NO RAZA «When Chaos Reigns»

¿Dónde cojones estaban estos tíos para que no los haya conocido hasta ahora? Si bien hace una escasa semana me sorprendía con un muy destacado lanzamiento dentro de la vorágine de títulos que este año han saltado a la palestra, hoy no puedo hacer otra cosa que acto público de contrición por desconocer a estas putas bestias pardas colombianas de NO RAZA. ¡Joder, qué puta salvajada de grupo! Meted en una coctelera a DEICIDE, CANNIBAL CORPSE, MASACRE y a nuestros APOSENTO y obtendréis algo muy similar a lo que facturan estos angelitos en su nuevo álbum «When Chaos Reign«.

Ya os podéis imaginar por dónde van los tiros, ¿no? Death Metal de corte yankee, movidito, aplastante, técnico y con un alto grado de peligrosidad para cuellos con tendencia a la dislocación. Lo primero que nos encontramos en este tercer larga duración del combo es una producción de altísimo nivel cortesía del señor Chriss Zeuss (¿os suenan SUFFOCATION, SIX FEET UNDER o KATAKLYSM? «Pos eso»): baterías demoledoras, tratadas, pero no robotizadas, guitarras y bajos con presencia abrumadora y una voz jodidamente infernal que recuerda horrores a Glen Benton. Siguiendo con «el envoltorio», la banda tiene una estética trabajada, por encima de los estándares del género de pantacas militares y camis de grupos; con unos atavíos salidos de cualquier historia distópica, a base de corazas y capas. El arte en sí del CD ya me ha parecido algo más de andar por casa, con una portada muy digital a base de calaveras, que podía haber dado más de sí.

El trabajo ve la luz por medio de una coedición entre los sellos nacionales Pathologically Explicit Recordings y The Horror Dimension (éste último, nueva denominación, tras una escisión interna, del sello Spain Death Metal, y que arranca su nueva etapa con esta primera producción).

Ya entrando al turrón, los ocho temas que componen «When Chaos Reigns» tienen una característica que me ha chocado y donde creo que la banda ha de tomar una determinación para futuros lanzamientos, que es el idioma empleado en sus letras. Si bien (según he podido chafardear por internet») en todos sus anteriores trabajos, el aspecto lírico era íntegramente en castellano, en esta nueva entrega, como ya apunta el título «When Chaos Reigns«, hace su aparición el inglés; pero no íntegramente, sino en un fifty-fifty, con cuatro temas para Cervantes VS cuatro para Shakespeare. Esto, que entiendo como una transición que irremediablemente desembocará en una futura etapa angloparlante, aquí me toca un poco los huevos puesto que es un poco «esto es lo que somos y esto es lo que queremos ser». Si la banda desea abrirse a un nuevo mercado condicionado por el idioma, está en su perfecto derecho. Qué duda cabe a estas alturas que el inglés es el idioma de la música en general y del Metal en particular. Lo que no me llena es esta tierra de nadie. Quizá no tenga mayor trascendencia (y de hecho no voy a dársela en la valoración final del álbum), pero ahí lo dejo.

Ya, por fin, musicalmente, el disco es una puta delicia: Composiciones con un tempo no muy elevado, que juegan con el peso de los riffs arrastrados y cabalgados sobre baterías aplastantes. Los temas tienen un denominador común que es la coherencia, con estructuras perfectamente engranadas, donde cada pieza está en su sitio como en un puzzle, y posteriormente se ha trabajado a fondo el aspecto técnico, con riffs curradísimos tanto a nivel rítmico como melódico a fin de jugar con armonías de ambas guitarras. Todo funciona como el mecanismo de una bomba de relojería, sonando cafre pero inteligible, con melodía pero en ningún momento empalagoso, y con complejidad técnica pero fácill de escuchar. Y sobre todo, y muy importante, no hay riffs de relleno. Durante los treinta y pico minutos de metraje, NO RAZA no sucumben a la tentación del alargar por alargar, y todo suena milimétricamente compensado, en cuanto a los pasajes puramente instrumentales, los vocales y los de guitarras acústicas o solistas.

Desde que arranca el disco con «Tiempos Malditos«, te das cuenta de que el tema es serio, con cortes directos y rotundos, y la sensación se confirma con mazazos como «Corderos al Abismo», que abre el corcho de los estribillos: una de las grandes bazas de NO RAZA, que los colombianos explotan sobre todo en la sección central del disco. No perdáis la oportunidad de darle una escucha a las brutales «Evil´s Seed» y «Contaminated Roots» (para mí el mejor tema del disco con diferencia), donde confirman estrofas aplastantes con estribillos cargados de pegadizas melodías de guitarra sobre las que flota el vozarrón del colega Juan Guillermo Cano.

Mención aparte merecen los solacos de guitarra que se casca Juan Camilo Sánchez; hipertécnicos y a toda velocidad, combinando  sweeps con un buen uso del puente flotante para lograr un resultado espectacular y que pone la guinda del pastel en un álbum digno de estar entre lo más destacado de las producciones de este trepidante final de año, donde no pocas bandas están llegando estirando el cuello para alcanzar la meta como en un puto sprint final. ¡Así da gusto, cojones!

Número de visitas: (277)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music