OPPRESSION “Scars 1988-1990”

OPPRESSION (fin) Album Cover OPPRESSION (fin)
Scars 1988-1990
Again Kill
Thrash Metal
Xtreem Music
2015
CD
facebook.com/OppressionFinland
10


01. A Majesty, A Joker
02. Alone
(From EP "Alone" 1990)
03. For No Reason
04. Within Six Walls
(From "Demo III" 1989)
05. Punishment From the Gods
06. No Day After
07. Oppression
(From "Demo II" 1989)
08. Into the Dark
09. Immortal Objector
10. Parasites
(From "Demo I" 1988)

Hay discos que merecen cierto planteamiento previo, remover nuestros sesos, y este es uno de ellos. Pues la forma en que la propia Historia reparte Justicia es tan real como posiblemente inamovible, por mucha conjetura procesada a posteriori. Aunque no irrevocable.

A través de un azar derivado de acciones y reacciones, unos suben y otros bajan, labrando caminos victoriosos o desapareciendo tras la estela del olvido y en el fragor de la Noche de los Tiempos, al margen de los esfuerzos y en función de caprichosos parámetros, tan aleatorios como firmemente establecidos. En música, los niveles no importan. Porque decide el espectador. Y cuando digo que no importan, no es porque en realidad sea así o no se valore a los buenos creadores y conjugadores de secuencias verticales u horizontales, sino porque los gustos y la percepción del oyente no dependen exclusivamente de las habilidades técnicas de un cúmulo de instrumentistas, sino más bien de cómo llega cualquier producto musical al ser humano. Y cada caso es un mundo. En entonces cuando conceptos como “Mejor” o “Peor” son tan relativos como incompatibles, pero también cuando el destino de un grupo depende de factores que ya pesan demasiado, incluso hasta llevar a su completa desaparición.

Sí, aunque no lo parezca, toda esta parafernalia sirve como reflexión hacia el caso que nos ocupa: los olvidados, o más bien, casi absolutamente desconocidos OPPRESSION (Finlandia), que a través de las Xtreem Cult Series del sello Xtreem Music ven editado todo su material hasta la fecha. Diez canciones llenas de garra y, por qué no decirlo, empapadas de un aura personal que sorprende. No solo son convincentes, sino que poder disfrutarlas una tras otra con esta calidad sonora es casi tan increíble como el hecho de encontrar una aguja en un pajar. Esta banda constituyó una rareza de la Naturaleza metálica, cuyo legado es rescatado para la posteridad, en un CD de aparente austeridad pero que contiene lo justo y necesario, y que más allá de todo tipo de datos técnicos (no menos importantes), cede protagonismo a los line-up, a la procedencia del material y a la reflexión y aporte que Luxi Lahtinen (en su día creador de portadas para ABHORRENCE, PURTENANCE , SENTENCED y más recientemente para CONVULSE), que tras exponer toda la historia y evoluciones del combo, llega a lanzar una frase definitiva (y con razón): ¿Por qué esta banda se quedó sin un contrato discográfico que le permitiera continuar? Me remito a los dos primeros párrafos.

OPPRESSION, a finales de los años ochenta, decidieron realizar un Thrash Metal de corte clásico pero sin basarse apenas en los patrones típicos o Mainstream, pudiendo llegar a asomar un híbrido previo entre SLAYER y los candentes INFERNÄL MÄJESTY del “None Shall Defy”. Y que estos, por entonces mozalbetes, se dedicasen a partir de ahí a trabajar un Thrash Metal de tintes semiprogresivos sin hacer apenas uso de la velocidad propia del subgénero y trabajando sobre medios tiempos de continuo, resolviendo la papeleta con creces, es más que llamativo. Bajo mi forma de verlo, no hacían simple Thrash, sino una especie de suerte entre el Thrash Progresivo y el Death de trazas técnicas, sin ser específicamente ni una cosa ni la otra. Un grupo en tierra de nadie, que por otra parte podría beber de bandas como MEKONG DELTA, CORONER o los citados INFERNÄL MÄJESTY, incluso muy puntualmente de bandas más conocidas como ANNIHILATOR, METALLICA o EXODUS, en sus facetas machaconas, técnicas y enrevesadas, aunque esto no son más que simples apuntes lógicos o aproximaciones orientativas. Porque sería completamente injusto catalogar a OPPRESSION a través de esta simple definición. Aquí hay algo más, sin duda, y no es sino un temple propio que tira para atrás y una hora de música, que no es poco.

