MURKRAT «Drudging The Mire»

Segunda invocación maligna de las brujas australianas y como no podía ser de otra forma, bajo el cobijo de Aesthetic Death, un sello que sigue subiendo peldaños en cada nueva edición. Aún con la digestion del compartido DUST TO DEARTH/LYSERGENE, es hora de rebañar a fondo con el segundo asalto de MURKRAT. Describir «Drudging The Mire» o simplemente analizar las notas que cubren su propuesta, nos llevaría a mencionar aromas de la Cold Meat Industry, véase referencias como AGHAST, NACHT y demás artistas plenamente centrados en aportar miseria tenebrosa, ceremonial siempre jugando al límite de las receta convencional.»Drudging The Mire» nos ofrece un segundo álbum lleno de virtudes, las formas y el contenido superan con creces su debut, sonando (si eso es posible) cada vez mas aterradores y malignos. Todo ello lo cazan con atmosferas inquietantes, acompañándose con uno de los instrumentos básicos que le ceden su autenticidad al completo.

Dicho instrumento pasa por las melodías hipnoticas de su vocalista Mandy, con otra aportación excepcional. Tan pronto te deja aromas en una onda IRFAN, DEAD CAN DANCE, como cae en la desesperación de unos NACHT, en cuestión de segundos. Los contrastes líricos esta vez los han explotado a mejor, presentándose mucho más subrayados y presentes, dejando un testigo espeluznante. Al igual que las voces, las programaciones no se quedan atrás, la majestuosidad que respiran cortes como «The Mighty Spires» hablan por si solas, música pura, inquietante y a la vez asfixiante. Otro buen ejemplo pasaría por la hechizante «Electric Bomb» o la infinidad de cargas ambientales que se pasean en la totalidad del álbum.Todas esas palpitaciones te podran recordar a gente como ENDVRA, el toque pianístico perturbado de DIAMANDA GALAS e incluso atreviéndose con algo devastador en una onda MZ412. En resumidas cuentas, una vez más, MURKRAT han conseguido canalizar con música sus torturadas almas de una forma excepcional.

Al igual que afirme con su álbum debut, es una gozada que «Drudging The Vein» haya sigo engendrado en un mundo modernizado, en épocas pasadas, estoy seguro que la santa inquisición no habría dejado ni rastro de tal blasfemia musical.

Número de visitas: (492)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music