GRAVESITE “Horrifying Nightmares…”

GRAVESITE (ita) Album Cover GRAVESITE (ita)
Horrifying Nightmares...
Again Kill
Death Metal
Xtreem Music
2015
CD
facebook.com/gravesitedeathmetal
8.5


1. Intro/Anguished Sheep
2. Submerged in Vomit
3. Horrifying Nightmares of Flesh and Blood
4. I Want to Rot
5. The Painter of Agonies
6. Where Mortals Fear to Thread
7. Curse of the Red Moon
8. Worship Death in All its Forms
9. Suscipe Mortem

Desde la posición peninsular occidental, asumiendo en línea recta el camino de la mano izquierda pero en su contra, volando sobre mesetas y algunas cordilleras, logró cruzar mentalmente el mar Mediterráneo, veraniega masa de aguas mansas adorada por plebe y casta… aunque también maldita donde las haya. Sí, ya estamos de nuevo en Italia, tierra histórica y rica en mitología, fértil productora de Death Metal incondicional, en múltiples variantes y denominaciones. Llegamos al concreto cementerio… claro, porque grandes sombras acompañan. No en vano, en esta fantástica travesía he sido escoltado por las regias rapaces carroñeras, que se dirigen al festín sin dudarlo, con hambre atroz, prodigiosa vista multi-nodo y un instinto que supera en precisión al mejor GPS. Huele a carne descompuesta, a soga rancia, a tripas y huesos… huele a tumba: la Muerte resurge en forma de ejército espectral, y su nuevo apodo es GRAVESITE.

Reconozco que me intrigaba la duda, desde el anuncio de que este sorpresivo combo italiano había fichado por Xtreem Music, tanto por el hecho de conocer su existencia en ese mismo momento como por el sonido y aspecto global de su Demo “Obsessed by the Macabre”, tres cortes Death Metal bien potentes y solventes, en los que se palpa una intención tremenda, amplitud de miras y muy gratos resultados. Establecidos en 2014, sus músicos provienen de formaciones como HAEMOPHAGUS, MORBO, ANCIENT CULT o CANCER SPREADING, trasladando su experiencia a un nuevo punto de partida pero también recreando su actual propuesta en el sonido de la Vieja Escuela. El resultado de esta alianza entre banda y sello emulsiona en forma de CD: “Horrifying Nightmares…(XM 183 CD).

Un disco que viene bien presentado, a través de esta gran carátula cuya autoría pertenece al artista guatemalteco Mario E. López M., con ese sabor a medias entre la esencia de Mark Riddick y los rostros impersonales de Jon Zig, pero al mismo tiempo manteniendo un toque personal y una viveza digna del antiguo CREEPY, en un contexto de entintado actual. La escena tiene gran fuerza y además parece expresar movimiento, óptimo.

Pero el asunto que cobra verdadera relevancia se refiere a algo tan importante como las propias canciones y su mezcla, ya que estamos ante un trabajo grueso que no solo se limita a tirar del carro de las viejas leyendas, sino que en ocasiones se enrosca y sofistica mediante un equilibrio que, sin duda, confiere al disco cualidades más que interesantes. Porque su huella no es la típica que esperamos encontrar en una banda recreadora del Old School. Y este es el puntazo de GRAVESITE, su soltura y solvencia, mediante un desparpajo y fluidez confluyente en la naturalidad con la que consiguen su objetivo. Desde la onda del Death sueco primitivo y crudo tipo GRAVE a los picantes latigazos de tensión CARBONIZED, EPITAPH o EXCRUCIATE, ramalazos técnicos y malabares de DEATH en diferentes etapas, CARCASS en su vena Grind/Melódica intermedia o el agónico sabor AUTOPSY; incluso puntuales esencias de INCANTATION y de los viejísimos BLACK SABBATH.

El disco ha sido grabado y mezclado en abril del presente año, por cuenta de Umberto “Umbe” Furlan, en sus instalaciones Black Sun Studio. Sin embargo, el proceso de masterización se ha realizado en el específico recinto Wise Mastering. El resultado de ambos trabajos sónicos se traduce en pura masa, graves y medios muy bien equilibrados y un ligero recorte de agudos que sin embargo deja entrever perfectamente los platos de la batería, sin aparentemente restar de brillo al resto de instrumentos. Está bien enfocado y resulta un sólido núcleo de sonido actual pero con la gracia de la intención Old School derivada de la captación, lográndose una pegada plena y contundente, una plasta de huesos y cartonaje que vuela los sesos.

Una vez suena la introducción, “Tormented Sleep” avisa con crueles y majestuosas señas CARCASS, como una plegaria a los dioses primigenios, casi un homenaje que se desglosa técnica y lentamente para pasar a la velocidad de la vieja Suecia y de nuevo patear en onda UK. Tras la primera prueba instrumental superada, la voz de Gabri atruena entre la maraña, distinta a la que emplea en CANCER SPREADING y más próxima al estilo DEATH/MORGOTH. Buen redondeo para comenzar esta música, por parte del vocalista y artífice lírico de la banda.

