no es lo mío, de verdad. Y ya lo siento, porque seguramente “The Dawn of a New Creation” sea un gran disco, pero no para mí, ni para la grandísima mayoría de lectores de Xtreem Music. Y, como muestra, un botón: mientras preparaba lo que está siendo esta reseña, leí algunas otras para ver qué decían sobre GARTH ARUM y sobre este su primer disco completo, y di con una publicada en la revista Rock Estatal en la que describían el séptimo corte del disco, “Trip (Part I)” como un tema magistral en el que se aúnan brillantemente todos los elementos por los que se supone que ha de destacar un grupo como GARTH ARUM (y digo “se supone” porque yo desconozco cuáles son esos elementos, más que nada porque, seamos honestos, la música de GARTH ARUM se encuentra en las antípodas musicales de lo que suelen ser mis gustos habituales). Pues bien, a mí “The Trip (Part I)” es sin duda el tema que más cuesta arriba se me hace, con una parte de violín que me recuerda inmediatamente a nada más y nada menos que a MÄGO DE OZ (aunque no creo que fuera la intención de su creador que dicha parte me recordara a ese tipo de cosas). Y es que, sí, la música de GARTH ARUM tiende a ser bonita, eso no se puede negar… Y “bonito” es otro adjetivo que me cuesta verlo asociado al Death y al Black Metal. El Death y el Black pueden ser bellos por su oscuridad y crudeza, majestuosos por su epicismo, pero, ¿“bonitos”? No, no, eso mejor dejémoslo para otros géneros… Y este es otro de los motivos por los que prefiero considerar la música de este proyecto de Nightmarer como Avantgarde Metal, así sin más.

Yo no tengo ni puta idea de Avantgarde ni de este tipo de hierbas… Lo único que creo es que una propuesta como la de GARTH ARUM habría tenido mucho más éxito a mediados y finales de los ’90, cuando el Death Metal andaba de capa caída y la gente buscaba otro tipo de cosas, que precisamente ahora, en pleno revival Old School desde hace ya varios años. Y aquí las cosas parecen cuadrarme un poco más, porque los temas compuestos por Nightmarer en “The Dawn of a New Creation” fueron creados nada más y nada menos que por aquella época, pero no pudieron ser grabados hasta el día de hoy… Bueno, el amigo empezó a grabar el disco en 2009 y acabó dicho proceso en 2012, así que se ve que le gusta tomarse las cosas con tiempo.

Y otra cosa que creo que es que, a pesar de que, cómo he dicho, la interpretación instrumental de Nightmarer es muy buena, un género musical de este tipo tiene que tener una producción mucho más cristalina y bombástica para que el tema pete de verdad. La producción de “The Dawn of a New Creation” se me antoja un tanto pobre para un tipo de música como este, que busca la espectacularidad y la pomposidad en sus composiciones, llenas de millones de arreglos, tanto instrumentales como electrónicos, de todo tipo. El disco no suena mal, ¿eh? Pero cuando te metes en estos berenjenales musicales, has de sonar de la hostia si de verdad quieres destacar (y en este disco, por ejemplo, el bajo es difícilmente audible en la mayoría de ocasiones, a la par que, entre tanto arreglo de todo tipo, hay algunas veces en las que la música se embarulla más de lo que sería deseable).

¿Qué nota ponerle a este disco? Si os digo la verdad, creo que tendría que haber dejado el apartado de la nota en blanco… Pero como algo hay que poner, y teniendo en cuenta que en el top de mis gustos personales SUFFOCATION podrían ser un diez y EL CANTO DEL LOCO un menos seis millones, pues creo que GARTH ARUM no pasan del tres. De los once temas que componen el plástico (es que además el disco dura cincuenta y ocho minutazos… Si fuera un EP de cinco temas, pues oye, igual aún sacaba algunas cosas un tanto más positivas), hay algunos con diversas partes disfrutables, como podrían serlo “Shadows of the Past”, “A Barrage of Hate”, “Lucid Dreams” o “Yearned Freedom”, pero hay otros de los que no me entra ni la primera nota, caso de “The Path to Oblivion”, “Like an Angel” o la ya mencionada “Trip (Part I)”.

Vuelvo a reiterarme en mis disculpas por no ser un entendido del género que nos presenta GARTH ARUM, por el mero hecho de que es género que me la trae al pairo en el 99% de las ocasiones, pero desde aquí animar a Nightmarer a que siga promocionando su trabajo, y ojalá que tenga mucha suerte en el futuro con este proyecto, pero vuelvo a insistir: este estilo de música va a encontrar mucha más comprensión en otro tipo de medios. O al menos, eso creo yo…

Número de visitas: (0)

8 opiniones en “GARTH ARUM “The Dawn of a New Creation”

  1. Dave Rotten

    Si, me di cuenta ayer. La hizo en la versión antigua de la web, y por algún motivo no se migró a la nueva versión, así que ayer la subí igualmente. Bueno, así tenemos dos críticas diferentes, una de alguien que si aprecia el disco y otro que no.

    Responder
    • Azathoth

      Amigo Mineral. Con todo el respeto te invito a que vengas el 11 de Septiembre a la sala Barracudas, que Garth Arum va a tocar en directo. Allí podrás comprobar si Garth Arum es extremo o no. Yo te aseguro que si te gusta la tralla vas a salir muy satisfecho.
      Un saludo.

      Responder
  2. Dave Rotten

    A mí personalmente me ha gustado bastante el disco, creo que es variado, original y creativo incluso. Tampoco me parece mala la producción, aunque todo es mejorable dependiendo de las posibilidades de cada uno. A mí me suenan en la línea de grupos de aquí como THE HERETIC y PERSEFONE y por ende ARCTURUS. Con otros múltiples matices e influencias.

    Responder
  3. Roberto Revert [Eto] Autor del post

    Gracias por tu comentario, Juanpa. Yo no le niego calidad instrumental y compositiva al disco, más bien lo contrario. Lo único que puedo decir es que a mí este tipo de propuestas me aburren sobremanera, igual que a ti te aburrirán miles de cosas que a mí me flipan, pero vaya, es lo que dices: para gustos…

    Responder
  4. Juanpa Pérez

    Sólo he podido escuchar un par de temas del disco en Youtube, pero aún con esa pequeña muestra, no comparto tu opinión, Eto…
    Está claro que Garth Arum no son una banda de Metal Extremo convencional y, personalmente no lo veo algo negativo, sino que creo que es lo que hace especial su propuesta en el panorama nacional.
    Por momentos me recuerdan a peña como Novembre, Penumbra, o incluso Arcturus, que precisamente destacan por salirse de los cánones a base de orquestaciones, programaciones, alternancia de registros vocales, etc.
    Es cierto que la producción quizá no sea de 10, pero metiéndole pasta a una grabación, cualquier matao que toque cuatro quintas mal dadas puede sonar de la hostia… Tanto a nivel compositivo como de interpretación de todos los instrumentos, el de Garth Arum me parece un muy buen disco, pero ya se sabe, para gustos…

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music