MIASMAL “Cursed Redeemer”

MIASMAL (swe) Album Cover MIASMAL (swe)
Cursed Redeemer
Germán López
Death Metal
Century Media
2014
CD
www.miasmal.net
7.5


01. Cursed Redeemer
02. Call Of The Revenant
03. Whisky Train
04. Excelsior
05. A Veiled Remembrance
06. Until The Last
07. Frozen In Time
08. 2013

Segundo trabajo de estudio para esta banda Sueca, concretamente de Göteborg, cuna de una de las escenas más famosas dentro del Death Metal a nivel mundial con bandas como AT THE GATES o CEREMONIAL OATH. Sin embargo, si bien esta vertiente tuvo repercusión por introducir una vertiente más melódica a un estilo de por sí rudo y directo, hubo otra escena quizás con más peso aún dentro del mismo país, la de Estocolmo. Una vertiente anterior, más dura y brutal con aportaciones tan grandes al mundo del metal extremo como ENTOMBED o DISMEMBER entre muchas otras. Pues bien, MIASMAL pese a ser originarios de Göteborg, se decantan más hacia el estilo duro, directo y sin concesiones de la capital sueca aunque sin perder del todo algo del sonido de su ciudad natal.

La gran cantidad de bandas que intentan hacerse un sitio en el panorama del metal extremo tocando el llamado “Swedish Old School Death Metal” calcando ese mítico sonido “Sweedish Buzzsaw”, ha dado lugar a muchas decepciones, sencillamente por el mero hecho de encontrarnos bandas sin ningún tipo de carisma o sonido propios, grabando albums que más bien parecen homenajes a los grupos pioneros del estilo que trabajos propios y encima sin reflejar para nada el alma y el carisma de esa época. Sencillamente se apuntan al carro de esa moda pasajera. Afortunadamente no todo es malo. Si bien cuando una banda se anuncia como “Old School” influenciada por las raíces del Death Sueco, uno tiende a pensar “oh no, otra mas”, pero contamos con honrosas excepciones, bandas que a pesar de sonar como los primeros ENTOMBED, sí reflejan bastante bien el espíritu de esta vertiente del metal; bandas como ENTRAILS, REVEL IN FLESH o PUTERAEON.

MIASMAL suenan así, sin duda; sus guitarras tienen ese tono grave y sobre-distorsionado tan característico, riffs cortados por el mismo patrón con sus dobles bombos y los consabidos “tupa tupa” y una voz más desgarrada y macarra que la brutalmente gutural de otras bandas. Hasta aquí todo correcto, pero no hay nada que indique que no se vaya a convertir en otra banda del montón de imitadores de los metálicos años 90 escandinavos.
Afortunadamente, debo decir que MIASMAL pertenecen al grupo de gratas sorpresas que, pese a no hacer nada especial, sí suenan bastante auténticos y capturan con bastante acierto la esencia del Swedish Death Metal.

Cursed Redeemer” se compone solo de ocho temas y no lo dudéis, se hacen cortos; poco más de treinta y cinco minutos de duración, así que un noveno corte se habría agradecido. Sin embargo no deja de ser algo circunstancial y un mal menor si la calidad general a lo largo del redondo acompaña, y a pesar de momentos algo más normalitos, así es.

Abren con “Cursed Redeemer”, tema que da nombre al disco, es un tema perfecto para iniciar el ataque con un riff directo y contundente, ritmo e intensidad que no decae en las siguientes “Call Of The Revenant”, “A Veiled Remembrance” o “Whisky Train”. Hasta aquí se podría decir que tenemos la primera parte del disco, o si mas no su lado más duro. Y esto es más que nada porque, si bien estos primeros temas (quizás “Excelsior” no tanto) son más parecidos al Death made in “Clandestine”/”Indecene And Obscene”, el resto de cortes se me antojan mucho más parecidos a la época posterior al “Wolverine Blues” de unos ENTOMBED, sobre todo en temas como “Until The Last”, aunque “Frozen In Time”, “2013” (donde dejan entrever sus raíces de la zona de Göteborg) o la ya citada “Excelsior” siguen bastante de cerca esa estela. Eso no tiene por qué ser malo en absoluto, ya que siguen siendo buenos temas, pero da la impresión de perder algo de homogeneidad y hace de “Cursed Redeemer” un trabajo no todo lo compacto que podría haber llegado a ser.

En cuanto al sonido, la producción es brillante, las guitarras suenan afiladas aunque perdiendo la frescura de las grabaciones más primitivas de hace dos décadas, algo en parte más que normal, claro. La batería es contundente con un buen sonido de caja y un bombo aplastante, haciendo gala de unos bajos más que aceptables. El bajo muy bien, en ningún momento sobresale por encima de las guitarras aunque tampoco es engullido por la sobre-saturación del sonido de éstas y le otorga un sonido mucho más gordo. Las voces cumplen a la perfección su cometido, son desgarradas como las de un LG Petrov pero sin llegar a las cotas graves de éste, tampoco es que las busquen, claro. Quizás se echa en falta algo más de variedad en cuanto a registros de ésta.

En fin, un disco que, pese a que podría haber resultado sobresaliente y quizás convertirse en uno de los mejores lanzamientos del año, sigue teniendo calidad, tanto compositiva como a la hora de ejecutar cada uno de los temas. MIASMAL no hacen ni inventan nada nuevo y se podría pensar que no es más que otra banda que se suma al carro del renacimiento del sonido Estocolmo, pero la verdad es que, al contrario que muchas de esas bandas, éstos sí saben captar bastante de la esencia que hizo tan grandes a bandas como ENTOMBED. Para amantes de bandas como la citada recientemente, no lo dudéis, este disco os gustará en líneas generales. Para los seguidores del Death Metal en general, creo que es un disco muy interesante y que pese a algunos bajones en intensidad, puede manteneros enganchados al equipo de música unas cuantas semanas.

Número de visitas: (523)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music