HOLYCIDE «Toxic Mutation»

Debatir y exponer sobre discos y bandas puede resultar habitual, pero hacerlo sobre un combo que debuta discográficamente tras largos años de espera, dada la deriva de las prioridades y esperando el momento adecuado, cierra filas ante el número de probabilidades. Si además resulta que un músico veterano y archiconocido de la escena extrema lidera el proyecto, y no solo plasmando su voz, sino además aportando dosis de dirección musical, todavía se cierra más el círculo. Por último, señalar que tras la faceta de un prácticamente irreconocible pero convincente Dave Rotten, monta guardia un sólido equipo de trabajo bien compenetrado, dispuesto a darlo todo. Solo hay una posibilidad entre mil: HOLYCIDE.

Desde los inicios en 2004 se ha recorrido un enorme trecho, pasando por diferentes estados y desembocando en un quinteto que sin paliativos ofrece su debut “Toxic Mutation”, editado por el sello Xtreem Music (XM 171 CD). Se ha trabajado duro, los primeros resultados tangibles surgieron tras grabar el Demo “No Escape” en 2013, cuando estaban formados tan solo por Dave Rotten (voz), Dani Fernández (bajo) y Miguel Bárez (guitarras). De ahí surgió la semilla necesaria para poder establecer una formación completa, mediante la inclusión de Salva Esteban (guitarra) y Jorge Utrera (batería). Los cinco músicos han facturado un primer trabajo agresivo y demoledor, con la ventaja de carecer de presiones o plazos de entrega, una labor engrasada y compacta en la que cada cual dispone de espacio para ofrecer lo mejor de sí mismo. Como colofón, el artista Mark Riddick se ha ocupado de la carátula, mediante un nuevo dibujo genial que además calza perfectamente con la esencia del Thrash Metal venenoso y radiactivo.

El MCD incluye cinco canciones propias con sonido actual y esencia Old School, sin modernidades y con una picardía total, bien calculado y a la vez pasmosamente espontáneo, se palpa desde la primera escucha… pudiendo reafirmarlo después de bastantes más. Pero también nos regalan una versión del «Merciless Death» de DARK ANGEL. Lo que aquí se ofrece es un Thrash Metal de corte ochentero, que abarca desde los riffs más básicos y picantes a desarrollos comedidos que sin llegar a catalogarse como técnicos sí pueden coquetear ligeramente con esos ámbitos. Las principales influencias apuntan a bandas como ATROPHY en su etapa “Violent By Nature”, esencias de INFERNÄL MÄJESTY y su mítico trabajo “None Shall Defy”, además de puntuales toques, solos y armonías CORONER, que confieren ese valor añadido y de color. Pero también hay reminiscencias de otro tipo de bandas, sobre todo en el trabajo de las guitarras, como las melodías y fraseos en tesitura aguda que recuerdan a primeros DEATH ANGEL y FORBIDDEN, así como elementos que implican oscuridad tipo SEPULTURA, DARK ANGEL, EVILDEAD o DARKNESS. Y puede interpretarse la amenazadora sombra de bandas como OVERKILL y EXODUS. Los cortes están trabajados y pulidos, además de que todo suena compenetrado, con evidente complicidad. Ante semejante mejunje, podrá suponerse que el producto final es una bomba de relojería.

Aunque los instrumentistas han realizado la grabación por su cuenta en diversas localizaciones, el encargado de producir el disco ha sido Raúl Fournier (Furni), que en sus Overhead Studios ha logrado enormes resultados. La mezcla es agresiva y afilada, partiendo de unas baterías muy potentes y estables. El bajo suena grueso, aunque con brillo y complementando muy bien los riffs, destacando cuando ejecuta pequeños arreglos. El sonido de las guitarras es una baza clave, por sonar presentes y al mismo tiempo abarcar un espacio óptimo, mostrando una gran labor de compenetración, tanto en los riffs y ritmos como en los arreglos y melodías combinadas. El punto definitivo viene a través de la propia voz, que lejos de los timbres graves de su protagonista, pasa a navegar por tesituras de medios/agudos, en una faceta contenida y bien proyectada, modulando relativamente a medida de cada situación y camuflándose de forma camaleónica pero con frescura.

No Escape” es el corte encargado de abrir la botella, en una ejecución que respeta la esencia ofrecida en su Demo de 2013. Se resta el sabor maquetero y se confiere un acabado mucho más pulido, principalmente en los coros. Un corte al cuello, a modo de entrada salvaje y bien pegadiza.

