MELECHESH + KEEP OF KALESSIN + TRIBULATION + EMBRYO – Madrid (Spa), Sala Caracol (18/05/2015)

melekeeptribuemb_08

El pasado lunes, 18 de mayo, recalaba en la sala Caracol de la capital una de las giras internacionales más apetecibles de lo que va de año, con cuatro bandas de estilos suficientemente variados como para congregar a un buen puñado de fans del Metal Extremo: MELECHESH (Isra) + KEEP OF KALESSIN (Nor)+ TRIBULATION (Sue) + EMBRYO (Ita). Buen plantel de bandas, todas con trabajo nuevo debajo del brazo y con muchas ganas de presentarlo en directo.

Antes que nada, debo decir que el día elegido para el evento fue francamente nefasto. De acuerdo con que era parte de una serie de conciertos, con fechas por varias ciudades y que hay que optimizar las rutas para ajustar costes, pero hay que ser conscientes de que, en una ciudad como Madrid, la diferencia de público entre un evento de fin de semana y uno idéntico un día de diario, es abrumadora. Así las cosas, una sala de tamaño medio, como es Caracol, en esta ocasión (y pese a la buena labor de difusión y promoción del evento) se quedó muy grande para la poca asistencia  con que contó (mucho menos de 100 personas en una sala con aforo para 500).

melekeeptribuemb_01

Los primeros en subirse a las tablas fueron EMBRYO. Cuando vi el cartel del bolo casi me da un pasmo pensando que se trataba de una reunión de los deathmetaleros suecos que en los 90 se marcaron un cojonudo Split con STIGMATA, pero no, jeje, consulta rápida al Metal Archives y veo que, de los varios grupos que comparten el mismo nombre, el logo se corresponde con una banda italiana de Death Melódico… En fin, el rollo de estos tíos, la verdad es que no estaba mal en absoluto, aunque suene un poco a refrito de bandas más conocidas del género, como SOILWORK o DARK TRANQUILLITY, pero con un punto más Groove modernete.

La formación de sexteto, con teclista incluido, visualmente era resultona y llenó el escenario de la Caracol, llevando a cabo un show bastante apañado en lo musical, aunque con una puesta en escena bastante estática y que terminó dejando bastante frío al escaso público que se congregó durante su actuación. En general vi al grupo un tanto desaprovechado en cuanto a sus posibilidades como instrumentistas, porque si bien todos ellos apuntaban buenas maneras, ventilaban los temas con un par de quintas con ritmos entrecortados como unos MESHUGGAH de andar por casa con mucha electrónica en los teclados, a lo DEATHSTARS.

melekeeptribuemb_02

El punto fuerte para mi gusto, la variedad de registros del vocalista, que hacía unos guturales jodidamente cavernosos, que alternaba con las típicas voces de rata más propias del Metalcore. De los cinco temas de los que constó el repertorio, cuatro eran de su nuevo disco, “Embryo” y eligieron para cerrar “No God Slave“, de su previo trabajo igualmente titulado. En fin, mal día para ser teloneros, con la mayoría del público aún por llegar a la sala y una acogida más bien fría por parte de los pocos presentes.

TRIBULATION afrontaban esta gira puestos en el punto de mira de gran parte de la escena, después de su reciente incorporación al roster de Century Media y la edición de su nuevo trabajo “The Children of the Night“, en el que se desvían de la trayectoria death/blackmetalera de sus dos discos precedentes para adentrarse en terrenos más “sofisticados”  de bandas como IN SOLITUDE, GHOST o incluso KATATONIA.

