Raúl (MEMENTO MORI): La gente prefiere escuchar los discos enteros antes de decidir, es lo que hay

raul_memento_mori_main

Desde las entrañas del sello Memento Mori nos llega la conexión con Raúl, su creador. A continuación, el personal y visceral punto de vista de uno de los últimos románticos de la causa discográfica Underground. Palabras de gran aporte, sabias, claras y sin tapujos.

Hola Raúl, bienvenido a Perfiles Extremos. Cuéntanos cómo fueron tus primeros contactos con el mundillo musical.

Muy buenas y gracias por pensar en mí de cara a esta nueva sección.

Pues tenemos que remontarnos a 1990 más o menos. Porque asumo que me preguntas por mis inicios en el mundillo como parte activa, ¿no? Por esa época tocaba en una banda y solíamos involucrarnos más o menos en la organización de los conciertos de bandas locales en los que participábamos. Todo era nuevo y mágico para nosotros. Molaba mucho eso de ensayar, tocar, medio organizar cosas, no depender de otros si no querías… Era sentirte parte de algo sobre lo que previamente sólo habías leído o escuchado, todo eso del underground y su modus operandi. Hasta entonces lo máximo que había hecho es intercambiar cintas con colegas y con alguna que otra persona de otros países, así que todo aquello supuso un gran cambio para mí y para el enfoque que tenía sobre muchas cuestiones, no sólo musicales.

Respecto a tus experiencias en bandas musicales, ¿podrías contar las más relevantes, y por qué dejaste ese ámbito?

En realidad sólo hay una relevante: Sacrophobia. Estuve berreando en la banda durante su primer par de años de existencia, entre 1990 y 1992. Grabé la demo “Only Death Is Irreversible” y toqué en cuatro conciertos. La última vez que toqué con ellos compartíamos cartel con Postmortem y Fermento. Los primeros quedaron bastante impresionados con mi voz (estarían borrachos) y cuando se enteraron poco después de que había dejado Sacrophobia, me propusieron entrar en la banda porque querían darle una vuelta de tuerca más cañera a su Thrash Metal à la Overkill/Testament. Ensayé con ellos un par de meses y la cosa pintaba bien, pero un día decidieron cambiarse a un local de ensayo a tomar por el gran culo de donde yo vivía, y pasé del tema. No grabé nada ni llegué a tocar en directo con ellos. Por eso no puedo considerarlo algo relevante. Después de eso tuve un par de intentonas de hacer alguna otra cosilla, pero no fructificó ninguna de ellas, así que acabé desechando la idea de volver a hacer música nunca más. Veinte años después sigo pensando igual. Ni tengo ganas, ni habría tiempo aunque las tuviese.

“Back in Black”, “Killers”, “Rising” ¿Con cuál de estos clásicos te identificas más?

piece_of_mindNunca me dio por profundizar en Rainbow más allá de las canciones archiconocidas (“Stargazer”, “Long Live Rock’n’Roll”, “Man on the Silver Mountain”, “I Surrender” y tal), así que me temo que no puedo hablar con propiedad de ninguno de sus discos. Y de AC/DC no me interesa nada post-Bon Scott (¡viva el Blues macarra, alcohólico y carcelario con Bon!). Me quedo con “Killers” a pesar de que no es mi favorito de Maiden. Ese puesto lo ocupa “Piece of Mind”.

¿Cuándo y por qué decidiste crear tu propio sello discográfico?

Allá por el año 2000 empecé a trabajar para un sello/distribuidora de Hardcore llamado Soulforce Records/Generator y me gustó muchísimo la experiencia. Ya trabajando para ellos empecé a pergeñar la idea de montar mi propia historia, pero opté por no hacerlo para evitar posibles conflictos. Fue a finales de 2003, cuando ya no trabajaba para ellos, cuando decidí lanzarme al ruedo y monté Acoustic Trauma Releases. Mi idea era montar un sello en el que tuviesen cabida prácticamente todas las tendencias extremas o underground que siempre me gustaron: Death, Grindcore, Crust, Hardcore rápido, Doom, Industrial, Sludge, Thrash… Lamentablemente tuve problemas económicos serios tras el fiasco del Trauma Fest 2005 y sólo llegué a editar un CD, a una banda sueca de Grindcore llamada FromTheAshes. El resto de ediciones que tenía confirmadas (los stenchcorianos polacos Filth Of Mankind, los deathgrinders suecos Exhale y los por entonces crusties japoneses Beyond Description) o en pleno proceso de negociación (por ejemplo los death metaleros catalanes Carrioned o la reedición de “Matrix”, el segundo disco de los legendarios británicos Prophecy Of Doom) se quedaron en el tintero. Pero siempre tuve el pensamiento de volver a intentarlo más adelante, cosa que finalmente sucedió en 2010 con Memento Mori. Me encanta esto de editar, distribuir, estar en contacto con otros frikis melómanos, aportar mi pequeño granito de arena en la perpetuación de algo que llevo muy dentro… Y sobre todo hacerlo por y para mí mismo, con mi propio criterio y sin depender de nadie salvo de aquellos en los que tengo que delegar labores por no saber hacerlo yo mismo.

