RESISTANCE «The Seeds Within»

Y desde Bélgica, más Brutal Death Metal. RESISTANCE llevan diez años conformados, y para esta ocasión presentan su quinto larga duración, que verá la luz en noviembre a través del sello americano Pavement Entertainment. Ellos mismos se definen como una banda de Deathcore, aunque esta tendencia se ve más acusada en unos temas que en otros.

The Seeds Within” es un correctísimo disco de Brutal Death, con cierto tinte Blackened y auras Core, ok, pero que se mueve entre la onda de bandas como VADER, UNLEASHED, SOREPTION, aunque tenga ciertas trazas de JOB FOR A COWBOY o THE BLACK DAHLIA MURDER y similares, incluso algunas pinceladas Hardcore/Groove del tipo INTERNAL BLEEDING. No es que mantenga la línea estilística de ninguna de ellas, pero la afinación grave y base de la que disponen en ocasiones, combinada con otras partes más comunes en las bandas Death/Thrash, crea un híbrido interesante y extremista, pudiendo evocar sensaciones familiares, por momentos. Tampoco es un grupo específicamente técnico en el sentido literal de la palabra, las ejecuciones muestran precisión (al menos, la edición final así lo indica) y el sonido es muy bueno, registrado en los Noise Factory Studios, situados en su país de origen. La grabación ha estado a cargo de Gérald Jans, pero la labor de mezcla y masterización se debe a Mr. Zack Ohren… así que ya sabes de antemano que lo que tenemos aquí abrasará tus altavoces y sonará de lujo.

Estos belgas consiguen combinar secciones melódicas con ritmos que apuntan hacia el sonido afilado de los breakdowns, pero más livianos y de aspecto Death. Buenos temas son “Diabolical Obsession”, muy europeo, que mezcla velocidad y rabia, “Purgatory”, más vikingo que el resto y con toque Poland/Sweden, o la propia canción introductoria, “Cross the River”, en la que aúnan muy bien todas las tendencias, con predominio del Death /Thrash. “Apocalypse” es más Groove/Core, sin pasarse, aunque también aporta buenas secciones trémolo muy rápidas, a modo de transición y a su vez combinándose con potentes y marcados breakdowns. “Antithesis”, pieza que cierra el disco, combina muy bien las secciones Core con las melodías y las voces muy alargadas sobre colchones de distorsión. El propio tema título, “The Seeds Within”, se erige en un monstruoso engendro Death/Black, resultando uno de los cortes más apetecibles y comerciales en el buen sentido de la palabra, a mi juicio, con gancho y diferente. Y el track ganador es… “The Gift To Inherit”. O por lo menos podría serlo, por sus buenas combinaciones y fuerza en general, así como su final bien contrastado y perfecto.

En definitiva, «The Seeds Within» es un disco variado, que toca todos los palos y no se rige por ninguna norma en concreto, a pesar de cierta impronta o tendencia hacia lo angustioso y desgarrado. La portada es atractiva y resulta completamente adecuada (obra de Burn Your Desing), con lo que el plato está servido. Buena banda, buen disco, que sin ser la panacea cumple las expectativas. A veces (y como se suele decir), menos es más. He aquí un trabajo que posiblemente sintetiza ese espíritu.

Número de visitas: (386)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music