Como puede comprobarse, la forma de repartir los bloques que conforman el tracklist es inversamente proporcional a su fecha de edición, algo habitual en este tipo de compilaciones, mostrando en primer plano la máxima calidad sonora o simplemente el culmen de madurez de cada banda y maximizando el impacto. De esta forma, asistimos a una pintoresca y nutrida galería de escenas e influencias, mostrando en primera instancia la plenitud del grupo y desgranando a posteriori toda su carrera, como su diésemos marcha atrás. Justo al revés de cómo pretendo desglosarlo:

En primer lugar, los tres cortes que componen “Demo I” actúan como semilla primigenia del grupo, mostrando un feroz Thrash Metal con leves trazas de complejidad, pero sin desarrollarse demasiado fuera del estilo principal. “Into the Dark” sirve como puente, un intro instrumental que primeramente evoca a los ANTHRAX de “Among the Living” pero de forma más oscura, para pasar a meternos en vereda a través de un medio tiempo machacón. De repente nos topamos con la hiperveloz “Immortal Objector”, tralla impasible de la que cae como un manotazo en todo el morro, con rapidos bordonazos en semicorcheas y esencias de tipo SLAYER/DARK ANGEL/MORBID SAINT, resultando un track completamente eficaz y al grano, a pesar de sus cambios que apuntan hacia terrenos más complicados rítmicamente, siempre bajo un prisma de absoluta crudeza. Los solos de guitarra, cícliclos e hipnóticos o simplemente descarnados y flipantes, ponen el listón bastante alto. Aún tienen tiempo para invocar aires EXODUS a través del guiño “Parasites”, sin dejar de lado las evidentes alusiones a los NASTY SAVAGE más retorcidos de “Indulgence”, mostrando con este demo debut que sabían muy bien sobre qué aguas bailar, incluso aplicando buenas dosis de personalidad.

El segundo bloque se compone de otros tres cortes, en los que a pesar de mantener trazas iniciales puede apreciarse claramente el primer paso evolutivo. Más oscuros, OPPRESSION navegan entre la sencillez impactante y la complejidad caótica, con absoluto orden y más presencia de bajo eléctrico en la mezcla, lo que otorga un inevitable toque “Tech”, dada la inquieta labor de Janne Nuotio. Aún resuena en la lejana base algo de SLAYER, METALLICA o TESTAMENT, pero las estructuras abarcan más campo, se complican sin dejar de caminar, rozando el Tech Death aunque sin llegar al toque de bandas como POLLUTED INHERITANCE o los MASSACRA de “Enjoy the Violence”. El tema “Punishment from the Gods” es brutal, pero tal vez sean “No Day After” y “Opression” las canciones que contengan el verdadero meollo de este asunto, mediante la poderosa labor de guitarras ejercida por Lare Nieminen y Marko Holstein, cuya compenetración y despliegue es una baza grandísima. Las hachas se encuentran bien separadas y se aprecia muy bien su labor dual y complementaria, cargada de armonías y arreglos. Una de ellas siempre hace base, mientras la otra ofrece dibujos o acordes, y este rol se intercambia. La propia “Oppression” ofrece ciertos pasajes que ellos denominan “acercamientos Doom”, aunque de momento parecen pesadas bases que ofrecen sabor alternativo y contrastan con el resto. Muchos medios tiempos y pocas carreras, pero muy buenas composiciones. En ambos demos, el vocalista es Santtu Laakso, y el intrépido baterista, Harry Luoma. Buena evolución en este “Demo II“.