Blood Typhoon” cambia de papeles, comenzando de forma tensa con el misterioso modo Lidio, pasando a encarar una puntualísima faceta más DESTRUCTION en los picoteos de guitarra, mezclada con ambientes de ANTHRAX de “Spreading the Disease” y EXODUS en su etapa “Bonded by Blood”. Pero pasado por el filtro de HOLYCIDE adquiere diferente interés, y las referencias inmediatas simplemente se transforman en un cúmulo de energía y buenos cambios, trabajando con el bordón en Mi, tensando y alternando con el tritono y explayándose con un estribillo que trae efluvios del propio puente de “Madhouse”, con los coros bramando notablemente. La recta final se basa en un riff ya plasmado, pero cambiando los aires de la batería y el bajo para cabalgar en plan ONSLAUGHT etapa “Power from Hell” y ”The Force” o EXODUS, lineal y simple pero matador.

Apocalypse Riders” alterna varios feels, su entrada se desglosa en diferentes partes que por separado traen ecos riff de INFERNÄL MÄJESTY, hachas dobladas DEATH ANGEL y FORBIDDEN, además de un estribillo muy ATROPHY, un puente pre-solo al estilo de los primeros FLOTSAM AND JETSAM (“She Took an Axe”) y una sección solista en onda CORONER, mediante las bases rítmicas y los fraseos. Canción intensa y emblemática, himno que además constituye una pequeña joya en el minutaje de esta marea thrashmetalera, además de conferir un buen giro al tracklist.

Radiation Endgame” es una masacre absoluta, un corte de fuerte impacto que ha servido como adelanto del MCD. Alterna perfectamente la intensidad salvaje del Thrash más efusivo, riffeando con el sello de los viejos y veloces SEPULTURA (marcando el contratiempo en las guitarras a la vez que con la caja). El estribillo es sobrio pero pegadizo, y se beneficia de un cambio tonal muy logrado, serpentinas filigranas guitarreras muy compactas y unos arreglos transitivos que funcionan resolviendo a través de un efecto cromático-descendente sobre el que muere la voz. La parte del solo es tremenda, aunque viene precedida por un pesado riff al estilo de los HALLOWS EVE de “Monument”, contrastando notablemente con las velocidades supersónicas, cual preparatorio que no muestra piedad.

Life Turned to Dust” aparece de nuevo, tras su inclusión en la Demo 2013. Es otro pepinazo de altos vuelos, un corte flipante en el que la voz varía puntualmente, contrastando entre un timbre medio, otro más grave y finalmente uno más agresivo. El corte es literalmente infernal, una muralla de acero y astillas que ensamblan esencias del ángel muerto y del ángel oscuro con las brasas de los citados suizos CORONER, en una cegadora batalla de rauda subdivisión.

Y la versión de DARK ANGEL es simplemente asesina, desde su introducción con el bajo hasta el último estertor. El broche perfecto para este MCD, declaración de intenciones total respecto a las fogosas esencias contenidas en el sonido de esta banda.

Las interpretaciones son descarnadas: los ritmos atraviesan como si fuesen cimitarras y solos de guitarra están muy logrados, resultando excelentes. El bajo y la batería despiden chispas y humo, creando un vehículo que vuela a 200 por hora, hincándose en los oídos. Y la voz no solo cumple, en este caso tan particular hay que decir que además sorprende gratamente, ya que escuchar al brutal vocalista en facetas diferentes del Death Metal no es lo habitual. Pero su labor despide oficio y conocimiento del terreno que pisa. Pocas pegas, querido lector, para un trabajo cuidado con mimo absoluto.

No hay más, pero esto es lo que hay, intensidad, frescura, acotado concepto y buen nivel. El debut de HOLYCIDE resulta magnífico, constituyendo un más que generoso EP. Sin pretender inventar nada sino más bien divertirse por medio de un desafío Old School brutal, recrearse en canciones cañeras y con pellizco o crecer en la materia, estos músicos realizan sus labores de forma sobresaliente. Esperemos que su propuesta pueda ser llevada al terreno del directo para que el sabor y calor de “Toxic Mutation” se expanda por los escenarios, como adictivo y tóxico veneno que es. Quien escuche este disco de arriba a abajo lo entenderá. No Escape!

Número de visitas: (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music