Tras el sucio y enfermizo toque impreso por el bajo de Claudio, “Horrifying Nightmares of Flesh And Blood” nos trae ecos de un “Suicide Machine” trastocado. Sin embargo, la enfermedad continúa propagándose en medios tiempos y blastings de vena CARCASS (y HAEMOPHAGUS), hasta desembocar en un salvaje tempo POSSESSED “Satan´s Curse” y su estela sucesora DEATH/PESTILENCE. Track endiablado y lleno de buenos cambios que implica un solazo de guitarra en toda regla, en la onda de los citados.

I Want To Rot” parece evocar lejanamente a “Children of the Grave”, en primera instancia. El particular sonido de guitarra con efecto de modulación inclusive (y que baña parte del disco) da paso a melodías SLAYER y ataques AUTOPSY/CARBONIZED, con un bajo que hace estallar los bafles. Mucho poso Sweden y medios tiempos intercalados, para un corte bien estructurado y que retoma el recurso introductorio para dar paso a nuevas partes tortuosas y ligeramente enrevesadas, en las que el toque Schuldiner aparece cual galletazo que rompe moldes del track, cerrando en onda Grind. Sin duda, esta es una de las canciones que elevan la bandera de GRAVESITE.

Otro muy buen track es “The Painter of Agonies”, precisamente por lo descriptivo del título y la relación existente con su música, ya que sin pretensiones pero con gran contundencia logra emitir un aplastante número que además aporta cierto sabor exótico, con puntuales y graves mordidas/estiramientos de cuerda MORBID ANGEL que imprimen diferentes aires; pero también construyendo una apropiada cama de parches para el ambiental solo de guitarra, evidenciando las formas del baterista David y su buen balance entre picardía y contundencia, por dibujar una idea tan plana como necesaria y haciendo parecer que la música se ciñe a su propia dinámica.

Muy diferente aspecto engloba a “Where Mortals Fear To Thread”, una especie de ceremonia a trote moderado pero bien ligero, que bucea a través del mute continuado y los trémolos a medio tiempo, conformando con ello un asalto diametralmente opuesto a la más genérica “Submerged In Vomit”, adelanto del disco cuyo vídeo está incrustado bajo esta misma review.

Worship Death In All Its Forms” auna los pasajes blast de siempre con fuertes ataques de cuerda y ciertas amalgamas AUTOPSY, así como puntualísimos dejes Death/Thrash y una leve sección de corte progresivo que precede a un buen y enrevesado solo, muriendo el corte con sabor CARCASS y dejando claro que estos se las saben todas, a la hora de tomar “prestado” pero sin copiar.

Curse Of The Red Moon” (extracto del film “Burial Ground“) nace como un experimento de guitarra al estilo de las músicas de relajación, lejano, un engaño total ante la masacre que se avecina, perfecto engranaje de riffs y enmarañados entramados de notas, bases Grind y puro desquicio. Pero la nota gorda queda adjudicada al inicio de “Suscipe Mortem”, poco menos que increíble para un disco así, cortesía del guitarrista Gioele, autor de toda la música; y esta es una de las cosas que me alucinan de ciertas bandas, soplos de aire fresco y clara apertura en una medida lo suficientemente cauta como para no herir sensibilidades ni desvirtuar la esencia. Tras ello, nos encontramos con un corte muy exigente y de tez enrevesada, que al mismo tiempo incluye cabalgadas básicas y tétricas melodías depresivas. Mala baba para cerrar un disco tremendo.

Con las expectativas colmadas, qué más decir acerca de “Horrifying Nightmares…”. Este debut demuestra que más que un simple proyecto o reunión de colegas, aquí hay madera seca para la pira, talento y saber hacer del que posiblemente (y ojalá) obtengamos futuras entregas, ya que la entidad GRAVESITE revela formas de madurez y proyección más que evidentes. Junto a las escenas en blanco y negro que reflejan a los miembros del grupo mediante las fotografías interiores (autoría de Federica Sangiorgi), y un layout basado en la imagen de portada y que el mismo Dave Rotten ha montado para la ocasión, resulta un trabajo difícil de eludir, muy logrado y alejado de lo inminentemente previsible. Esto último es vital, pero también aclaro que hay que escucharlo de cabo a rabo para entender la frase, y no solo basarse en un simple adelanto cuya apariencia no defrauda pero tampoco muestra la gama de esencias de estos adoradores de tumbas y bandas de culto. Evidentemente, los nobles buitres han viajado en vano; hoy llegan tarde, pues como puede comprobarse, a semejante velocidad zombi-demonico-devoradora poco o nada quedará del macabro banquete, salvo huesos pelados y destellos de buen Death Metal.

Número de visitas: (343)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music