Ahora viene la miga, las tornas cambian de forma significativa con “Demo III”. Primeramente, se sustituye al vocalista original por Mika Luoma, quien ofrece una nueva perspectiva sonora y abarca nuevos registros, en este caso bastante Thrasher pero con registros más próximos al Hardcore/Groove, integrándose de forma genial en una banda que prácticamente da la vuelta a su forma de enfocar el nuevo material… pero sin perder ciertas esencias fundamentales. Todo se complica, a través de una más compleja onda más próxima a CORORER o MEKONG DELTA, con acercamientos amalgamados tipo “And Justice For All” que se funden con tímidos aires de la Bay Area y las auras Death/Thrash/Groove. De esta forma, “For No Reason” resulta un track explosivo, sin prisas y que dinamita los cimientos anteriores, volviendo a plasmar una evolución más que palpable e incluso conteniendo dinámicas cabalgadas cargadas de leves disonancias. Sin embargo, es “Within Six Walls” la canción que con sus 10:19 minutos termina por romper todos los moldes, aplicando todo tipo de parámetros progresivos en los que evidentemente la base rítmica juega un papel importantísimo. Este track constituye toda una odisea de por sí, y contiene más música que muchos “discos” al completo. Lo mejor: sin levantar el pie del acelerador (salvo un leve tramo), establecen toda una serie de ritmos inacabables y a cada cual más funcional, tipo HALLOWS EVE del “Monument” o los de Hetfield en su cuarto registro completo. Buenísima evolución, que incluso asoma hacia trazas en las que las cuerdas se someten a ejercicios fusioneros.

Alone” fue su último material, editado en 1990 y en formato 7” EP, constituido por dos tracks simplemente geniales que abarcan todas su amplias esencias pero logrando llegar aún más allá. Por eso, cuando al pinchar este reciente compilado suena un tema tan aparentemente básico en primera instancia como “A Majesty, A Joker”, es casi imposible no sentir la poderosa huella de la fuerza del Thrash/Death, aunque posteriormente se vea mezclada con esencia Prog. Corte pegadizo, a medio gas pero totalmente incisivo, en el que las habilidades instrumentales son absolutamente evidentes, casi sin necesidad de tener que demostrarlo… aunque más bien sin cortarse en mezclar todo tipo de esencias y estilos de forma sorpresiva y puntual, pero con la máxima caña y pegada. El track “Alone” es pieza fundamental, un clímax, la última canción presentada en vida de la banda. Desarrollos progresivos, sonido y riffeos más aplastantes que nunca y un evidente afán por mostrar la faceta rítmica primigenia, a pesar de los escapes semiacústicos y que apuntan a diferentes grandes del oficio. Este corte es la constatación de que si esta banda hubiera seguido, podrían haber sido uno de los referentes a nivel mundial. Sin embargo, se deshicieron en 1992. ¿Que por qué me enrollo tanto? Porque este grupo lo vale, y la ocasión es única. El vídeo aportado no es más que una breve muestra de su curiosa propuesta.

Sentencia revocada… por fin se ha hecho Justicia (para todos). El dolor ha sucumbido, aunque la sobria y desnuda portada muestre que las llagas y heridas producidas por el ingrato olvido tardan en cicatrizar. Pero se mitigan… Ni se te ocurra perderte este trabajo, más de una hora de música comprometida y refrescante. Sí, refrescante, cruda y portadora de unas trazas de madurez para nada de extrañar en músicos pertenecientes a esas tierras y en aquella época, justo a punto de dar un salto opuesto a nivel estilístico. Y eso hace que la propuesta de OPPRESSION cobre más valor, si cabe. Un grupo aislado en una época irrepetible. Ya no hay excusas… a por “Scars 1988-1990”, calentito como un bollo recién hecho y con el sabor que solo imprimen los mejores artesanos.

El filósofo Alcemides me dijo confidencialmente, justo antes de que yo tragara la bebida drogada, que esperaba escribir un libro sobre la ingratitud como principio de gobierno, y que tomaría al rey como modelo. ¡Oh! ¡Yo estaba demasiado ebrio como para entender que trataba de advertirme del peligro!

(El tesoro de Tránicos“. Robert Ervin Howard)

Número de visitas: (375)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music