LEGACY OF BRUTALITY «Giants»

El frío va haciendo mella en la piel del guerrero, a través de un aire que corta como el acero hyrkanio. Con los dedos cuarteados y sin apenas poder abrir los ojos ante la impetuosa helada enviada por Ymir, implacable deidad de las tierras gélidas, consigue a duras penas abrirse camino y acortar la distancia que le separa de las costas del norte. Su destino es muy incierto, pero un instinto salvaje e inevitable conduce sus pisadas hacia una localidad “situada” en medio de los estados de Zingara, Aquilonia y Argos… claro, hace más de diez mil años ¿a alguien le suenan estos remotos países pertenecientes a la lejana e idolatrada Era Hiboria? ¡Por Macha, a buen seguro que sí! Pero en caso contrario, esta es una oportunidad como otra cualquiera para sumergirse en el absorbente y magnético mundo del creador Robert Ervin Howard. Sin embargo, una vez despiertos y tras haber tomado un café reconfortante y despabilador, la única realidad es que hablamos de Navia (Asturias), antaño tierra de fieros guerreros astures cuyo linaje todavía se mantiene a través de hijos predilectos, elegidos por su salvaje estirpe y por el buen empleo de sus armas, en este caso compuestas por cuerdas de acero, parches y enormes altavoces: son deathers de nacimiento, y su nombre es LEGACY OF BRUTALITY. Antes de nada, aclarar que las connotaciones con el mundo Howard son producto de mi flipada imaginación (aunque alguna sorpresilla sí hay). Lo que no puede negarse es que la temática batalladora y adoradora de las guerras antiguas es una constante en el grupo.

La progresión de estos músicos asturianos es un hecho palpable, a través de su discografía van creciendo de forma sigilosa pero con pasos firmes, plasmados mediante interpretaciones fluidas y unas composiciones que conjugan la técnica con la sencillez, logrando diferentes estados de ánimo y sobre todo lo más importante: consiguiendo canciones pegadizas, de esas que tras escuchar una vez ya anidan en el oído y se acomodan peligrosamente. Al fin y al cabo, es una de las misiones de cualquier agrupación, y no todas lo consiguen. Porque no es fácil hacerlo sin vender la piel.

Podría decirse que “Giants”, segundo larga duración y cuarto trabajo oficial en la carrera de la banda, es una obra más pulida y segura. Tras el toque desperdigado de agrupaciones como HOUR OF PENANCE, ABORTED, GOREFEST o a los más fieros HYPOCRISY, junto a porciones de JOB FOR A COWBOY o DYING FETUS, aún quedan tenues rescoldos de HATE ETERNAL o MORBID ANGEL, incluso de DISSECTION y DISMEMBER. Además nos encontramos aderezos con cierto deje Death/Thrash, todo en la correspondiente afinación en Si grave. No sería justo afirmar que esto es todo lo que hay, pero sí integra buena parte del compendio, sirviendo como simple guía que indica por dónde discurre este bélico asunto musical y a su vez por dónde no navega. Tampoco sería descabellado proclamar que este trabajo es el mejor del grupo, sin menospreciar su obra anterior, así como sería injusto obviar que ante la avalancha de influencias, la frescura y la seguridad apuntan a formas bastante personales, sobre todo en determinados momentos de la composición.

Como viene siendo habitual y desde su “Path of Forgotten Souls” (2011), la edición del trabajo está auspiciada por Chief Records Limited, etiqueta creada por la propia banda para dar cabida a su material y al de otras bandas de similares características. La producción ha sido llevada a cabo por Gonzalo “Lalo” González, bajista del combo, que a su vez se ha encargado del Layout. Para la carátula y el Artwork vuelven a contar con Abel Suárez, habitual colaborador en estas lides y que para la ocasión ha vuelto a realizar un trabajo magnífico, en plena consonancia con la filosofía guerrera del grupo. Y aunque la obra que muestra la portada es notoria, me gustaría destacar el dibujo que aparece impreso en la parte trasera del libreto, por estar especialmente logrado y transmitir una sensación tan inexplicable como evidente. Abrir y cerrar. El disco se redondea con las colaboraciones puntuales de músicos que pertenecen a bandas muy afines, todos acreditados y cerrando el círculo con un broche cómplice.