Cathedral - Forest Of Equilibrium - Front¿Qué tres discos cambiaron tu vida para siempre, en cualquier etapa?

Van a tener que ser cuatro, jeje. Por orden cronológico: “Creatures of the Night” de Kiss, “Master of Puppets” de Metallica, “From Enslavement to Obliteration” de Napalm Death y “Forest of Equilibrium” de Cathedral. El primero fue el que definitivamente me hizo bucear en el Hard-Rock y el Heavy Metal; el segundo fue pieza clave, junto a otros (pero es “Master of Puppets” el que más me marcó y el que de hecho considero mi disco favorito de todos los tiempos, independientemente de géneros y tendencias), a la hora de descubrir un nuevo mundillo de velocidad, rabia y agresividad, que encajaba perfectamente con mi naturaleza y mi forma de ver el mundo; el tercero fue el que me hizo ver que aún se podía ser más rápido y más extremo, y que además me abrió los ojos a una forma distinta de enfocar la industria musical en la cual profundicé gracias a discos como éste y algún otro de bandas como Amebix, Extreme Noise Terror o Doom; y el cuarto fue la prueba definitiva de que la lentitud y la atmósfera también podían procurarme mucho, muchísimo, disfrute.

¿Puedes contarnos algo acerca de tu experiencia organizando festivales musicales?

Básicamente que es algo muy duro y estresante para un obseso, control freak, detallista, responsable y perfeccionista como yo. Invertí o me costó mucha ansiedad, mucho sudor, mucho dinero, mucho tiempo e incluso lágrimas. He intentado quedarme con lo positivo, que indudablemente lo hubo y bastante, en especial el haber conocido a, o trabajado con, gente maravillosa (músicos, asistentes, amigos que se volcaron en ayudar…). Pero siempre acaba imponiéndose lo negativo y, sinceramente, no tengo intención de volver a pasar por todo ello. Ni mi salud (especialmente la mental) ni este país merecen que nadie serio y organizado se arriesgue a montar un evento realmente especial. Así de claro. Por lo tanto, nada de volver a organizar conciertos, festivales o giras para mí.

acrostichon_engravedDe todos los trabajos que has editado ¿cuál es el que más te ha marcado o te ha hecho sentir especial orgullo?

Estoy orgulloso de todos y cada uno de ellos, desde aquel de FromTheAshes del que te hablé antes, hasta el último que haya editado en Memento Mori. De no ser así, no habrían llevado el logo de uno u otro sello. Pero siempre hay componentes emocionales que hacen que haya algunos más especiales, que no mejores, que otros. Personalmente me resultó tremendamente especial el de FromTheAshes, no ya por ser lo primero que edité en mi vida, sino porque son unos chavales fenomenales con los que además tuve la oportunidad de compartir varios y alocados días en la carretera. También el poder haber reeditado dos discos que siempre adoré (“Zzooouhh” de Delirium y “Engraved in Black” de Acrostichon) y el poder haber trabajado y crecido como sello junto a Ataraxy, a los cuales también adoro aunque les guste demasiado el licor café, jajaja.

¿Qué opinas sobre el obsoleto papel que continúan jugando las entidades de gestión de derechos de autor?

Me traería sin cuidado de no ser por el hecho de que esas alimañas carroñeras intentan lucrarse incluso de personas que no comparten su visión del asunto y que no están ni dadas de alta en sus ficheros. Entiendo y respeto a los artistas que sientan la necesidad de registrar sus creaciones pero, ¿por qué deberían esas entidades mafiosas aprovecharse de aquellos que no sientan esa necesidad? O incluso más allá: ¿por qué cobrar un canon por organizar un concierto de bandas que no les “pertenecen”? ¿A cuento de qué se cobra también un canon por pinchar una canción en una emisora de radio, en un garito o en una boda? ¿Por qué se grava el precio de un simple CD-R del que no se tiene certeza de que vaya a usarse con fines ilegales? Es todo un cúmulo de intereses bastardos en el que el artista/creador pinta nada y menos, y lo que importa es llenarse los bolsillos a costa de quien sea y de lo que sea. Es obsceno que exista algo como la Sociedad General de Autores Españoles. Debería bastarnos con el Registro de la Propiedad Intelectual, en el que los artistas/creadores que así lo desean dan de alta sus creaciones para que no sean rapiñadas por otros por la cara. Pero claro, eso sólo protege. No da dinero. He ahí la clave. El chiringuito que tienen montado algunos artistas y sus cómplices gestores bajo el nombre de S.G.A.E., con la complacencia y el cobijo que les proporcionan los distintos gobiernos que han pasado y seguirán pasando por la poltrona, es tremendo. Hatajo de mierdas. Ojalá algún día dejase de existir, pero no creo que estos ojitos lo vean jamás.

