PANDEMIA «Aggression Desires»

España es un país que se caracterizado por tener un escena local muy activa, si bien las bandas españolas no gozan de fama masiva, las que se mueven en los círculos underground, tienen una reputación solida a nivel mundial. Los ejemplos sobran y no es el momento de hacer una larga lista de ellos. En este contexto, la banda oriunda de la ciudad de Torrelavega (norte de España) nos manda su último trabajo que lleva por nombre “Aggression Desires”. Este disco es el cuarto trabajo de la banda, que consta de un demo, un larga duración y otro EP. Debo comentar que estos trabajos están  en español. ¿Porque menciono esto? Bueno, como observamos en el título, esté es el primer trabajo de la banda en otro idioma, lo cual, es un factor importante en el momento de escuchar el desarrollo del disco.

El primer tema que entra a nuestros oídos es “Death Expectancy”. Escuchamos  a las guitarras dar un inicio rápido, una técnica limpia y una velocidad que nos dice por dónde ira el asunto, el bajo y la batería no se quedan atrás y comienza el ataque.  Los riffs  tienen una buena ejecución y un excelente ensamble con los demás instrumentos durante toda la canción. Para  mala suerte, la voz hace un contraste claro, lo que no permite un buen acoplamiento con los instrumentos.  Ya que es (a mi parecer) demasiado aguda para el estilo de Thrash que buscan tocar. El estilo de voz me recordó mucho a los primeros trabajos de TANKARD, mientras que la música, es más apegada al estilo nuevo que se ha estado haciendo en el Thrash, dando un contraste que hace que la canción no se disfrute del todo.

EL segundo tema en la lista, es “Persecution Mania ”. Al igual que su predecesor,  los músicos no se andan con rodeos y dejan ver la furia de su música; riffs rápidos, con una buena ejecución y una clara técnica. Un bajo que se acopla de manera exitosa a sus colegas de cuerda y una batería con un doble bombo rápido que lleva y marca los cambios de ritmo de una manera bastante buena. Debo hacer hincapié, que en este tema, encontramos uno de los mejores solos de guitarra del disco. Por su parte,  la voz queda mucho mejor, encontrando un timbre y un estilo más apegado a la música,  dando como resultado uno de los mejores temas del disco.

Rápidamente, “Eat my Guts” comienza a sonar. Ahora, escuchas un tema un poco más lento que sus predecesores. A pesar de ello, la banda da un espacio merecido al bajo, que de manera clara, toma el protagonismo de la canción.  Durante el desarrollo de este tema, el bajo marca  un ritmo más relajado. Algunos riffs sencillos y solos muy cortos, son lo que aderezan este tema.  El vocalista, toma un respiro y busca llevar una velocidad acorde. En la recta final, escuchamos que la velocidad aumenta un poco dando paso a un solo de guitarra que transmite esa energía final para hacer un poco de slam. Finalmente el tema regresa a  su velocidad inicial, para dar un cierre tranquilo.

Después de este pequeño respiro, llega a nosotros el cuarto tema, que es el que da nombre al disco. “Aggression Desires” inicia de una manera tranquila, en la que vemos a los músicos darse el lujo de mostrar sus dotes. El baterista da un inicio  estruendoso, las guitarras y el bajo rápidamente acompañan,  y nos dan lo que al parecer es solo un parte aguas del algo más. El bajo suena de manera tranquila, las guitarras se lucen con algunos solos largos por escaso medio minuto, para hacer una pausa poco común. Es justo en ese momento que comienza la  violencia, el estilo da un giro inesperado y encontramos un tema que desata todo el poder de la banda. Riffs violentos y rápidos, una batería que mascara el oído y un bajo crudo y asesino.  La voz en este tema, queda relegada en un principio pero poco a poco retoma su lugar ya cerca de la mitad.  En  la recta final de la canción, la velocidad baja un poco y da paso a un solo de guitarra bastante interesante, pues la forma en que es acoplada está encaminada a resaltar la parte técnica y no a la velocidad. Esta canción cierra con un ritmo  continuo  derivado del solo dando un final súbito.

El disco termina con dos cover: “Whiplash” de METALLICA y “Zombie Attack” de TANKARD.  El primero me pareció un poco malo, ya que la velocidad de la banda hace que el tema de momentos pierda el ritmo clásico, además el estilo de voz hace que el contraste sea desfavorable. Por otra parte, el segundo tema les quedo mucho mejor, la forma y velocidad en que lo tocan y el estilo de voz,  hace que el cover suene bastante bien.

Para finalizar, PANDEMIA presenta un buen trabajo, reflejo de su dedicación y compromiso por ser una banda seria dentro de la escena local. Sin duda, el disco tiene algunos errores al momento de hacer el ensamble entre la voz y los instrumentos. Pero vaya, para ser su primer CD completamente en inglés, les quedo bastante bien, buena producción y una portada de estilo clásico dentro del genero. Habrá que tenerlos en la mira para ver que más nos pueden ofrecer en sus siguientes trabajos

 

Número de visitas: (220)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music