OUIJA “Ave Voluptatis Carnis”

OUIJA (spa) Album Cover OUIJA (spa)
Ave Voluptatis Carnis
Juanpa Pérez
Xtreem Music
2013
CD
https://www.facebook.com/pages/Ouija-Official/295837470433948
9


1. Lord's Prayer
2. The Serpent Calls Me
3. I'm Not Your Rescuer
4. Adversary
5. Between Candles and Skulls
6. The Blood Centurion
7. Come Thy Kingdom
8. Magma

Corría el año 1997 cuando cayó en mis manos el recopilatorio “Repulsive Assault Vol. 2“; CD editado por Repulse Records, en el que, entre varias bandas de Death Metal, destacaba la presencia en su track nº 8 de la que sería la primera y única edición de Black Metal del sello, que no era otra que el debut discográfico de los oscenses OUIJA: “Riding Into The Funeral Paths” . El tema elegido a modo de presentación en dicho recopilatorio era “Unbridled Transylvanian Passion“: todo un puñetazo en la mesa que dejaba bien claro que, a 3.000 kilómetros de los fiordos, también se hacía Black Metal, y de calidad. Poco se puede añadir que no se haya dicho ya acerca de “Riding Into The Funeral Paths“; piedra angular del Black Metal patrio, que con su letal combinación de velocidad, agresividad y melodía, sentó cátedra para cientos de bandas que surgieron a su sombra en años posteriores.

Un par de años después de la publicación de aquella obra pionera, y contando con el reconocimiento generalizado de la escena, llegaba la triste noticia de la disolución de OUIJA, en el punto álgido de su breve carrera.

Tras una década de silencio, Map y Midgard, guitarrista y vocalista originales de la banda, decidieron desenterrar aquello que fue prematuramente dado por muerto y así, en el año 2010, vio la luz vía Xtreem Music, “Adversary“; un nuevo EP de cuatro temas que mostraba a unos reformados OUIJA (con los SPELLCRAFT Fulgur y Murcilag, a la batería y guitarra respectivamente) que, aún siendo fieles al oscuro espíritu de su debut, experimentaban con nuevas sonoridades que enriquecían el estilo de la banda, dando como resultado un más que suculento aperitivo de lo que estaría por por venir.

Así las cosas, no es hasta finales de este 2013, cuando finaliza la larga espera y, por fin, tenemos en nuestras manos el esperado segundo larga duración de las hordas oscenses, titulado “Ave Voluptatis Carnis“; un regreso por todo lo alto, auspiciado de nuevo por Xtreem Music.

Ave Voluptatis Carnis” ha sido grabado y mezclado por Xavier “Terry” Esterri en los Nomad Studios de Lleida, y posteriormente masterizado por Tore Stjerna en los Necromorbus Studio de Estocolmo. Fruto de dicha unión nace esta impía criatura compuesta por ocho temas en los que se ha cuidado al máximo cada detalle tanto a nivel compositivo como de producción; dando como resultado un disco directo y compacto, sin rellenos, interludios ni rimbombancias innecesarias, en el que nos encontramos con un concienzudo trabajo de riffs a dos guitarras, agresivas pero con fuerte carga melódica y constantemente armonizadas entre sí; bien arropadas por un bajo (grabado también por Map) que, lejos de limitarse a una labor de apoyo de las tónicas de las guitarras, las complementa con la elaboración de interesantes dibujos y fraseos. La batería ha recibido un tratamiento más actual que las de los precedentes trabajos de la banda, con una mayor definición de la pegada en los parches y reducción del nivel de platos; lo que redunda en una mezcla nítida del conjunto de la instrumentación incluso en las partes de más rápida ejecución, que no son pocas precisamente. La mayor novedad, a mi juicio, reside en la voz de Midgard, que abarca múltiples tesituras que comprenden tonos medios desgarrados, apoyos guturales graves deathmetaleros, voces semientonadas o incluso totalmente melódicas, pero siempre envueltas en un halo de oscuridad y mal contenida rabia.

Abre el álbum “Lord’s Player“, un preludio en forma de crescendo con guitarras arpegiadas e intrincada base rítmica, que da forma a un lento y agónico ceremonial oficiado por un Midgard pletórico en el papel de predicador, que juega con grotescos registros vocales que recuerdan a un primigenio Attila Csihar, de los noruegos MAYHEM.

Queda claro que la banda no está para juegos en esta nueva andadura, y de inmediato arranca “”The Serpent Calls Me“”, un trallazo de directo Black/Death Metal con un pegadizo riff inicial, que a su vez constituye el estribillo del tema, el cual se va alternando con rápidas estrofas en las que destacan los arreglos de doble bombo, así como varios cambios de registro vocal, donde hacen aparición los primeros lamentos semientonados.

Estas ideas frescas y el buen uso de la melodía en la instrumentación, también están presentes en “”I´m not Your Rescuer”” y “Between Candles And Skulls””; dos perfectos singles rompecuellos, que en directo no dejarán títere con cabeza con esos estribillos, ya marca de la casa, en los que las guitarras y voz gutural van de la mano para lograr efectivos momentos perfectamente coreables, que destacan entre pasajes a toda velocidad, en los que Fulgur amenaza con reventar algún que otro tímpano con su ride.

Si bien en los citados temas está patente la influencia del heavy metal clásico en la composición de las guitarras, así como en ciertos ritmos cabalgados que se cuelan entre los blast beats puramente blackers, esto ocurre en mucha menor medida en la tríada de temas que conforman la sección más extrema del álbum, compuesta por “Come Thy Kingdom” junto con dos regrabaciones de temas ya incluídos en el EP “Adversary“: “The Blood Centurion” y “Magma“. Es en estos temas en los que OUIJA dan rienda suelta a un rabioso Black Metal con elementos Death, que cobra nuevos matices en estas nuevas versiones, sin perder un ápice de la fiereza original: furiosos acordes menores, aceleradas baterías y voces malévolas son el elemento definitorio de estas piezas, donde podemos encontrar ciertos guiños a bandas de la escena noruega, como OLD MAN’S CHILD. De los temas regrabados, destacaría la que cierra el disco: “Magma“, con su inconfundible riff inicial y sus características estrofas a medio tiempo con una vanguardista progresión de acordes, además de los épicos pasajes con voces melódicas graves.

Me reservo para el final dedicarle unas líneas al cuarto corte del álbum, titulado de nuevo “Adversary” como el precedente EP. Este es el tema que más me recuerda estilísticamente a “Riding Into The Funeral Paths“, con grandes fraseos de guitarras melódicas y que tiene en su mitad el que es sin duda el momento mágico de “Ave Voluptatis Carnis“: un apoteósico coro melódico en tonos graves, con un inspiradísimo Midgard que pone los pelos como escarpias. Tampoco tiene desperdicio el salvaje final con los desgarrados gritos de “Shaytan!” entre breaks de batería…: impresionante.

En definitiva, “Ave Voluptatis Carnis” supone una excelente vuelta a la actividad de una banda que se marchó prematuramente y que confío en que esta vez haya vuelto para quedarse; pues aquí hay material potencialmente demoledor en directo, que sería imperdonable que no sacaran en peregrinación por nuestros escenarios. Hasta entonces, seguiremos disfrutándolos en su versión de estudio… Dejémonos arrastrar por la oscuridad de OUIJA.

Número de visitas: (977)

Una opinión en “OUIJA “Ave Voluptatis Carnis”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music