KATATONIA «Dethroned & Uncrowned»

Bueno, bueno, para los despistados que los hay en todas partes, podríamos empezar diciendo que esto no se trata de un nuevo álbum de KATATONIA, sino de la re-grabación de su anterior álbum “Dead End Kings” en formato totalmente acústico. Sobra decir, que si esto hubiera salido a primeros de los 90 hubiera sido todo un sacrilegio, pero hombre, analizando la evolución por la que ha pasado la banda desde el álbum de las voces limpias (Discouraged Ones) hasta nuestros días, digo yo que un acústico de KATATONIA ni es para alarmarse ni creo que vaya a pillar a nadie por sorpresa.“

Dethroned And Uncrowned” es un álbum para relajarse, un álbum para escuchar con tranquilidad y por raro que parezca, un álbum totalmente manco a la hora de señalar sus habituales entresijos compositivos. Con esta ración acústica de ingredientes ya recreados anteriormente por bandas como los geniales GREEN CARNATION o los maestros ANATHEMA, incluso podrían ganarse al oyente menos paciente, ya que en la presente re-grabación, KATATONIA han invertido sus papeles y no solo han conseguido que toda la complejidad de sus largas composiciones acabe transformándose de un plumazo en algo sencillo, sino que además lo han hecho todo mucho más directo, con una digestión más rápida e incluso apto para un público digamos mayoritario.Una de las ventajas que nos brinda “Dethroned And Uncrowned” es la fórmula efectiva que tiene para conectar con el oyente, pues a sus canciones le bastan apenas un par de minutos para llegar al corazón de los temas y todo ello, sin la necesidad de alcanzar infinidad de escuchas. “The Parting”, “Hypnone”, ”Buildings”, “Ambition” serían claros ejemplos, pues ambas van sucediéndose con infinidad de arreglos orquestrales, con mucho predominio de piano, acompañamientos femeninos, pasajes de los más relajantes y como no, con el particular careo que llevan las guitarras acústicas, que simplemente van llevando las melodías con un dinamismo de lo más natural.

El galardón de oro de este acústico seguramente pasaría por las excelentes melodías de Jonas Renkse, que una vez más sigue demostrando una versatilidad y un don interpretativo que acaba encumbrando las canciones hacia un precipicio melódico y melancólico hasta su última nota.Obviamente, canciones como “Leech” o “Ambitions” que anteriormente ya eran tranquilas de por sí, aquí llegan a cuotas mucho más pausadas y casi al borde de la balada, pero vamos, teniendo en cuenta que estamos delante de un álbum sin enchufe, sin batería y sin la esencia nata de estos suecos, pues tampoco hay mucho que rascar.A modo de kit kat musical, podríamos decir que es un álbum perfecto para contrastar los momentos diarios de brutalidad controlada, con el añadido, que seguramente ningún fan de la banda vaya a salir decepcionado, pues la verdad, con enchufe o sin enchufe, rara vez nos ofrecen algo que no desprenda esa exquisita calidad a la que nos tienen acostumbrados.Lo dicho, un acústico para disfrutarlo desde otro prisma y como no, un nuevo cruce de caminos en su fructífera y ya dilatada carrera.

Número de visitas: (384)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music