LEGION OF THE DAMNED «Ravenous Plague»

Desde principios de los 90 y hasta el año 2005, OCCULT se hicieron un hueco entre lo más granado de la escena extrema europea. Abanderados de un movimiento Black/ Thrash hiper rápido, pronto se hicieron habituales de los mejores saraos del viejo continente. Fue entonces cuando, en 2005, la banda cambió de nombre producto de una serie de litigios, y decidió con ello dar un pequeño giro también en el plano musical. LEGION OF THE DAMNED, como pasaron a llamarse, se encuadraron desde sus inicios en un estilo más próximo al Death/ Thrash que al Black/ Thrash de OCCULT. Así ha venido siendo en todos y cada uno de los lanzamientos que la banda holandesa ha llevado a cabo desde entonces, cinco para ser exactos. Pero año nuevo disco nuevo, y en esta ocasión, LEGION OF THE DAMNED nos llegan con su sexto trabajo ya como LOTD, y parecen buscar con él un nexo con su pasado, si bien nunca abandonaron realmente sus señas de identidad. «Ravenous Plague» es su nombre, es su primer LP con Napalm Records tras abandonar la disciplina de Massacre Records y viene producido nada menos que por Andy Classen (TANKARD, KRISIUN, HOLY MOSES) en los Stage One Studio de Alemania.

Con la edición de «Descent Into Chaos» allá por 2011, LEGION OF THE DAMNED recibieron un pequeño toque de atención por parte de la crítica. Era su quinto disco de estudio con el nuevo nombre, y realmente no se apreciaba variante musical alguna. Era difícil incluso, si no estabas muy puesto, ubicar cada tema en su disco. «Demasiado igual todo» parecía ser la opinión generalizada, y eso que, a nivel de ejecución, su Death/ Thrash más cercano al Thrash no tenía tachaduras. Temas rápidos, viscerales y podridos como «Legion of the Damned», «Diabolist» o «Cult of the Dead» se han convertido por derecho propio en clásicos de su trayectoria, pero queríamos más. Algo novedoso, algo que no dejara de sonar a LOTD pero que nos acercase otra perspectiva musical de su idiosincrasia. Para la edición de «Ravenous Plague», el disco que tenemos hoy entre manos, nos prometían una pequeña vuelta al pasado, casi a los tiempos de OCCULT, con lo que parecían haber hecho caso a la masa y haberse planteado al menos un pequeño giro. Ya con el redondo girando, comprobamos que, como nos temíamos, nos han vuelto a vender humo.

«Ravenous Plague» es un disco como decíamos antes visceral, descarnado y con una dosis extra de satanismo. Es un gran álbum, no vamos a ponerlo en duda, pero es muy monótono. El tempo fluctúa entre temas de corte más machacón y lento como puedan ser «Howling For Armaggeddon» o «Summon All Hate», y temas endiabladamente rápidos, a cara de perro, tales como » Mountain Wolves Under a Crescent Moon» o «Ravenous Abominations». Entre ambos extremos se engloban los 10 cortes del álbum, sin contar la destacable intro creada por Jo Blankenburg (Los Juegos del Hambre, Harry Potter, Lincoln, Hitchcock etc). A destacar el excelente trabajo de riffeos de Twan Van Geel, que debuta a las seis cuerdas sustituyendo a Richard Ebisch, y pese a la producción, clasicista, y que otorga mucho más peso específico a la voz y base rítmica que a su labor instrumental, lo que en ocasiones se traduce en un batiburrillo sónico que derrocha decibelios pero del que no se puede sacar mucho en claro. Lo cual no tiene por qué ser malo.

La mirada atrás que se nos anunciaba desde hacía meses no es que haya quedado absolutamente en nada. Algo hay, pero poca cosa. Dos temas concretamente son lo que nos acercan un poco a los primeros OCCULT, y uno en particular el que podría hasta etiquetarse de Blackened Death/ Thrash. Es el tercer corte, «Black Baron», el que nos sorprende con un tempo endemoniadamente rápido, muy en la onda de unos DESTROYER 666 o WATAIN, que no renuncia al sello LOTD pero que incluye elementos como tímidas melodías al estilo Black Metal que nos acercan a una versión oscurecida de la banda neerlandesa. Bien mirado, el CD en su conjunto tiene esos pequeños tintes blackers que preveíamos, pero no es sino en «Black Baron» donde realmente se aprecia el cambio. Mención aparte merece también «Doom Priest», un tema que contiene un salmo inicial y una instrumentación que bien podría haber derivado en un tema al estilo REVEREND BIZARRE / CANDLEMASS, pero que finalmente tiene un desarrollo que no se sale de la fórmula establecida: thrash machacón con un marcado toque blasfemo y satánico. Pese al amago de innovar sobremanera, resulta ser de lo mejor de «Ravenous Plague».

Esto es lo que da de sí lo nuevo de LEGION OF THE DAMNED. Una buena dosis de los riffs y bases de siempre aderezada con elementos aquí y allí que acercan un poco a la banda al Blackened Deathrash que practicaban allá por sus inicios en OCCULT. Sin embargo, lo que realmente destaca del conjunto de su discografía es la forma en que han sabido labrarse una personalidad musical y como, pese a que introduzcan (pequeños) cambios, siguen sonando a los mismos putos LEGION OF THE DAMNED. Probablemente ni cautivará ni hará nuevos fans, pero supondrá una buena dosis de nueva mierda para sus seguidores.

Número de visitas: (438)

Una opinión en “LEGION OF THE DAMNED «Ravenous Plague»

  1. Pingback: LEGION OF THE DAMNED – Live at Wacken 2013 [Full show] | Xtreem Music

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music