Cita dos escritores cuya obra te haya marcado especialmente.

lovecraftH.P. Lovecraft y Gabriel García Márquez. El primero me encandiló cuando leí “Ciclo de Aventuras Oníricas de Randolph Carter” a unos tiernitos catorce años y me convertí en un devorador compulsivo de sus ensoñaciones y de su cosmogonía de Arquetípicos, Primigenios, Profundos y demás fauna. De hecho es el culpable (junto a otros escritores de estilo recargado y cuasi-poético como Borges o Goethe) de que muy a menudo, en especial cuando escribo, parezca un pedante que se enreda en mil y una florituras. Y el segundo fue un prodigio de ritmo narrativo y de naturalidad en sus relatos, incluso ficcionando, que es algo paradójicamente opuesto al estilo de Lovecraft. Supongo que esto, y alguna cosa más que me reservo, me hacen ser más contradictorio de lo que me gustaría reconocer, jeje.

Hasta hace poco existía la queja de que los discos estaban gratis en la red, pero ahora las bandas los “regalan”, mediante streaming… ¿cuál es el siguiente paso de un grupo, o de un sello, para adaptarse al mercado, publicitar y poder vender un CD a un público que cada vez dispone de más información y menos tiempo?

Éste es un tema un tanto delicado. Para empezar, soy anti-descarga pero no anti-streaming. No soy anti-streaming por una muy sencilla razón: es virtualmente imposible evitar la piratería en la red, así que ya que no se puede evitar, no me parece mal el dar a la gente la oportunidad de escuchar la música de un modo autorizado (por banda y/o sello) y con buena calidad de audio. Yo no lo hago pero no me parece algo necesariamente negativo. Es más, me parece un recurso promocional acorde a la filosofía de hoy en día: ofreces un streaming para que la gente escuche y decida si quiere comprar o no el disco en cuestión. Eso le resta magia a lo de comprar casi a ciegas, guiándote por reseñas, opiniones de amigos o de la escucha de un solo tema en un programa de radio, pero bueno, eso es cosa mía porque no soy de los que se quejaban por haber comprado un disco de ese modo y después encontrarte con que era un truño. Ya sabía que corría ese riesgo y lo asumía. Ahora mucha gente prefiere escuchar el disco entero antes de decidir (lo cual también tiene que ver con la barbaridad de oferta que tenemos hoy en día) y es lo que hay. OK, sin problema. De lo que no soy partidario bajo ningún concepto, es de las descargas. Ni tan siquiera de las descargas de pago oficiales y autorizadas. Ojo. No critico a quien lo haga. Sólo digo que yo paso de mercadear con archivos informáticos. Me parece muy lícito y respetable que otros se adapten a los nuevos tiempos, pero yo paso. Ni soy ni más auténtico ni más nada por ello. Como mucho seré un cabrón anacrónico abocado al fracaso por no ceder en eso y seguir emperrado en trabajar sólo con formatos físicos. Pero por volver a lo del streaming… Ha habido bastante gente que me ha aconsejado, o incluso pedido, que monte un bandcamp del sello en el cual poder escuchar íntegramente todas nuestras ediciones. En principio soy reacio a ello. Pero no quiero descartarlo al 100%. Lo que tengo meridianamente claro es que sería sólo streaming. Nada de descargas. Ya veré qué hago o dejo de hacer. De todos modos la mejor promoción, al margen de épocas y lugares, siempre será asesinar/apalear a alguien o quemar iglesias/biblias. Eso garantiza décadas de circo exitoso y atención permanente por parte de medios y seguidores.

¿Jeff Hanneman?

Sería un necio si negase el papel fundamental que las composiciones de Jeff jugaron a la hora de influenciar gran parte de la música que me gusta y que escucho, y si no le reconociese por ello. Amén de haber escrito un buen puñado de canciones que forman parte de mi universo musical más preciado. Pero lo que sí soy es un iconoclasta. La gente que tiene mi respeto lo tiene porque también me lo brinda, o porque su pensamiento/modus operandi fue o es vital a la hora de construirme a mí mismo como individuo. A Jeff sólo le traté dos veces, resultando ser un borde en toda regla, por lo que no puede formar parte del primer grupo. En el segundo sí hay algunos músicos, pero son letristas o gente que funciona o ha funcionado lejos de los típicos mamoneos de la gran industrial musical.

ataraxy_mcd¿Qué valoras en los grupos, principalmente, para que entren a formar parte de la etiqueta Memento Mori?