En contra de lo que pudiera pensarse, lo cierto es que los suecos no se centraron en el material más nuevo e hicieron un set en el que dieron importancia por igual a los temas de “The Children of the Night” como a “The Horror” y “The Formulas of Death“; un gran detalle para con sus fans “de toda la vida”, que pudimos disfrutar de temas que no esperábamos poder oír, tales como “Ultra Silvam” o “The Vampyre“.

melekeeptribuemb_03

La banda arrancó con el single del nuevo trabajo, que la verdad es que sonó de puta madre, con una banda muy entregada y una puesta en escena (llamémosla) controvertida y que se convertiría en la comidilla de la noche, haciendo que lo musical casi quedara en segundo plano. El cuarteto se presentaba con una estética “romántico-andrógina”, a medio camino entre ANOREXIA NERVOSA, HIM… y las NANCYS RUBIAS de Mario Vaquerizo. Mucha pluma, mucha pose sobreactuada y muchos morritos hacia el personal entre nubes de incienso, que aquello parecía la Semana Santa en Chueca… A ver, está claro que en Century Media hay que vender imagen y ofrecer carnaza de portadas y videoclips, pero esto lo vi bastante hortera y fuera de lugar, especialmente por parte del guitarrista rubio, que ya se pasaba con el rollo de la pose y terminó por desenfucharse el jack de la guitarra de un pisotón mientras subía la guitarra en plan héroe del Rock. No sé, seguro que habrá a quien le mole este rollo, más propio de PEREZA que de una banda de Metal, pero ellos sabrán…

cartel melekeeptribuembCiñéndome a lo puramente musical, la banda está muy en forma, clavando los temas, tanto los más nuevos y melodiosos como los más cañeros y técnicos. Quizá jugó en su contra la sonorización, que se pasó de reverb en general y dio la sensación de descompensación durante todo el bolo, con una batería muy perdida y bastante barullo de volúmenes, pero imagino que los niveles estaban pensados para una sala más abarrotada, y en aquel moento, si bien iba tomando color, aún estaba bastante desangelada. En fin, imagino que esta actuación, la más polémica de la noche, tendrá muy diferentes lecturas según a quien se le pregunte. Por mi parte (y como el que escribe la crónica soy yo, jaja), fue un buen concierto, aunque no compro el envoltorio.

melekeeptribuemb_04

Joder, una rápida salida para cervecear y sin que nos diéramos cuenta, ya estaban listos en el escenario KEEP OF KALESSIN y con la gente bien calentita. Se notaba que ya había ganas de caña y eso le vino más que bien al trío noruego. Al igual que lo que ocurriría posteriormente con MELECHESH, pero de un modo aún más acrecentado, KEEP OF KALESSIN suplían las limitaciones de lo reducido de su formación, con una batería de pistas programadas entre coros, orquestaciones, teclados, algún que otro punteo… lo que, pese a acercar la propuesta en directo de la banda a lo que podemos escuchar en sus álbumes de estudio, quita demasiada frescura a su faceta de directo, porque la mayor parte del tiempo están sonando más cosas enlatadas que las que realmente interpreta el combo.

El sonido, como no podía ser de otro modo dadas las circunstancias, impecable. Todo sonaba compacto y definido y la banda con una actitud muy Heavy, como tiene que ser: constantes molinillos de melenas, vaivenes por el escenario y mucha interacción con el público; vamos, sudando la camiseta a base de bien. Impresionante el trabajo del señor Vyl a los parches, con una sección rítmica demoledora a base de blastbeats a la velocidad del rayo.

melekeeptribuemb_05

El grupo siempre ha estado a la zaga de compatriotas suyos como DIMMU BORGIR o EMPEROR, si bien, al margen de esa faceta blacker, siempre me han recordado especialmente a los finlandeses WINTERSUN en cuanto al modo de usar las voces limpias, y en esta ocasión, más que nunca, con Obsidian Claw rasgando como un campeón. Los temas sonaron bastante más aguerridos en el aspecto vocal, ganando las voces melódicas más intensidad y mala hostia en detrimento de la la pulcritud de su versión de estudio. Comenzaron su actuación cascándose tres temas seguidos de su nuevo “Epistemology“, si bien los momentos más álgidos llegaron con cortes del “Reptilian” como “Dragon Iconography” o “The Awakening“.

