MONSTROSITY “The Passage of Existence”

MONSTROSITY (usa) Album Cover MONSTROSITY (usa)
The Passage of Existence
Dave Rotten
Death Metal
Metal Blade Records
2018
CD/LP
www.monstrosity.us
6.5


01. Cosmic Pandemia
02. Kingdom of Fire
03. Radiated
04. Solar Vacuum
05. The Proselygeist
06. Maelstrom
07. Eyes upon the Abyss
08. Dark Matter Invocation
09. The Hive
10. Eternal Void
11. Century
12. Slaves to the Evermore

Formados en el ’90, esta legendaria banda de Florida, que nunca ha llegado a estar lo suficientemente valorada para estar en primer nivel, a pesar de que su primer álbum “Imperial Doom” con Corpsegrinder a la voz apuntaba a ello, no ha sido una banda demasiado prolífica. Unos 3-4 años solían pasar entre un álbum y otro, hasta este último, para el que se han tomado ni más ni menos que 11 años. ¿Ha merecido la pena esta espera? Bueno, imagino que sí, para los seguidores acérrimos de la banda, está claro que si, pero en líneas generales, no sé yo si este álbum aporta algo a la discografía de MONSTROSITY. Bueno, si, es un disco más.

Tengo que reconocer que la demo del ’90 y el primer álbum del ’92, me gustaron muchísimo, eran aquellos tiempos en los que el Death Metal tomaba forma y desde luego es un clásico, pero luego ha sido una banda que no me ha llegado a enganchar del todo. No me malinterpretéis, MONSTROSITY es una buena banda, eso no lo niego, simplemente digo que personalmente no me enganchaban. Aún así “Millenium” es un buen disco, aunque los siguientes no me hacían ni fu ni fa, cosa que tampoco hace este 6º álbum “The Passage of Existence”. Escuchándolo, todo está correcto, en su sitio, las líneas de batería de Lee Harrison, único miembro original, son interesantes, quizás de lo que más me gusta, los solos, muy melódicos, con Mark English (actualmente también en DEICIDE), como uno de los responsables directos, aunque la voz creo que es lo que menos me convence del álbum. Le veo unas líneas un tanto monótonas, así como poca variación vocal, se me hacen un tanto repetitivas.

Y repetitivo es como se me hace el disco; 12 temas en casi una hora de música, es quizá excesivo, aunque después de 11 años, se entiende que quieran ofrecer mucho material, pero digo yo que podrían haberse ahorrado 2-3 temas para un EP al año siguiente. Los dos primeros temas de adelanto (generalmente suelen escogerse los que más calan a primera escucha) sonaban prometedores, pero cuando escuchas 12 temas en la misma (o peor) tesitura, le pierdes el encanto, porque en este álbum realmente no encuentras elementos que te sorprendan algo. Escuchas 2-3 temas y el resto del trabajo es absolutamente igual, no se salen de unos patrones muy marcados, que, o bien te flipa mucho la banda, o te acaban aburriendo un poco.

La tónica general del álbum son medios tiempos con mucho doble bombo, muchos redobles y mucho riff ya típico marca de la casa, del que, para mi gusto, abusan demasiado y acaban haciendo que el disco te parezca todo casi como el mismo tema. Pocas partes rápidas hay, que le den algo de chispa a estos 58 densos minutos de medios tiempos. Los solos de guitarra es lo que quizá rompe esa monotonía, pero tampoco puedes cargar el peso de los temas en unos cortos solos que al fin y al cabo, sólo rellenan espacios aquí y allá. En general veo poca o nula evolución, no sé, creo que no sorprenden lo más mínimo y les falta cierta garra. Puedes escuchar el álbum 20 veces (o más), como lo he hecho yo, que te quedas igual… y mira que les he intentado sacar cosas positivas y a ver si me entraba, pero no, se queda en un quiero y no puedo… Seguramente a los fans incondicionales, a los que les de igual lo que hagan, les parecerá la hostia sí o sí, y seguramente lo sea, pero yo no soy capaz de apreciarlo, lo siento. Excelente portada, eso si.

Número de visitas: (196)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music