GORGASM «Destined to Violate»

GORGASM (usa) Album Cover GORGASM (usa)
Destined to Violate
Again Kill
Brutal Death Metal
New Standard Elite
2014
CD
www.facebook.com/AnalSkewer
9


1. Starved for Perversion
2. Kuntkiller
3. Destined to Violate
4. Funeral Gangbang
5. Carnivwhore
6. Preserved for Pleasure
7. Visceral Discharge
8. Lubricated in Vomit
9. Infected with Lunacy
10. Sadistic Bliss
11. Corpsified
12. Depraved Depredation
13. Mouthful of Menstruation

Se abre el telón: en primerísimo plano, una mujer amordazada y encadenada, con unas sugerentes tijeras a sus pies. A la izquierda de la escena, un baúl de madera contiene diferentes organismos sin vida, haciendo gala de inicial podredumbre. El sótano que sirve de encuadre podría pertenecer a cualquier film de terror, dando abrigo a otro cadáver mutilado que cuelga justo en el umbral que da paso a una inquietante y sugerente oscuridad. Tonos grisáceos, muerte y el inherente color de la sangre. ¿Cómo se titula la película? Una pista, no es “La matanza de Texas” ni “El silencio de los corderos”. Ni siquiera “Posesión infernal”…

Lo que tenemos entre manos es el potentísimo “Destined to Violate”, último trabajo de los americanos GORGASM. Y lo que más llama la atención de esta portada perteneciente al gran Jon Zig, es que independientemente de lo que la escena muestra a simple vista, de lo que “vende”, nuestra mirada tiende a escaparse hacia el lateral superior derecho, al foco luminoso que sirve de contraste, escaleras arriba. Ahí es donde el verdadero protagonista aparece mediante una simple y sugerente sombra, completando la historia. En realidad no sabemos si es el malo de la película o un simple recién llegado que se encontrará lo inimaginable… pero como dice el maestro Eastwood respecto a conceptos ambiguos: “Puede ser lo que tú quieras”. Es cierto que Zig ha realizado portadas mucho mejores, pero sigue reflejando como pocos la sobriedad espantosa del gore o el dolor, mediante las facciones inexpresivamente malvadas y/o despavoridas de sus personajes. Sin artificios, explícitamente y en ocasiones con una categoría casi onírica, incluso casi de chiste. Pero resulta gratificante comprobar cómo puede expresarse tanto con cuatro simples trazos y una perspectiva perfecta para la ocasión, cual escena de Creepy, como mínimo. Lo primordial es que los GORGASM de 2014 continúan “desagradando” y agrediendo visualmente al máximo, sin cambiarse de pista… así que de momento, vamos bien. Un disco así no merece un concepto menos brutal, ni de cachondeo. Sin excesos, pero dando donde duele.

La última atrocidad de las huestes de Damian Leski está amparada bajo el sello New Standard Elite, resultando otro ejercicio del más salvaje y auténtico Brutal Death. Sin riesgos, pero con un compromiso ineludible, mostrando fidelidad absoluta al estilo en una época llena de “cambios, adaptaciones, tendencias, reajustes, acoples y demás”. No en vano, la propuesta de GORGASM podría encajar en un loco y enfermizo híbrido entre SUFFOCATION, DEEDS OF FLESH, CRYPTOPSY y DEVOURMENT, con la parte “cabreada” de bandas del palo y nivel de SEVERED SAVIOR. Y es imposible negar que son, no ya una referencia ineludible, con una personalidad fuera de toda duda que a su vez produce una de las líneas a seguir más copiadas e imitadas… sino unos auténticos reyes de esta historia. Claro, a estas alturas la agrupación representa “bastante más” que un cúmulo de influencias (algo que todos los grupos muestran o han mostrado en mayor o menor medida), porque en realidad ha sabido conjugarlas como pocos, sin cerrarse ante posibles puntualidades pero a su vez manteniendo una firmeza institucional, con el respeto que esto impone o por lo menos, debería imponer. Segundo punto a punto a tener muy en cuenta.

El trabajo goza de una buena producción en la que se definen todos los instrumentos, pero salvaje y cruda a su vez, resultando muy apropiada para este estilo y funcionando como una patada en el hígado. El lineup no ha variado ni una gota desde su anterior “Orgy of Murder” (2011), algo muy positivo en relación al nivel de madurez y proyección. Con respecto al concepto sonoro de “Destined to Violate”, la banda no renuncia a los riffs con melodías trémolo, ni a las veloces cascadas de notas graves y afiladas o a ciertas armonías básicas que complementan su discurso y relajan la tensión, ofreciendo muy buenos contrapuntos que ayudan a hacer el resultado más digerible, pero en el sentido de apuntar a la creatividad y mantener la atención de oyente. La esencia de sus primeros trabajos se mantiene intacta, sin embargo han encontrado una vía de escape absolutamente apropiada, adaptándose muy bien a la década que nos ocupa, sin la necesidad de dar el cante con mimetizaciones estrafalarias o demasiado radicales. El disco muestra complejidad y sencillez, en dosis bien alternadas, con tendencia a las bajadas de tempo machaconas… pero los temas son lo suficientemente variados en riffs, ritmos, armonías y velocidades como para poder darle caña sin dejar de disfrutar. Y lo más destacable: el nivel de compenetración conseguido en la grabación fluye a borbotones, mediante las ejecuciones salvajes y precisas de trece canciones. Tercer punto, y ya son muchos…

Starved For Perversion” nos pone en antecedentes mediante la masacre total. Aunque el tema conlleva cambios de ritmo bajando la velocidad, es perfecto para introducir la grabación. Directo, con guitarras como cuchillos.