Que sean gente sencilla y humilde, con los pies en la tierra y sin egos de estrellita; que su música encaje en los parámetros estilísticos del sello; y que tengan ya un cierto nivel compositivo/interpretativo. Por ese orden. Bandas que puedan cumplir dos de esos requisitos pero a las que les falte el tercero, no serán editadas por Memento Mori jamás. O no volverán a ser editadas por Memento Mori jamás.

¿Cuál fue el último concierto al que has asistido, y a cual no has podido ir, a tu pesar?

Mañana asistiré a uno de Nominon + Graveyard + Oniricous + Mass Burial, así que ése será el último al que haya asistido cuando se publique este cuestionario. No he podido ir a muchos, demasiados para intentar mencionarlos todos. Pero si ha habido uno al que realmente me jodió no poder asistir, ése fue el de Black Sabbath en Donosti, hace dieciséis años. Ahora ni tan siquiera toca Bill Ward con ellos, así que mucho me temo que la frustración por no haber visto a una de mis bandas favoritas de todos los tiempos me acompañará hasta que me incineren.

Respecto a las portadas de Metal Extremo… ¿tienes algún dibujante favorito o especialmente destacado?

Hay portadistas actuales que me gustan mucho, como los artistas con los que suelo trabajar en Memento Mori (César Valladares, Igor Mugerza y Vincent Helmkamp), Putrid Matt, Raúl González, Juanjo Castellano, Mark Riddick, Daniel Corcuera… Pero soy un tío de casi cuarenta y dos años. Las portadas que realmente me marcaron son las de discos de cuando era más jovencito, las de Ed Repka, Pushead, Dan Seagrave, Derek Riggs, Larry Carroll, Joe Petagno, Vincent Locke… Lo esencial para mí es que sean portadas hechas a mano, aunque después puedan tener algún retoque infográfico. Eso de portadas íntegramente hechas a ordenador no va conmigo y de hecho no me pegan para el tipo de música que más me gusta, orgánica y sin producciones excesivas.

Apocalypse NowDifícil pero no imposible: cita un libro, una película y un disco…

Ya sería difícil elegir cinco, con que imagina sólo uno, jajaja. El disco lo tengo claro: “Master of Puppets”, de Metallica. La película yo creo que también: “Apocalypse Now”, del maestro Coppola. Lo del libro ya es más complicado… Mira, voy a decir “El Caballero de la Armadura Oxidada”, de Robert Fisher. Dentro de una hora seguro que te diría otro, pero esa breve y sencilla metáfora novelada realmente me llegó muy dentro en su día.

¿Hay alguna banda que te hubiese gustado editar o reeditar, y por cualquier motivo no ha podido ser?

Muchas. Y cuando digo muchas, me refiero a muuuuuuuchas, tanto ediciones de bandas actuales como reediciones. Pero es normal. Es bastante usual que tu interés llegue tarde porque ya se comprometieron con otro sello. Fastidia pero tampoco demasiado. Lo que sí jode es tener una edición anunciada durante meses y que, de repente, un día la banda decida dar marcha atrás (por razones absurdas, se entiende) o que incluso deje de contestar a tus mensajes, dejándote con el culo al aire y cara de gilipollas. Eso me pasó con un par de bandas cuyo nombre no me apetece escribir, la verdad. Quien haya seguido a Memento Mori durante un cierto tiempo, sabrá perfectamente de qué bandas se trata.

¿Quién es tu músico favorito?

Mi músico favorito es uno que tiene el talento compositivo de Tony Iommi, la brillantez letrística de Martin Walkyier (de los británicos Sabbat), el humor negro y el sarcasmo de Peter Steele (Carnivore/Type O Negative), la técnica puesta al servicio de la sensibilidad de Joe Satriani, y el carisma de Ronnie James Dio. Lamento hacer esto pero es la única forma de salir airoso de una pregunta imposible de contestar, jeje.

¿Qué piensas en voz alta, cuando ves el panorama al que estamos sujetos en España?

Que ojalá hubiese podido seguir ganándome las lentejas en Helsinki y no haber vuelto al norte de África salvo de vacaciones. Pero esto ya lo pensaba en 2006, cuando tuve que volver de allí y dos años antes de que reventase la crisis. No creo que haga falta que diga mucho más, a no ser que quieras que escriba un ensayo sobre la idiosincrasia del pueblo español, y del latino-mediterráneo en general. O sobre cómo todo esto no es más que la conclusión lógica de un virus letal que nos hemos dejado inocular durante décadas hasta que la enfermedad se volvió sistémica y poco menos que irreversible, porque siempre permanecerá en nuestro organismo aunque sea de forma latente. En otra ocasión quizá.

Gracias Raúl, ha sido un placer tenerte en la sección

De nuevo gracias por la entrevista, perdón por la diarrea verbal y un abrazo.

Entrevista realizada por Again Kill

Número de visitas: (847)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music