KORPSE “Unethical”

KORPSE (hol) Album Cover KORPSE (hol)
Unethical
Again Kill
Brutal Death Metal
Rising Nemesis Records
2016
CD
facebook.com/korpseSBDM
7


01. Conquer
02. Collateral Casualties
03. Incinerate
04. Deformed to the Extreme
05. Stoneage
06. Cleaning the Aftermath
07. Cannibal Warlords
08. Unethical
09. Retaliation
10. Monastery Waste
11. Eternal Misery

Formados en 2013, los brutaldeathers KORPSE constituyen un caliente y aplastante aquelarre de puro Slamming en el que asoman influencias tipo KRAANIUM, ABORTED FETUS, KATALEPSY, recordando tenuemente a bandas más recientes como ACRANIUS o INTRAVENOUS CONTAMINATION. A priori puede parecer que estamos ante un grupo más, y es cierto; tras escuchar este disco, es altamente probable que tu vida no varíe sus rutinas ni un solo ápice. Pero sería injusto no reconocer las verdaderas maldades del presente “Unethical”, segundo lanzamiento del combo holandés; porque a decir verdad, no todos los trabajos similares contienen ese “algo” que invite a escucharlo de cabo a rabo, y que evite la tentación de ocupar el tiempo en mejores quehaceres, como descubrir otra banda mayormente interesante o ir a tiro fijo mediante la amortización de tu material original, tirando de estantería. ¿Será por grupos?

Este disco es un avance respecto a su debut homónimo, suena afilado pero bestialmente impactante, como una cuchilla gigante que emite zarpazos transversales y logra encajar buenos golpes en nuestra cara a través del típico sonido de densas guitarras expandidas, cortantes y en primer plano. Sumemos una voz ajena a todo tipo de sorpresa o experimento, modulando lo justo pero con buen efecto general y a través de los típicos gruñidos e incluso diversas maneras de rugir, así como un bajo denso y profundo que rellena sin sobresalir demasiado. Las bases integran una mezcla muy apropiada, con la excepción de los platos, demasiado brillantes; pero están muy condensadas, y la batería suena totalmente real. Gran parte del mérito se debe a la cruda y potente forma de tocar del fundador Marten van Kruisjssen (NIBIRUS, HOUTWITSER), absolutamente orgánico y vehemente en sus exposiciones con el kit, tanto en lo simple como en su lado adverso.

Quiero resaltar esto último, porque si “Unethical” contuviera una batería sintética, de esas que se escuchan en multitud de trabajos del estilo y que no todas las propuestas calzan con total convencimiento… probablemente perdería algunos puntos, dada su tendencia hacia la poca originalidad, con riffs o ritmos bastante trillados, etc, y por muy duro que suene el grupo. Está claro que la sencillez, cuando va acompañada de nervio y aplomo, de humanidad y de conjunción implacable, se torna en un arma peligrosa para el oyente, absolutamente a favor del músico. KORPSE suenan como un cañón, y al margen de sus elementos reconocibles, logran mantener otro nivelado de esencias que convierten a su nuevo disco en una pieza poco complaciente, ajena a conceder treguas auditivas y muy alejada de los sonidos experimentales.

Tras escuchar el trabajo la primera vez, disfrutando de pepinos grotescos, pantagruélicos monstruos mutantes y desquiciados como “Collateral Casualties”, “Deformed to the Extreme”, el más complejo y picante “Incinerate”, puro escozor (y cierto sabor DEVOURMENT)… la sensación es familiar. Hay un poso salvaje y determinante que convence sin fisuras, aunque sin echar cohetes, no tenemos demasiadas sorpresas pero sí un grupo que pincha donde duele, basándose en los tempos Slam lentos y medios, los trémolos y los machaques planos sobre blast, Pinch Harmonics, etc. El mórbido “Cleaning the Aftermath” es un ejemplo de cerrazón y énfasis enfermizo que en ciertos tramos resulta apología del Northern Slam, algo que el track “Unethical” también se ocupa de apoyar plenamente, saturando como cálidas superplastas recién defecadas por una familia del género Corythosaurus, añadiendo el bramido de una bestia infrahumanamente descerebrada.

Retaliation”, “Monastery Waste” y “Eternal Misery” son canciones que van seguidas y se encargan de cerrar el trabajo, una buena muestra de cómo mantener el tipo en la recta final a base de ferviente intención, pequeños recursos y una intensidad creciente. Aunque también asumen tramos de mayor simpleza, logran aportar brutales picos de saturación en los que el combo se crece, sonando exacerbado. El disco alcanza aquí especiales cotas de fuerza, como un gigantesco exprimidor de sangre y médula, una repicadora de cuerpos y amasijos cuyo hedor atraviesa los bafles. Tal vez “Eternal Misery” no impacte tanto, y se torne más predecible, incluso su recurso final está muy machacado… pero sí logra proyectar la sensación ir descomprimiéndolo todo, hasta cerrar el ciclo de muerte y dar carpetazo al disco.

Esto es como todo, puede haber cal y arena… pero si es blanco no es negro. El Slamming funciona así, en la tarea de saber realizarlo de forma primigenia aunque actualizada o en distintas variantes clásicas no caben demasiadas opciones, ni siquiera mayores tecnicismos, más allá de tocar bien o como mínimo de forma mínimamente correcta. Y de paso tener algo de chicha extra, de grasilla chorreante que desborde por los auriculares y nos haga vibrar de emoción, incluso de flipe, hasta de pura risa. Sin duda, KORPSE ganan por su feroz sonido, más que por lo que hacen estilísticamente (que no está nada mal), habiendo facturado un disco muy recomendable para los que se impregnan con este tipo de bandas. La carátula de Phlegeton Art Studio es puro videojuego, digital a tope, pero muy buena y descriptiva, incluso distinta.

Número de visitas: (251)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music