Kuntkiller” emplea unos timbres graves y profundos que llaman la atención, además de estar tejida como una perversa maraña de alto nivel técnico. En su parte intermedia nos obsequia con una sección melódica ejercida entre las dos guitarras, ayuda a desengrasar y es una buenísima y más básica incursión que proporciona color y relaja el asunto.

Destined to Violate” es otra atrocidad despiada, de hecho, tiene partes que crecen en intensidad hasta límites claustrofóbicos. Pero muestra diferencias en la forma de componer, conteniendo una parte muy llamativa que con tres simples acordes entra de forma pegadiza, recordando un poco a las bandas Thrash Metal de los ´80, salvando las distancias. Es la canción más larga del trabajo, con una duración de 4:21.

Funeral Ganbang”: obscenidad sin compasión, con un juego a dobles voces muy bien compenetrado, secciones slamming y dobles guitarras alucinantes. El bajo resuena con un timbre apianado que parece estar taladrando los altavoces. Por no hablar de lo que sucede a partir de 2:48, donde cada nota que suena, es como una condenada trituradora.

Carnivwhore” atruena, conjugando velocidad con arreglos espaciados y más Slam escueto y rompetripas. La sección del solo de guitarra es un puntazo: dinámica y rítmica, viva. El resto es masacre pura en onda GORGASM, conjugando la bestialidad y las melodías con una técnica al servicio de su música, teniendo en cuenta el estilo del que estamos hablando.

Preserved for Pleasure” va subiendo el nivel de animaladas por segundo, en un crescendo continuo que solo se libra por momentos. Técnica y melodía, brutalidad visceral, ejercicios bien combinados en un pastel de perversiones, distorsión y latigazos baqueteros, terminando con un inusual fade out.

Visceral Discharge” suena a trallazo inmisericorde, con las voces doblando y dialogando. Contienen gran cantidad de cambios, a cada cual más bruto, y la base rítmica parece que va a producir una explosión.

Lubricated in Vomit” es un pequeño misil que sorprende al terminar, por su corta duración. Con sus fragmentos incisivos, nos deja con las ganas.

Infected With Lunacy” continúa con alta presión. De nuevo tenemos secciones agresivas de bajo y batería, ensambladas a tope, proporcionado una base redonda a las guitarras y las voces. Un tema algo pasajero, comparado con el resto.

Sadistic Bliss” es otra pasada total, un tema con gancho y garra. Pasan de la gran velocidad a la lentitud más pegajosa en menos que canta un gallo… realizando la gesta en diversas partes del track. Traspasada la mitad, hay una brevísima parte muy intensa, donde las guitarras parecen quemar con los trémolos, literalmente. Unas hachas que abrasan y no dejan en pie ni al apuntador. Cuando parece que todo termina, se marcan un final DEICIDE/DEEDS OF FLESH en modo “cambio de chip”, por si no nos había llegado la ración de plasma.

Corpsified” da paso a través de la percusión, con un riff muy denso y pesado, derritiendo púas pero con la batería en medios tiempos. Poco dura el asunto, porque comienza la verdadera candela y se cascan una barrabasada gigantesca, así como otra pequeña pegajosidad que suena a pisadas de triceratops encolerizado… con cada una de ellas tiembla el suelo y toda la casa. El bajo y la batería nos brindan un Groove 6/8 que se agradece, ya que entre tanta batalla al límite se libera el espectro y podemos percibir qué pedazo sonido se ha conseguido para Anthony Voight y Kyle Christman. Nítido pero brutal. Con esto como base rítmica, o las guitarras suenan como cañones o corren el riesgo de quedarse en nada. No es el caso, precisamente. Las voces cercanas al final zumban cual espectros vivientes, el escueto solo de guitarra que casi cierra el corte nos recuerda que no todo es puro machaque y el cierre es como si te atravesasen de oído a oído con una barra de hierro oxidado. De los mejores temas del disco.

Depraved Depredation”… qué se puede esperar con semejante título. Pues ni más ni menos que otra bestialidad infame, con la salvedad de que contiene partes melódicas con armonía clásica, donde unos fugacísimos arpegios de teclado, lejanos a más no poder, cumplen la función de rompernos los esquemas. Pero con un morro y chulería que muy pocos podrían haber realizado, porque más bien suena a parodia a ciertas bandas. Incluso el bajo asoma tímidamente con un dibujo sutil y dinámico, pero se acaban las mieles y vuelve la carga hasta el final.

Mouthful Of Menstruation” da paso al cierre de esta barbarie sangrienta, más leña trallera, riffs que ya suenan familiares y todo tipo de partes: desde arreglos de frases dobladas que terminan al golpe, sorpresivamente, hasta riffs de corte cíclico como el que cierra el trabajo, con los gritos terroríficos de alguna pobre incauta. Le deseo lo mejor, pero dudo que le quede aliento después de tan cruel destino…

Tras unas cuantas escuchas, puede decirse que “Destined to Violate” es un excelente trabajo, además de que proyecta una de las mejores evoluciones y planteamientos en música Brutal Death de los últimos tiempos: sabe mantenerse, sabe variar, sabe aplastar y sabe ser fiel. Pero si algo queda verdaderamente claro es que cada vez se vuelve más complicado hacer un gran álbum o ser “auténtico” sin cambiar demasiado o repetirte hasta la saciedad, pues todo está trilladísimo. Y sinceramente, no sé si se puede hacer mejor… pero esto es un pasote de disco, profesionalmente elaborado y tan natural como la sangre brotando a través de un cuerpo lacerado y recién mutilado. Esto es GORGASM, Brutal Death Metal de verdad, en esencia pero moderno. Si te gusta la banda, ni te lo pienses.

Número de visitas: (5279)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music