INTERMENT «Into the Crypts of Blasphemy»

En plena moda de imitadores de imitadores, tenemos a otra de ésas bandas que en su día sólo editaron unas demos y ahora ven una oportunidad de dar rienda suelta a su nostalgia y sacarse la espina de editar al menos un álbum que en su día no pudo ser. Este es el caso de INTERMENT, quienes editaron tres demos entre el ’91-’94 y que tuvieron realmente poca repercusión por aquel entonces, pero claro, ahora, en tiempos donde todo vale, y si eres sueco aún más, aunque la originalidad brille por su ausencia, parece que son unos de los nuevos dioses del momento. Pero para ser honestos, ésta banda lo único que tiene en común de la de hace 16 años es su guitarrista original John Forsberg, y el nombre, porque los otros tres miembros de la banda con Johan, Martin y Kenneth, todos de CENTINEX/ DEMONICAL. Sería más acertado decir que ésta banda son CENTINEX reformados a los que les han añadido a un prenda que casualmente tocó en INTERMENT.

Personalmente estoy un tanto cansado de todas éstas bandas cuyos miembros han pasado del Death Metal durante 15 años y ahora, de una forma totalmente oportunista, se apuntan al carro y tratan de sacar tajada como puedan, aunque hay que reconocer que los 3 miembros de CENTINEX no pertenecen a ése club de gente desconectada durante tanto tiempo, porque éstos siempre han estado haciendo música, ya fuere en CENTINEX y luego en DEMONICAL y aquí más bien parece que le están echando un cable a John para resucitar a la banda. Y desde luego lo hacen bien, aunque de forma absolutamente poco original.

Lo que aquí tenemos no es nada que no hayamos escuchado ya en el primer álbum de ENTOMBED, el primero de DISMEMBER o en el de CARNAGE. El círculo de influencias se limita a eso. Básicamente “Into the Crypts of Blasphemy” es un refrito de riffs, ritmos, líneas de batería, voces, sonido, producción y todo (hasta el último detalle) lo que ya hicieron las mencionadas bandas. Pero claro, con unos ENTOMBED que no terminan de enganchar el estilo de sus primeros álbums, con DISMEMBER que ya aburren y con CARNAGE fosilizados, parece que hay que renovar la sangre y desde luego que al que no le importe lo más mínimo no sólo ya la falta de originalidad, sino que una banda carezca de personalidad, encontrará en INTERMENT a sus nuevos dioses.

No me malinterpretéis, no es que me haya dejado de gustar el Death sueco, si pensáis eso, es que no me conocéis, pero lo que aquí se trata es de comentar un disco, no de lamer el culo a nadie ni de deciros lo que muchos seguramente queréis oír: que éste disco es la hostia, que es lo mejor que ha salido en mucho tiempo, que han inventado la rueda, que… no, no… hay que ser honestos y ver las cosas como son. Me gusta oír el álbum, aunque desde el punto de vista crítico, esto no deja de ser una imitación, buena, pero imitación al fin y al cabo. Luego allá cada uno con sus gustos, falta de escrúpulos o lo que sea… y por culpa de ser poco exigentes y aceptar cualquier cosa, volverá a ocurrir que la moda se pasará debido a la saturación de bandas sin personalidad y sin ganas de hacer algo que, sin tener que salirse del estilo, ni innovar, pueda demostrar algo más que el saber imitar. Y desde luego que hay bandas nuevas que saben hacerlo!!

Número de visitas: (849)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music