Muy buen concierto el de KEEP OF KALESSIN, que se llevaron a la gente de calle y que por limitación de tiempo, que no por falta de ganas, no pudieron acceder a la petición de bises por parte del público. En estas cosas, las salas son implacables y Caracol no fue la excepción.

Se iba terminando la noche, pero aún quedaba por disfrutar una de las actuaciones más esperadas del cartel. No nos vamos a andar con hostias: MELECHESH, venían a poner la sala patas arriba y ¡joder, vaya si lo consiguieron! Los de Jerusalem plantearon un show incontestable a todos los niveles: Puesta en escena acojonante con turbantes en plan beduinos, un juego brutal de luces rojas y humo, que parecía que se había desatado el puto infierno en el escenario, además de una actitud inmejorable por parte de todo el grupo.melekeeptribuemb_06

El sonido a esas alturas de la película había alcanzado cotas muy altas, y pudimos disfrutar de una actuación perfectamente inteligible, con unos bombos demoledores y guitarras jodidamente afiladas. MELECHESH salieron a matar con “The Pendulum Speaks” y en un momento tuvieron a toda la sala botando al ritmo de su Black Metal salpicado por melodías folk. Los turbantes aguantaron en su sitio un tema y la banda afrontaba los primeros acordes de su nuevo trabajo “Enki” con las melenas al viento.

Ashmedi demostró que es un frontman curtido y se ganó al respetable, demostrando que no es necesario ser un vocalista especialmente prodigioso para ello. Con su registro blacker invariablemente chillón, escupía odio en cada sílaba, y tenía tiempo de sobra para vacilar con su buen hacer a la guitarra.

melekeeptribuemb_07

El show de MELECHESH es un ejemplo de cómo llevar todo perfectamente medido pero si hacer que suene tan artificial como en otras bandas que tiran de programaciones (véase el caso del precedente combo noruego…). Se trata de reforzar lo que está sonando por parte de la banda, pero no enmascararlo en exceso. De este modo fueron haciendo acto de aparición “enlatada” congas, sitars y otros instrumentos étnicos disparados junto con la claqueta. También entraron de este modo, cosa que ya no me hizo tanta gracia, varios coros que podía haber interpretado perfectamente el combo en directo, aunque a juzgar por el nivel de euforia del personal en estos momentos cuasi rituales, a nadie pareció importarle.

Poco más que decir a una actuación soberbia como la que se marcaron MELECHESH, donde llevaron a una sala un show digno de un “open air” (si les hubieran dejado, fijo que meten hasta pirotecnia, jajaja). Hubo alguna cagadilla técnica, como cuando al cantante se le jodió la guitarra a mitad de un tema, pero tanto el propio Ashmedi como el equipo de pipas estuvieron lo suficientemente vivos para salvarlo en tiempo récord.

melekeeptribuemb_00

Como parece que viene siendo la tónica habitual en las crónicas de saraos metaleros en la capital, la peor nota de la noche, para el público (no para el que asistió, por supuesto, sino para el que no). Señores, que estamos muy mal acostumbrados a que pasen por aquí mogollón de giras interesantes y, no voy a venir con el cuento de Pedro y el Lobo de que van a dejar de hacerlo, porque vivimos una situación global en la que hay más oferta que demanda, y si unos no vienen, vendrás otros… pero si las bandas ya no venden discos y no se va a sus conciertos… ¿qué cojones queda?

Número de visitas: (505)

Una opinión en “MELECHESH + KEEP OF KALESSIN + TRIBULATION + EMBRYO – Madrid (Spa), Sala Caracol (18/05/2015)

  1. Obszen

    La posturita y sobretodo la camisa anudada a la altura del canalillo del guitarra no tiene desperdicio. No salió Mario Vaquerizo a marcarse una jam session con ellos?????? XD

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music