El tracklist está bien distribuido e incluye la suficiente variación en cuanto a motivos como para hacerse digerible de un tirón. A pesar de todo, sin haber ningún corte especialmente flojo o menos interesante, destacaría canciones como “Emperor of a Dying Garden” (con su quedón estribillo), a su vez “Giants” (temazo), con similares motivos que evocan la onda Sweden y la veloz vena HYPOCRISY, pero sobre todo aplastantes desarrollos, técnica, buenos cambios e interpretaciones muy viscerales. “Labyrinth of Madness” tampoco se queda corto, bordoneo gordo y progresiones cromáticas bien armonizadas a golpe de kilos de distorsión y buenos cortes Breakdown, imaginativos y concisos al mismo tiempo. “Under the Hammer of Doom” es un track que se pega como el aceite, y si lo escuchas estás perdido sin remedio. Buen nivel y gran gusto por las melodías y tareas vocales, mediante un arreglo trillado pero pícaramente efectivo, que suena de lujo y hace de la armonía de su camuflado estribillo Death-melódico-blacker una baza ganadora (de tintes SPAWN OF POSSESSION), además de integrar diferentes secciones que captan la atención inmediatamente, cambiando tonalidades y ritmos a placer.

Pero hay mucho más. La propia introducción “Hostis Humani Generis” es un compendio que aúna lo acústico con lo sinfónico e incluso el aura de la Ciencia Ficción, a través de diferentes secciones y colores que se desarrollan hacia la bestial “Cathedral of Hatred”, que nos ofrece raciones de odio y bestialidad serpenteante en la onda de los italianos HOUR OF PENANCE o HIDEOUS DIVINITY. “Buried With a Brick in Mouth” también es un gran trallazo, con buena entrada de batería y más sabor exótico/Sweden, barajando a su vez otras tonalidades. Y la brutal “The Whip and the Chain” abraza el Blast beat sin piedad, dando base a los mordiscos dibujados por las cuerdas y la voz, además de contener un solo de guitarra bien trabajado y expuesto. “Pagan Hordes” se beneficia de momentos aplastantes, en forma de cortante Groove y melancólicas melodías, rebajando el nivel de toques por segundo, “Insanity Supreme” es pura onda MORBID ANGEL y “Your Kingdom Come” actúa como corte despedazador, lento trote pero sin asomo de piedad, recordando bastante a BEHEMOTH. Ambos cortes se agradecen, por dar aires diferentes a la línea principal del disco.

Como temas extra se nos ofrecen dos piezas: la primera se titula “Queen of the Black Coast”, y mediante esencias de corte vikingo en las que la sencillez gana la partida, se enzarzan en este ofrecimiento a la inmortal Belit, creada literariamente por Robert E. Howard. Sonido nórdico, a caballo entre esencias UNLEASHED y AMON AMARTH, cabalgada vikinga y el mejor homenaje para esta semidiosa de piel marfileña y labios de intenso carmesí, capitana pirata de los Corsarios Negros. Pero sobre todo, auténtica y gran protagonista (posteriormente obviada, negada y usurpada de forma obscenamente vil por la historia del Cine) de uno de los mejores relatos de fantasía heroica que se haya escrito jamás. En segundo lugar, el cover de NAPALM DEATH “Can’t Play, Won’t Play“, sabores Crust/Death/Grind para cerrar el trabajo, llevados a su terreno de forma convincente. Desde aquí invito a los posibles tiburones, si de verdad tienen agallas probarán a morder el mortal anzuelo, tan delicioso como sangriento.

A modo de nota discordante y mero trámite aunque no exento de relevancia, señalar la dificultad para poder leer los créditos en condiciones, por motivos de tamaño, estéticos y tipográficos. Pero al margen de nimiedades, “Giants” resulta un gran trabajo, realizado con garra y destreza por estos belicosos asturianos. Batallas, hombres y gigantes, autores inmortales y música para festejarlo, qué mejor excusa para escaquearse por un momento de los quehaceres diarios y degustar los manjares del norte. Ten cuidado, la maza-hacha es enorme, corta y aplasta seres de diez en diez. “Buen hombre, observa al gigante por detrás y en prudencial lejanía, desde una posición estratégicamente ventajosa y que ofrezca relativa seguridad, ante la evidencia de que en sus enormes manos despiadadas no somos sino inofensivos muñecos de blanda hojalata”.

Número de visitas: (890)

2 opiniones en “LEGACY OF BRUTALITY «Giants»

  1. Again Kill Autor del post

    Gran disco, se percibe la progresión musical del grupo y además contiene buenas canciones. Gracias por comentar, Raúl. Saludos.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music