HORRENDOUS «Ecdysis»

HORRENDOUS (usa) Album Cover HORRENDOUS (usa)
Ecdysis
Again Kill
Death Metal
Dark Descent Records
2014
CD/LP
facebook.com/HorrendousDeathMetal
9


1. The Stranger
2. Weeping Relic
3. Heaven's Receit
4. Resonator
5. The Vermillion
6. Nepenthe
7. Monarch
8. When the Walls Fell
9. Pavor Nocturnus
10. Titan

Hay muchas bandas que intentan emular los viejos sonidos, a patadas. Sin embargo, que mantengan ciertos parámetros distintivos a pesar de las típicas alusiones evidentes, ya no es tan sencillo. El “sonido” del grupo, la frescura, la interacción entre instrumentistas, la forma de los temas, el orden de los mismos, los cambios de intensidad (si los hay)… incluso la mezcla de un disco. Todo esto es importantísimo para marcar diferencias, o por lo menos para definirse como ente aportador y no un mero intento de plagio dentro de un estilo completamente machacado.

Los americanos HORRENDOUS tienen algo de ventaja en este aspecto, y así lo muestran en su más reciente lanzamiento: “Ecdysis”, a través de Dark Descent Records, cuya fecha de salida está prevista para el 14 de octubre. Y es que a pesar de que para las guitarras se han grabado varias pistas adicionales de relleno, esta música está pensada desde el prisma del formato trío y su correspondiente sonido crudo en los ensayos, con huecos lógicos pero preservando una gran interactuación. Sin casarse con nadie, aluden al Death Metal de sonido sueco aunque ofreciendo contrapartidas bastante alejadas, incluso tramos que pueden catalogarse como simple y llano Heavy Metal. La forma de aprovechar sus recursos es notable, compensando unas cosas con otras en muy buen equilibrio, a todos los niveles. Claro, el título del disco suena a juego de palabras, emulando a cierta banda australiana bastante conocida…

El sonido es bueno, si bien dista de una súper producción. Quiere ofrecer poso añejo pero las guitarras suenan algo modernas, sobre todo en las armonías abiertas, las múltiples y pegadizas melodías o simplemente cuando los acordes se mantienen flotantes. Sin embargo disimulan a la perfección, al mismo tiempo que confieren esa frescura antes mencionada, por no hablar de unos solos tremendamente vivos y efectivos. El bajo y la batería resultan muy orgánicos, ofreciendo gran parte de la cara clásica del asunto, aportando a su vez unos papeles personalísimos, llenos de matices y juegos rítmicos. Las voces son bastante rasgadas y agudas, muy Van Drunen, aunque puntualmente tiran de registros casi limpios, sin desmarcarse hacia terrenos poco favorables o fuera de lugar. Todo este tipo de aspectos conforman un trabajo sofisticado, además de que las ejecuciones son “perfectas”, en el sentido humano y en lo estrictamente musical. El disco ha sido registrado y finalizado en los Subterranean Watchtower Studios a cargo de Damian Herring, guitarrista del combo y dueño de las citadas instalaciones. Queda claro que lo que nos muestran es lo que se pretende, sin taras ni pomposidades, y a un buen nivel.

Pero si algo se lleva la palma en este lanzamiento es la portada, y no por quitarle valor a la música, sino precisamente por todo lo contrario. Se trata de un óleo cedido por el artista Brian Smith, que a juzgar por las imágenes mostradas en su web y sin pretender valorar parte de su obra anterior, ha conseguido superarse a sí mismo mediante un dibujo sencillamente increíble. Borrar todo rasgo de la faz del protagonista es una clave interesante, precisamente por evitar la expresión directa y así poder lograr un efecto máximo mediante la fantasmagórica y difuminada estela que causa desintegradores efectos, o tal vez todo lo contrario…

Los cuatro primeros cortes del disco reflejan una tendencia ascendente, en cuanto a mantener la velocidad e intensidad, a pesar de los sorprendentes cambios que utilizan a discreción y muy acertadamente. Desde que comienza “The Stranger” hasta que arranca de verdad, no sabemos si estamos ante un disco de Death Metal o de Metal convencional. Y en este pequeño tramo se incluyen dos pasajes tan distintos que pueden descolocar, como si en realidad no hubiera prisa por alcanzar el objetivo. De ahí que cuando entra la hiriente voz y la banda ruge a toda mecha, la sorpresa sea total, y el efecto mucho mejor. “Weeping Relic”, “Heaven´s Deceit” y “Resonator” también son canciones alucinantes, en las que logran conjugar la intensidad y la brutalidad con las más versátiles sutilezas.

Llegado el track cinco la cosa cambia:“The Vermillion” es una joya instrumental realizada con guitarras acústicas y que va ganando en intensidad sin la necesidad de correr lo más mínimo. Arpegiados y melodías que nos transportan a los primeros años 90.

Nepenthe” aparece como una extraña rareza que intercala melancólicos pasajes con buenas cabalgadas Death Metal, de hecho es el adelanto oficial ofrecido en Youtube. Aunque por su cantidad de cambios podría mostrar la esencia del grupo, no refleja el total de lo que esta banda puede ofrecer.

Monarch” comienza de forma atractiva, creciendo a través de un regulador y adquiriendo un medio tiempo sobre el que una melodía obsesiva marca la pauta. Una vez que entra la voz, la música se transforma en cruel batalla de ritmos y tempos, resultando un tema excelente.

When the Walls Fell” es otro instrumental, en la típica tonalidad Heavy de La menor. Un guiño al pasado que se constituye en una especie de mezcla entre el estilo del guitarrista Jake E. Lee y temas como “Bark at the Moon” o “Shot in the Dark”, “Reckless” de JUDAS PRIEST y “No One Like You” de SCORPIONS. Es algo tan simple e inaudito que cuesta creer que le hayan echado tanto morro al introducirlo en el disco, pero aporta un refresco innegable y se anticipa a otro buen tema.

Pavor Nocturnus” trabaja registros más lentos y pesados, conteniendo secciones enrevesadas y resultonas al mismo tiempo, llegando a recordar livianamente a los IN FLAMES de “The Jester Race” o a los ritmos de BLACK SABBATH en “Children of the Grave”, tan pasados por los filtros del Metal Extremo. Una canción apropiadamente tristona, en el buen sentido de la palabra.

Los aires doomer de “Titan” muestran otra cara del grupo, en un estilo que vuelve a mezclar el toque Van Drunen con una tonalidad impropia del Death Metal, así como aporta patrones de batería inesperados y de gran simpleza. Es el tema más extraño, por así decirlo, ya que suena como una especie de “música alegre” para funeral, con las guitarras armonizadas y llenando todo el espacio, dando carpetazo y cierre a “Ecdysis”.

Llegados a este punto, el disco muestra la suficiente variación como para decir que han conseguido algo nada fácil: sonar originales dentro de lo que cabe y al mismo tiempo (y de alguna manera) poder encasillarse en una tendencia, como pretendía transmitir el primer párrafo de este texto. Gran trabajo de HORRENDOUS, una oferta tentadora y muy recomendable.

Número de visitas: (648)

2 opiniones en “HORRENDOUS «Ecdysis»

  1. Asqueropugnant

    El primer disco de esta gente era tremendo; melódico y frío, este nuevo disco es uno que lo voy a oir con fe, porque con el primero se la ganaron.

    \o/

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music