RETROFAITH «Crossing the Final Path»

En estos tiempos en los que, musicalmente, ya está prácticamente todo inventado y la innovación pasa inevitablemente por la fusión de estilos (y en otras ocasiones por la mera invención de etiquetas cada vez más largas pero, paradójicamente, más ambiguas e inútiles a la hora definir el sonido de los grupos), es agradable encontrarse con propuestas como la de los madrileños RETROFAITH.

La banda vuelve a la vista atrás, para hacernos retroceder 30 años hasta los días de grupos pioneros como VENOM, BATHORY o HELLHAMMER/CELTIC FROST, quienes durante los 80 y principios de los 90, parieron trabajos crudos y agresivos, que hoy por hoy son indiscutiblemente considerados cuna del Metal Extremo.

Así, en la línea de las bandas mencionadas, el estilo de RETROFAITH es un híbrido de Thrash Metal y Black iniciático, con pinceladas de Speed Metal, que bien puede recordar a grupos como AURA NOIR o SARCOFAGO; todo ello aderezado con reminiscencias de Heavy Metal clásico, en su rama más oscura, al estilo de MERCYFUL FATE.

RETROFAITH iniciaron su andadura en el 2005, de mano de Ares y Erik, de WOLFENCROSS, si bien el proyecto no arranca definitivamente hasta el 2010. En la formación actual de la banda, Ares se encarga de las labores vocales y teclados, secundado por Jhony y Berto a las guitarras y Miguel (ELDERDAWN) al bajo. En el trabajo que hoy nos ocupa, «Crossing The Final Path«, la batería ha sido grabada por Juan, de la banda MATADERO.

«Crossing The Final Path» es un EP de seis temas, que supone el segundo trabajo de estudio de RETROFAITH, tras su debut en 2011 con la Demo «Necrometal» (la cual se incluye íntegramente a modo de bonus track, acompañando a esta nueva entrega.

El EP ha sido grabado en los Wolfpack Studios por Iván Lobo, que ha dotado a los temas de un aire añejo y orgánico, con una producción premeditadamente lo-fi, que va como anillo al dedo al estilo crudo y desgarrado de la banda, aunque en ocasiones la mezcla resulta algo caótica y se echa en falta algo más de definición en el sonido. Resulta paradójico en ese sentido, que los temas de la demo estén notablemente mejor producidos que los del EP, pese a estar grabada por la propia banda sin apenas recursos técnicos.

Entrando al trapo con el disco, lo que más destaca desde las primeras escuchas en la propuesta musical de los madrileños, es la variada labor vocal de Ares, que fluctúa entre los registros rasgados puramente blackers y las voces agresivas en tonos medios (que irremediablemente recuerdan a vocalistas como lo Cronos, Tom G. Warrior o incluso un primigenio Chris Boltendahl de GRAVE DIGGER), así como multitud de vocecillas «fantasmagóricas», influencia directa de Mr. King Diamond. El trabajo instrumental de RETROFAITH a las cuerdas y parches, es puro macarreo rompecuellos, con alternancia de ritmos a base de bombo-caja, rápidos blastbeats y fraseos a medio tiempo; con predominancia de riffs a altas velocidades, en los que la actitud y mala leche priman sobre la obsesión por la ejecución técnica.

El EP arranca con el tema que le da título: «Crossing The Final Path«, en el que la banda muestra un amplio abanico de sus recursos sonoros: introducción atmosférica de teclados, guitarras acústicas y una debacle de Thrash/Black Metal de afiladas guitarras y voces rituales, donde destaca una inspirada parte central atresillada, con buen juego de armonías entre guitarras y bajo.

«Morbid Screams» y «Demon´s Mask» son dos un trallazos de Thrash, en los que tienen cabida riffs a degüello, con alternancia de medios tiempos, muy a lo HELLHAMMER, con un buen trabajo de voces, salpicadas de efectos puntuales.

«No Sunrise… In This Darkness» es el tema que más destaca sobre el conjunto, al tratarse de una canción semiacústica, con voces limpias que poco a poco va ganando intensidad y agresividad, hasta desembocar en unos últimos minutos de intenso guitarreo con fraseos muy heavies. Lamentablemente, es en este tema donde la producción queda más evidencia y juega una mala pasada a la banda, pues las múltiples líneas de guitarra solista que van acompañando las progresiones vocales del tema, se comen la línea principal y en ocasiones parecen chocar con las melodías de Ares.

El último tema como tal es «Mournful Sounds«; para mi gusto, el mejor del EP. En él, la banda se despide con una buena dosis de Thrash/Death con buenos riffs y pegadizas líneas vocales, entre las que destaca su gran estribillo. Sin duda, el mejor momento de este «Crossing The Final Path«, pues resume a la perfección las mejores virtudes de la banda en un trallazo breve pero intenso.

Como decía, «Mournful Sounds» era el último tema como tal, puesto que «Ad Umbras«, el broche que cierra el trabajo, es una otro orquestal. Una composición para piano cuerda y coro, oscura e inquietante, que parece sacada de la BSO de una película de terror; en la que Ares combina acertadamente coros fantasmagóricos e invocaciones en latín con voces procesadas, que me recuerdan ligeramente a la experimental «Puritania» de DIMMU BORGIR.

En resumidas cuentas, estamos ante un buen trabajo el de estos madrileños, que han sabido evolucionar a terrenos más agresivos y variados, respecto de su demo debut, lo que deja patente que hay una buena dosis de inconformismo y trabajo detrás de estos temas. Espero que para su próxima grabación, la producción esté más de su lado y les permita plasmar de una forma más definida su actual sonido. Hasta entonces, no les perderemos la pista.

Número de visitas: (419)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music